SOS 4.8 2013 (viernes): The XX y Crystal Fighters brillaron en el arranque del SOS 4.8

Entre palmeras, sol y asfalto, los barceloneses Dorian dieron el pistoletazo de salida a la sexta edición del SOS 4.8, inaugurándose con él la temporada de festivales. Con un modesto presupuesto y un cartel pensado al milímetro, The XX, Crystal Fighters y Bloc Party cumplieron rigurosamente con las expectativas de los asistentes a la primera jornada de conciertos.

El sol ya se estaba escondiendo cuando los hermanos Axel y Pål Vindenes tomaron el escenario Estrella Levante. Sin embargo, el teclista del conjunto nórdico Kakkmaddafakka, Jonas Nielsen, debía de estar muy acalorado, pues terminó el concierto en calzoncillos. Los noruegos ofrecieron un espectáculo cargado de buenrollismo y ritmos frenéticos con temas como Make the first move, la conocidísima Restless o la versión improvisada de Halo, el éxito de Beyoncé, cantada en un arrebato por uno de los coristas.

Tras la eufórica tormenta musical de los de Bergen, vino la solemne calma de The XX. El trío londinense logró transformar la inmensa explanada del escenario principal en un espacio íntimo gracias a la contundencia sonora de su hipnótico electropop. Con la sobriedad que caracteriza a su puesta en escena, bajo y guitarra, Oliver y Romy, dialogaron y se susurraron melodías delicadas y cargadas de dolorosa belleza. En segundo plano, guiando la conversación, el brillante Jamie Smith y su mesa de mezclas. El recinto se cubrió de un halo casi religioso con los fieles de la doble equis coreando emocionados la televisiva Crystalised o la sobrecogedora Angels, hit que puso el broche final a la ceremonia.

El de Bloc Party fue el concierto más irregular de la noche. El público vibró y se dejó los tobillos saltando al son de éxitos de antaño como Banquet y Helicopter. No obstante, en más de una ocasión, Kele Okereke (cantante) se vio obligado a animar a los asistentes, que se mostraban indiferentes ante el resto de su repertorio. Una de sus estrategias para llamar la atención del auditorio fue introducir Flux con algunas frases del We found love de Rihanna.

Ya bien entrada la madrugada, Murcia recibió a los esperadísimos Crystal Fighters. El eclecticismo de su propuesta, que mezcla sonidos propios del folclore vasco con música electrónica y rock, hizo bailar al unísono a miles de festivaleros que ya apuraban sus últimas energías. Los londinenses tocaron por primera vez en España algunas canciones de Cave rave, su segundo disco, que saldrá a la venta el 27 de mayo. Junto a novedades como Wave, sonaron, batería y txalaparta en mano, las ya clásicas I Love London, Solar SystemPlage.

Más de Raquel G. Ráez

Pre-estreno en Madrid de la ópera prima de Dominga Sotomayor: De jueves a domingo

“Unas vacaciones que cambiarán a una familia por siempre”. En esta sentencia...
Leer más