Sense. Directo. Desert+ Gluekids

DESERT

No pienses. Vino blanco. No pienses. Madrid en Navidad. “Qué bonito es“. Las luces. Sic. Calles mojadas. Taconeo. 

Sala Siroco. Entramos. El portero me encara y me dice que a qué venimos. Pienso, ¿es una pregunta trampa? ¿Al concierto?, respondo. Bajamos. 

Suena la banda sonora oficial de una película, una road movie de tintes retro futuristas, nunca terminada. Máquinas, secuenciadores, guitarras, loops. Ella se pregunta si hay gente que en su casa se pone esto. Hay unas 15 personas quietas mirando fijamente el escenario. Le digo que sí, que yo lo he hecho y está bien. Gluekids cuenta con Lucas Bolaño a la guitarra y loops. Apague el cerebro y déjese llevar. Déjese llevar de forma natural, sin ansiolíticos ni otras sustancias, de uso cotidiano. Oscuridad y ritmo. 

Dos. Desert, presenta Sense. Que en catalán es sin, pero en inglés es sentido. ¿Si tuvieras que elegir entre lo urgente y lo importante, con qué te quedarías? En su último lanzamiento, Desert tienen tres canciones sobre Sense wifi, sense casa, sense tu. ¿Con qué podrías seguir viviendo? Sin wifi, sin casa, sin ti. Un viaje hipnagónico y dream en el que Cristina Checa se vuelve terciopelo y te acaricia las amígdalas. Ecos de la Subiza de Delorean, con toques más urban, y más dream, más oníricos. 

Se supone que tienes que elegir lo importante. No vivir en la urgencia, valorar lo que es importante en la vida. Cortar. Pegar. Aplicar a la vida. Ella lleva una falda muy bonita y me repite que es guapa y buena, mientras bebemos y se dilatan el tiempo y las pupilas.

Cristina Checa y Eloi Caballé son Desert. Antes Cristina Checa tenía otro grupo con Alba Blasi (Extraperlo) y Eloi hacía las veces de productor. Indietrónica barcelonesa que cuenta con un EP de 2014, llamado Envalira (por cierto una mezcla de palabras que puede definir el sonido del grupo, embadalir que sería embobar y delirar) y algunos singles más recientes como Sense likes. Sense, sacado a través de La castanya es una delicia dream, eléctronica con voces en catalán, capas superpuestas, voces vaporosas, en el que te vas sumergiendo poco a poco. No es un grupo de primera escucha. 

Tras poco menos de una hora de concierto, la noche se acaba. Volvemos al desierto. 

Escúchalo. No es urgente, es importante.

Escrito por
Más de Alexandre C.M.

El rocambolesco secuestro de Delorean en México

El viernes 4 de octubre de 2013, Delorean presentaba APAR como uno de los mayores reclamos del...
Leer más