martes, octubre 22, 2019

San Isidro. Milagros. Psicodelia. Rock. Coraje + Ocellot

Conciertos San Isidro. Milagros. Psicodelia. Rock. Coraje + Ocellot

Foto: Alexandre Casal.

 

San Isidro obró un milagro póstumo. Hoy es 15 de mayo de 2015 y esto es Madrid. Un día complicado. Son cinco los milagros en vida de San Isidro. El milagro del lobo, el de los bueyes, el del molino, el de la cofradía y el de la olla. Se te va la olla. Hoy es 15 de mayo de 2015 y estoy solo en la sala Nasti (ups) Maravillas. No hay nadie. No es verdad están dos camareros y alguien comprobando las conexiones. Es un día complicado para hacer conciertos. Son las fiestas de San Isidro, hay miles de conciertos y actividades paralelas. El aniversario de dod Magazine finalmente contaría con los grupos Coraje y Ocellot y será gratuito. Isidro Labrador hizo milagros póstumos, y no seremos nosotros quienes digamos que este no lo fue. Después de más de una hora de espera la gente acudió al lugar y la música comenzó a sonar. Creí ver en uno de los pequeños espejos que forman las bolas de espejo la fulgurante figura de San Isidro. Y no seré yo quien diga que eso no fue un milagro. No seré yo.

Coraje. Me das. Me da. Coraje son Jordi Jiménez (Voz y guitarra), Ignacio Ortega(bajo), Bruno García (Batería) y Arturo Almecija a los teclados. Chulapos de pro, actitud, canciones muy ochenteras en cuanto a letra y estructura, riffs desatados, intensidad, aceleración. Rock en estado puro. El bajo va vestido de chulapo y lleva un clavel. El cantante lo es. Actitud. Suenan bien. Nos quedamos con su Niño negativo https://open.spotify.com/track/318w4vSSdjDJeQthsGRpyB

La gente se anima poco a poco a entrar en la dinámica, a acercarse al grupo y a saltar un poco. El grupo mantiene el tipo, repasan el ep https://open.spotify.com/album/2rOJVn9y36AUpuDDErFmjK y se animan con canciones antiguas. San Isidro cultivó a la gente y la gente nació de la nada, floreciendo en número indispensable para crear un buen ambiente. Y la gente se quedo en el sitio.

Luego vino Ocellot e Isidro conoció la psicodelia y la plantó en la pradera. Y le habló de ello a todos aquellos que quisieron escucharle. Ocellot tocaron su Molsa Molsa https://open.spotify.com/album/2gtIUqkHwxMWENIfUBrW2O , en espera de su nuevo trabajo Jelly beat, que saldrá con Foenh el próximo 27 de mayo. También tienen un Ep homónimo y un split con Sun Color. Hasta un cassette. Tienen.

Y la psicodelia hizo sus efectos, la típica sinestesia, exaltación de la amistad, bailes arrítmicos, rubor labial, esguince cervical, genuflexión inconsciente y algunas gotas pequeñas de amor. Camisetas fluor. Sudor. Intensidad.  En formato batería, bajo, guitarra, sintetizador y samplers variados, los de Barna hicieron aquello que esperábamos con ansía que hiciesen. Tropicalismos, africanismos, ritmo, suciedad en los teclados, bajos que suenan diferentes, dobles ritmos, capas de voces, juegos vocales, falsetes, verdaderos. Mescalina Lsd sonoro. Estructuras eclécticas y querencia por el baile y el desenfreno. Pedales en loop, samplers, sintetizador. Todo mezclado, triturado y batido para ti. Referencias: Animal Collective, Battles, El Guincho, Elastic Band

Después de presentar sus canciones en el SXSW volverán a Madrid con Boreals en Junio y tú deberías estar allí.