viernes, octubre 18, 2019

Presentación Big Thing Music: Un nacimiento exitoso

Conciertos Presentación Big Thing Music: Un nacimiento exitoso

Acudir a un parto primerizo siempre es un acto inesperado. Nunca sabes a qué te expones porque no hay precedentes anteriores. Con esa sensación acudimos a esa nueva sala surgida en La Latina llamada El Sótano para contemplar el nacimiento de una promotora que promete nuevos aires pop. Big Thing Music nos obsequió con una velada para el recuerdo en su premiere madrileña.

En El Sótano mostró sus credenciales y su buen gusto con dos bandas de pop con ganas de hacer ruidos contagiosos. Yo Estratósferico y Gatomidi midieron los decibelios de la nueva promotora y dejaron un buen sabor de boca en un público entusiasta aunque un poco tímido, cohibido por el nacimiento de algo nuevo y diferente. En la previa a este acontecimiento hubo tiempo de reencuentros y sonrisas entre parte del elenco de CrazyMinds. Todo estaba preparado para alumbrar un gran espectáculo.

Los primeros en comparecer fueron los Yo, Estratosférico de Guadalajara y su pop guitarrero cuajado con descontrol y ganas de lanzarse hacia lo desconocido. Los metros recorridos por su cantante José alrededor de la platea conectaron con el público enseguida al igual que su pop eléctrico cargado de referencias pop un tanto garajeras. Las ganas siempre son contagiosas y en caso de ir acompañadas del ritmo adecuado se convierten en un divertido cóctel. Por su parte, la baja estatura de la sala promovía un sonido a sala de culto, de las que nos recuerdan a viejos pedos y amigos. Mientras el cuarteto daba por facturada su actuación nos íbamos sintiendo más satisfechos por lo escuchado.

La ausencia de bises siempre es agradecida y dejó paso a Gatomidi. La banda afincada en Madrid pero con raíces manchegas y valencianas, se reencontró con Madrid tras su buen directo en Taboó de hace unas semanas. Allí ya habíamos comprobado la energía bruta de su noise primigenio y el pop más calmado de su nuevo trabajo. En El Sótano no quisieron defraudar en un día señalado para su nueva promotora y comenzaron a descifrar los secretos de su pop agresivo que nos hace regresar a tiempos pasados pero necesarios en la música de hoy en día. Los Gatomidi son una banda solvente y traen consigo un libro de ruta trazado en muchos garitos de esos donde se cuecen las bandas con encanto. Y ese es precisamente su valor, sacar adelante concierto a concierto con acierto. En la presentación de El Sótano se vistieron de sobriedad y ofrecieron una hora de ese sonido tan peculiar made in Gatomidi, donde encontrar lo mejor de los 90 incrustado en la potencia de la guitarra y la voz de Nolasco, su acompañante vocal, Jimena, al bajo, y la batería de Julián.

Una vez llegamos al cierre del concierto de los manchegos, nos percatamos del logro inmenso del parto de Big Thing Music y les deseamos lo mejor en esta difícil travesía en el mundo de la música. De momento, han comenzado con buen tino mediante dos bandas interesantes que parece pueden poner una nota de colorido al monocromático panorama pop de Madrid. Sus dos propuestas son opuestas pero tanto Yo, Estratosférico como Gatomidi coinciden en su gusto por la distorsión con estilo. Algo que parece ser el sello distintivo de esta promotora cuyo nacimiento recordaremos como una noche de emociones y reencuentros inolvidables.