Nacho Vegas y Manel, protagonistas en el festival “Castañas y Buñuelos”

MANEL

A pesar del día, soleado y triste, que hacía en Madrid en la víspera de la Almudena (festivo en la capital), nos acercamos a La Riviera al que, parecía, iba a ser el festival que “reinventara la verbena”. No fue así. Manel y Nacho Vegas ofrecieron cada uno su concierto. You don´t know me y La estrella de David estuvieron también cada uno a lo suyo. Y para acabar pincharon J de Los Planetas, Eme DJ y los Zombie Kids, como en cualquier sitio y a cualquier hora porque, ¿dónde no están los Zombie?

A causa del horario (vespertino total) nos perdimos los directos de You don´t know me y La estrella de David. Una pena no haberlos visto en acción, otra vez será.

El grupo catalán Manel, recientemente ganadores del premio Ojo Crítico de Música Moderna -máximos galardones del panorama cultural español, concedidos por el programa de RNE1– abrieron con Boomerang, una de las canciones más marchosas y bailables de su último trabajo (10 milles per veure una bona armadura). El idioma no ha sido nunca un inconveniente para la acogida y el éxito de Manel, y el hecho de cantar en catalán no les ha impedido triunfar en el resto del país. ¿No escuchamos acaso música en otras lenguas y nos siguen transmitiendo emociones que nada tienen que ver con el idioma? Pues eso. No tardaron en sonar otros temas de su disco de debut (Els Millors Professors Europeus), mucho menos electrónico. Pudimos corear con ritmos folkies esa preciosa Ai Dolors (1, 2, 3, cha-cha-cha). Entre tema y tema no faltaba el humor de las anécdotas e historias que contaba Guillem Gisbert, voz principal de la formación. Con Aniversari llegó una apoteosis a modo de recital que se vio completada con la formación de viento que salió al escenario para interpretar Benvolgut. Una pena que una canción tan buena sonara tan mal. Y es que el sonido no acompañó al elenco artístico en toda la noche. Aún así disfrutamos de los sonidos del clarinete, la trompeta, el trombón de varas e incluso una tuba. La sección de vientos fue lo mejor.

Tras el show de Manel nos preparábamos para un concierto de Nacho Vegas cuando nos dimos cuenta de que muy pocos de los presentes sabían a lo que iban. A mí también me gusta bailar y la fiesta, pero no a las once de la noche. A las once de la noche del martes me apetecía un concierto de Nacho Vegas.

Con una gran mural de la portada de La zona sucia como telón de fondo salió la banda a escena – con Xel Pereda y Abraham Boba entre sus miembros – y comenzó Cuando te canses de mí. Con Días extraños recordamos aquel disco que el asturiano hizo junto a Bunbury. Como de costumbre, y a pesar de un murmullo generalizado de los que querían bailar a las once de la noche, Nacho no decía ni palabra, y siguió con Perplejidad y Reloj sin manecillas. Hablando de Marlén nos trasladó al maravilloso EP Esto no es una salida. Canciones de La zona sucia, como Taberneros, se fueron combinando con clásicos como Canción de Palacio #7 (con epitafio a Steve Jobs incorporado) o la silenciosa 8 y medio, ambas del pasado discográfico de Nacho Vegas. Para terminar unas parcas palabras por parte del cantante para presentar a la banda, un tema nuevo (del EP Cómo hacer crac, que saldrá el día después del 20-N) y una sonora y rabiosa interpretación de La gran broma final.

Las castañas y los buñuelos, sólo en el nombre, aunque me dicen que alguien vio a una chica que pasaba con una caja ofreciendo algo… quedaban dos, pero no llegaron. Lástima. Ni rastro tampoco de la utilización de parte del ensanche del Manzanares ni del ambiente verbenero que prometía la organización ¿Habría sido antes?

Aplausos y mal de ojo a los que no nos brindaron la oportunidad de disfrutar del concierto de Nacho Vegas tranquilamente (¡ya no hay decoro!). Ellos se quedaron bailando con J de los Planetas y, después, con los Zombie Kids y con Eme Dj. El que escribe estaba como seta o lechuga y se fue a bucear en la cama.

Más de Javier Muñoz Ortega

Sharon Jones o la madurez de la magia soul

Fecha: 13 de marzo de 2012. Lugar: Teatro Circo Price (Madrid) Foto:...
Leer más