Melenas, Futuro Terror y Mujeres: Chorreando pogo en el Tomavistas Ciudad

MELENAS, FUTURO TERROR Y MELENAS

Se dice que la casualidad es resultado de la combinación de circunstancias impredecibles e inevitables. Esto, aplicado al contexto del OchoyMedio en concierto, se traduciría a la relación entre el guardia de seguridad y el primer atrevido que subió a bailar con su banda favorita en dicha sala (BUT).

Éxito, dícese del resultado feliz y de buena aceptación; lo que aplicado al espectáculo puede concretarse en aplausos, felicitaciones y estribillos a coro por el público.

Ahora, lo que nacería de la repetición de dicha casuística elevado a la potencia éxito, nos traería un resultado de tradición. Esto aplicado al nivel de éxito (É) del Tomavistas Ciudad el pasado 22 de febrero, siendo (É) número de personas que suben al escenario buscando que les echen, quiere decir: mucha gente saltando.

De hecho, “mucha gente saltando” podría ser el resumen de la noche o, lo que es lo mismo, chorreando pogo. Allí estábamos, con la duda de meternos más en el fragor de la batalla o tomar posición en un lugar a salvo… y chorreando. Chorreando sudor, cerveza y ron entre embiste y embiste porque, si no se nos caía encima, nos lo tirábamos los unos a los otros con el impulso de los bajos y el rascar de las guitarras. Oscuro pero de buen rollo. Y eso que empezamos tranquilos; pensé que me había dormido y estaba en un sueño obsesivo. Tanto encontrarme en las primeras filas a Axolotes y Carolina Durante que creía que estaba en un delirio pop hasta que me di cuenta de que no. Sólo salen tanto como yo; bien podría haberme fijado en Amparito y su reciente LP.

En cualquier caso, las bestias impresas sobre la teclista de las pamplonicas Melenas amenazaban con atacar. Y empezó un derroche de encanto y savoir faire. Desde la agudeza vocal de Oihana al liderazgo susurrado de Leire y el acompañamiento inquebrantable al bombo de Laura. Ahora que ya tenemos grupos femeninos criando fama allende los mares, las de Iruña han venido a cardar la lana. Calidad en estado puro… tanto que nos pillaron tímidos y sólo esperamos volver a verlas más fieras, salvajes e invitándonos a despeinarnos con ellas.

Futuro Terror llegó entonces, no solamente mostrando el terror futuro, sino el auténtico: el de Precipicio y El Paso Dyatlov, el que hizo que se nos cayeran llaves, mecheros y hasta la camisa en un ritmo metálico, desenfrenado y ratonero. Una orgía de brazos, piernas y hasta de pedidas de matrimonio regadas con alcohol… Ahí estábamos, muy arriba, en un techo de cristal y creyendo que no lo traspasaríamos. Y lo hicimos superando los tiempos marcados.

Mujeres enfiló su Vete con él y a partir de ahí sólo quisimos quedarnos con ellos cantándolas todas: Aquellos Ojos, Un Sentimiento Importante y un No Volveré de Kokoshca… pero he de reconocerlo, poco más recuerdo del orden y de los temas porque yo sí estuve allí… Muy dentro, muy saltando, muy allí.

Escrito por
Más de AB Barthe

Purple Vs. Freakland: El Clásico

Cerramos el puente de la Constitución y con ello la trigésima edición...
Leer más