Ilegales brinda a Valencia el mejor rock de hace años y desde hace años

Nuestros relojes tocaron las 22:30, y como si fueran de procedencia suiza, en pocos segundos se presentaron encima del entarimado cuatro hombres, de diferentes edades, con el objetivo de hacer de la sala un espectáculo ochentero de rock n’ roll.

Con el reto de complacer a todo el público, prácticamente en su gran mayoría de la quinta del propio Jorge “Ilegal” Martínez, hicieron un recorrido por toda la discografía de la banda asturiana, empezando, como no podía ser de otra manera, con Dance of the Knights de Prokófiev.

Esta inmensa pieza de música clásica procedente de Rusia daba paso a No Tanta, Tonto, uno de los éxitos de su nuevo disco Rebelión, con el que estarán unos cuantos meses de gira.

En esa maratón de canciones, que no cesaría en más de 3 ocasiones, una para explicar que estaban contentos de estar en la terreta (cosillas del directo) y otra para precisamente explicar que querían tocar el mayor número de canciones posibles, llegando a 34, eso sí, con su bis de por medio.

Los 42 km y 195 metros de temas constituyeron toda una vida dedicada a la música, y por qué no, a destrozar garitos y dar experiencias inolvidables a sus asistentes. Siendo, eso sí, mucho más sanos ahora mismo, y mucho más músicos.

¡Hola Mamoncete! no se haría mucho de rogar, tampoco Agotados de Esperar el Fin, o la famosa línea “Hay un tipo dentro del espejo que me mira con cara de conejo”, de Soy un Macarra.

Otras como Bestia, Bestia o el single inicial del nuevo LP, Mi Amigo Omar, caldearían de manera efectiva el ambiente, consiguiendo la atención máxima del gentío. El concierto se acercaba peligrosamente a su final y poco antes de que este se diera, Jorge se encargó de brindarnos a todos el necesario e imperante bautizo ilegal.

Para finalizar con ese vaivén exacto y sinuoso, de nombre Destruye.

No hubo disturbios, o ni mucho menos los que eran capaces de generar 30 años vista, no obstante, pudimos ver a una de las bandas de mayor y mejor recorrido de la escena rock española.

Queda, simplemente, desearle larga vida a los Ilegales, y una fuerte y continua rebelión.

Más de Raúl Hernández

Pale Waves muestra otro adelanto de su disco

Siempre es bueno ver como nuevas bandas aparecen en la escena musical,...
Leer más