Fiestón con Kakkmaddafakka en Barcelona

KAKKMADDAFAKKA

Fecha: 27 de octubre de 2011

Lugar: Sala Music Hall (Barcelona)

Después de estrenarme en Crazyminds hace poco con la crítica del primer disco que se edita en España de Kakkmaddafakka (si todavía no habéis leído la crítica de Hest aún estáis a tiempo) ha sido todo un orgullo estrenarme en la sección de conciertos también con ellos. La verdad es que es todo un lujazo poder asistir a conciertos como el que nos dedicaron estos chicos noruegos, esos conciertos de grupos con potencial para convertirse en un gran conjunto pero que todavía no reciben la suficiente atención como para llenar salas grandes y, por tanto, actúan en locales íntimos que les permiten sentir al público cerca y entregarse como nunca, con esa frescura e intensidad propias de las bandas que todavía han de ganarse al público.

Teniendo en cuenta que, como ya he comentado, sólo cuentan con un disco editado en nuestro país, el tracklist que nos presentaron fue una mezcla entre este álbum y canciones anteriores, incluidas algunas de ellas en su LP Down to Earth,  con el que se dieron a conocer en su país.

El concierto empezó fuerte, con el grupo integrado por ni más ni menos que 7 personas que se presentaron en el escenario con cara de niños gamberros para interpretar Touching, una de sus canciones fuertes del disco Hest, y seguir casi sin tiempo para respirar con otra de las mejores de este disco, Make The First Move.

Una vez que ya nos habían metido en el bolsillo con estos temazos, y después de dedicarnos unas palabrillas donde se hacía notar que se trata de un grupo joven que disfrutan y se sorprenden viendo cómo llenan una sala en la que ellos consideran su ciudad favorita, le tocó el turno a la ronda de canciones de su primer LP, con Cool, una canción divertida que podría encajar tranquilamente en su último disco, Nam Jam, un tema acústico que creció y creció hasta regalarnos un gran subidón y Crazy, uno de los temas más oscuros del grupo.

Después de éstas vinieron otras canciones como Your Girl, en mi opinión una de las canciones más bien interpretadas de Hest, y Pick Me, una canción que desconocía y me sorprendió con un buen solo de guitarra. Tras estos temas, vino uno de esos descansos que todo concierto tiene, en el que se pusieron tiernos con Lie, una canción inédita bastante lenta, y luego con Is She, pero como os digo solo era un pequeño descanso que cortaron de nuevo con Gangstar, su gran tema reggae, para luego ya quitarse las camisetas y convertir el concierto en una verdadera fiesta con Heildelberg, el hit acústico del disco que suena incluso mejor en directo, sencillamente impresionante y posiblemente el mejor momento del concierto.

Luego vinieron canciones como Self Steem y Restless para cerrar el concierto previo a los clásicos bises, que fueron en un tono totalmente festivo con una sorprendentemente divertida versión de la canción Halo de Beyoncé o This Is How We Do It para acabar con la misma canción que despiden su disco, Drop So.

En definitiva, como os decía al principio de esta crítica, todo un lujazo de concierto donde el grupo demostró toda la frescura que transmiten con sus canciones y se presentaron como un grupo de directo, de esos que mejoran aún si cabe sus canciones cuando se entregan al público en una verdadera fiesta con coreografías divertidísimas protagonizadas por los coristas y con canciones donde todos los miembros del grupo cantan y se divierten casi tanto como los que fuimos a escucharlos.

Escrito por
Más de Javier Carrera

Varry Brava en la Sala Becool de Barcelona

Varry Brava tenían ganas de venir a Barcelona después de su última...
Leer más