Esteban y Manuel en Madrid: mejor que la Panorama y la Paris de Noia

La sobreexposición hace que la luz queme los detalles. Es jueves 24 de enero de 2019. Sala Café la Palma. Luces rojas. Estamos esperando a Esteban y Manuel y a  La banda sonora de tu día a día (La Melona, 2017), esa que suena de fondo mientras te levantas y te miras al espejo y das gracias por ver ese puto careto otra vez, esa que oyes al enciendes el ordenador, vas al trabajo, la uni, cuando la/le/lo miras a los ojos, cuando meriendas o cuando vas a tu casa y te acurrucas en el rincón del comedor y meces tu cuerpo a la espera de una nueva vida mejor. Esa banda sonora está aquí. Y nosotros estamos aquí. Estamos en ella. Esa banda sonora incluye un disco de cumbia-tune, psico cumbia, cumbia-electrónica, verbena-orquesta y encima en gallego. Pero es tan jodidamente contagioso que hoy vas a bailar. Da igual lo que sea, esto es una fiesta. Camisa, gomina, saltos, pasos de baile, pogos, sudor. No sabes bailar, no llevas camisa, lo pasas mal en los pogos. Sudas, sí, sudas. Pero hoy lo harás. 

Volvamos a empezar. Esto es la banda sonora de tu día a día y se ha anunciado como el fin del fin de Esteban y Manuel, el último concierto, el adiós… después de muchísimos conciertos, festivales, Monkey Weeks, Primavera Clubs, etc.

Este anuncio, que esperemos sea solo despedida del disco o una forma de crear misterio para su vuelta, se va a llevar a cabo con dos “sold out”en el Café de La Palma, de Madrid “dónde las cosas pasan”.   

Donde pasan cosas como empezar la noche habiendo absorbido varias probetas de Jäger.

La sobreexposición y el Jäger hacen que la luz queme los detalles. Y apenas te acuerdes de aquel momento en el que dejaste de pensar en lo mal que está tu vida personal y te pusiste a bailar. El movimiento hace unas cosas muy locas. Esteban y Manuel, suenas repetir en tu cabeza, y el fondo rojo. Las luces rojas. 

Es mejor ir a lo oscuro y escuchar a la jovencérrima Adriana Proenza, y su RnB. Adriana a la voz, acompañada de bajo, guitarra, y beats, programaciones grabadas; con el omnipresente Carlos René. Niños futuro. Una delicia su primer trabajo Songs I Wrote with Corey que puedes escuchar aquí.

Dos fotos polaroid más allá y alguna que otra probeta de Jäger, hace que la sobreexposición queme los detalles. Copas, saludos y ya sale la orquesta principal: Esteban y Manuel. Te lo repiten, una y otra vez hasta que tus oidos también lo hagan. Tropicalismos gallegos, bailes, papayas, buenos días, el camino del Milla marcado, “Ela namoroume cando a vin, movendo as caderas, facendo twerking, achegándose a min”. Ebony Hot, Hombres del Siglo XXI. 

Entre el público: Las Odio, Axolotes Mexicanos, Carolina Durante, Novedades Carminha, etc. Y tú. 

Importan bastante poco los géneros cuando desde el primer acorde la gente responde  y se deja llevar. Esto es una fiesta: “el baile“, la orquesta. Punteos de guitarrra, teclados, bases programadas y y voces tuneadas. No necesitas más para ser feliz. Fiestón.

Escrito por
Más de Alexandre C.M.

20. Veinte. Vente. Jabalina. Aniversario

El vigésimo Aniversario de Jabalina se presentaba en la madrileña Sala But,...
Leer más