El post-rock emergente se despierta en Barcelona: Exxasens, Viva Belgrado y Delta Sleep

Conciertos El post-rock emergente se despierta en Barcelona: Exxasens, Viva Belgrado y Delta...

Calcetines blancos, zapatillas negras, pelos desaliñados y ganas de arrancar a pedazos la pintura de las paredes de la sala Music Hall de Barcelona a base de acordes de guitarra a lo math rock. Tras unas breves pruebas de sonidos, Delta Sleep inauguró el triángulo de conciertos del pasado 30 de octubre organizados por Aloud Music, el sello que acaba de fichar a los británicos, a los cordobeses Viva Belgrado y a los barceloneses Exxasens. Una combinación onírica que se sirvió del post-rock más emergente para presentar la cuarta edición del AMFest, organizado por el sello discográfico.

Delta Sleep prescindió, en un inicio, de la voz para introducir su música con solo una base instrumental formada por guitarras, bajo y batería. El cuarteto solidificó las breves ideas musicales que el público se había formado de ellos, ya que eran los más desconocidos de la noche. Las voces de Devin Yuceil –el cantante– introdujeron un sonido post-rock duro a la par que familiar, recordando a grupos como American Football o Q and not U. Canciones de su nuevo disco, Twin Galaxies, posicionaron a la banda, que actualmente se encuentra de gira por Europa, como una joven promesa de la música post-rock por venir. Lake Sprinkle Sprankle fue el ejemplo más directo del estilo de la banda: una canción con la que, a través de sus sonidos instrumentales y rockeros, convencieron a quienes no los conocían de su intensidad en el escenario. El single fue el principio de la despedida del grupo en Music Hall, que solo deleitó a los presentes con una canción más del segundo disco.

Los allí presentes, ya con la adrenalina circulando por los órganos vitales, esperaban la siguiente banda a actuar, Viva Belgrado. Si le dijiste a alguien que ibas a ver a un grupo llamado así, tal vez te dijera que por qué llevaban este nombre, si Belgrado es una ciudad muy fea –sus edificios grises y su pasado histórico alegan estos argumentos. Nada que ver con la realidad: unos chicos tímidos organizaban sus instrumentos en el escenario después del final de Delta Sleep. Nadie se esperaba lo que venía a continuación. Una vez colocados en sus respectivos sitios, Viva Belgrado pasó de cero a cien, de la nada al todo musical. Baltica fue el inicio de algo increíblemente potente, una canción que permitió al grupo entrar en materia, con instrumentos que vaticinaban el inicio de un concierto memorable y una voz screamo que puso todas sus energías en que el público se hiciese una idea del nivel que el grupo ha alcanzado con el tiempo. La intensidad fue tal que hasta los fotógrafos presentes en la sala –profesionales y amateurs– tuvieron que dejar a un lado sus cámaras para observar con sus propios ojos lo que estaba sucediendo.

Su nuevo LP, Flores, Carne, fue el protagonista de su concierto. Con diez canciones, la segunda a disparar en directo fue De carne y flor, en que los cordobeses cantan al sufrimiento y el público repetía la máxima de “el dolor me sienta bien” a ritmo de guitarras y batería desenfrenadas. A cada canción que sumaban en su lista, el público parecía unirse cada vez más para pasar a ser solo un ser que enloquecía totalmente a través de la música. Con Madreselva, Viva Belgrado ya no hacía falta que demostrara que Aloud Music ha hecho la mejor apuesta para 2015. El dolor, presente en casi todas sus canciones, permite ver destellos de lo que alguna vez ocurrió en las vidas de los componentes, que, sin embargo, defendieron a golpe de acordes, entonaciones y ritmos para hacer de ello un producto que cautivó a los fans presentes y a su público más desconocido. El mundo simbólico del grupo aumentó al tocar ~ –sí, este es su nombre–, en que por una vez el micro no hizo falta para Cándido Gálvez: toda la sala pudo oír la voz del cantante sin megafonía de por medio, un momento que fue uno de los puntos álgidos del concierto. Las luces rojas  y azules ayudaron a transmitir intimidad y calidez con los recursos musicales de Viva Belgrado, una música que unió cielos e infiernos y nos recuerdan que uno no está tan lejos del otro, que el dolor en letras puede estar acompañado de gran calidad musical. El gran danés, de su primer EP El invierno, fue el punto y final de su actuación.

El concierto de estos chicos valdría para dos o tres crónicas. Pero es que el de Exxasens no se quedó corto. Y es que los postres son siempre el plato más goloso. Los ritmos electrónicos fundidos con el post-rock más ecléctico fue la tercera punta del triángulo, la más esperada. Familiares, amigos y fans de todas las edades acudieron a ver la puesta en escena de la electricidad que corre por las venas de Exxagens. El cuarteto presentó su nuevo disco, Back on Earth, con una maestría y elegancia dignas de un grupo que lleva años al servicio de la música. Las influencias de Exposions in the Sky y Pink Floyd fueron reconocidas a partir de las primeras canciones, como Supernova, la primera canción del nuevo disco y la primera a sonar en el concierto. Electrónica y percusión se unieron para ofrecer un inicio conmovedor, siguiendo la línea de los anteriores dos grupos. Las influencias rock iban notándose a cada canción, como en My hands are planets, donde el cuarteto mezclaban la música más instrumental con los toques post-rock característicos de sus inicios.

Su directo, cargado de potencia visual e instrumental, les ha permitido estar en festivales como el BBK Live (2015), Primavera Sound (2015) y Cruïlla (2014). Hugeness fue la tercera canción en aparecer, con la que el público se vino arriba en cuanto el rock de la guitarra se interpuso entre todos los instrumentos como protagonista. Aunque, como el mejor de los postres, los últimos bocados son los que sentaron mejor: Saturn y Back to Earth marcaron el final del concierto con ritmo, que inclinó al público a moverse al ritmo de la música y a dar todas sus energías. Con ellas, Jordi Ruíz y los suyos concluyeron una noche en que el post-rock europeo emergente se presentó a una ciudad que se ha quedado prendada de ellos.