Ebrovisión: Un festival que enamora

Ebrovisión - crazyminds.es

Nadie le podría decir a un grupo de amigos que un día decidieron llevar un festival  a su casa, en Miranda del Ebro, que en 15 años se habrían convertido en uno de los festivales con más prestigio de España, incluso sobreviviendo a la burbuja que se llevó por delante festivales más grandes. Y es que, aunque  fuera un cartel más flojo que el del año pasado, esta edición del Ebrovisión no ha dejado indiferente a nadie.

Jueves

La jornada tuvo como centro la fiesta de bienvenida, inaugurada  por Correos. Su ritmo pop Donostiarra y temas como Todo El Mundo Necesita Un Corazón animaban a entrar a la Fábrica de Tornillos a los que aún necesitaban un empujoncito para comenzar con el festival. A continuación llegó Pecker, que con su Bailas o Mueres nos hizo bailar a todos los presentes.

La sala se iba llenando poco a poco gracias a los más esperados de esa noche y los protagonistas de la misma: Rufus T Firefly. El rock alternativo de la capital tiene 5 embajadores que están dejando el género por las nubes. El público se dejó la piel al ritmo de Nueve, su último trabajo, con temas como El problemático Winston Smith o Pompeya, con los que consiguieron llenar la Fábrica de Tornillos. Para terminar con esta bienvenida hubo un cambio radical de ritmo, con la voz profunda de Trajano! Una pena, ya que entre el calor y el horario, el público fue yéndose poco a poco de la Fábrica hacia la Sala Orosco, donde estaba Virginia Diaz Dj pinchando para los insomnes festivaleros que quedaban.

 

Viernes

Si el jueves ya fue tremendo, el viernes no defraudó. Y es que la segunda jornada comenzó a las 13 horas, así que los festivaleros madrugadores, y un par que aín no habían dormido, emprendieron camino a la Fábrica de Tornillos para ver otro comienzo con sabor donostiarra. Fue Havoc quien, con el rock de temas como Hélices, calentaron el ambiente, el cual consiguió la temperatura perfecta gracias a The Noises, junto a las primeras palmas y coros de la jornada con canciones como Pacífico.

Ebrovisión - crazyminds.es

 

Rápidamente, todos los asistentes huyeron a comer, ya que el próximo concierto era a las 17 horas, y eran ni más ni menos que Mi Capitán. La banda compuesta de pedacitos barceloneses, con miembros de grandes bandas del panorama indie como Love of Lesbian, Standstill y Egon Soda, demostró que, a pesar de su experiencia en escenarios, pueden darlo todo en pequeñas salas deleitando con su primer disco: Drenad el Sena, el cual tiene canciones tan auténticas como La Sed o Es Suave La Voz.

Ebrovisión - crazyminds.es

 

Y de nuevo la peregrinación, esta vez al Multifuncional de Bayas, donde Airbag daba el pistoletazo de salida en el escenario principal del festival con un estilo surfero que les permitió dar la talla frente a grupos más grandes, como The Hot Sprockets, los primeros internacionales en pisar el escenario. Los irlandeses se hicieron pronto con los asistentes gracias al blues “countryficado” que gastaban. Y, tras ellos, llegaron los grupos más esperados. Los primeros fueron los Niños Mutantes , los cuales demostraron la madurez del grupo y el cariño que le tienen al festival. Gracias a sus temas, desde la clasica Errante a novedosas como El Futuro, hicieron que el Multifuncional empezara a llenarse poco a poco. Le llegó el turno a La Habitación Roja, los cuales también estaban de celebración: 20 años sobre los escenarios. Los valencianos saben lo que hacen, y nunca defraudan con temas como Ayer o La Moneda en el Aire.

Pero la gente estaba esperando el momentazo de la noche: se apagaron las luces, sonó la típica canción que sonaría perfectamente en un chiringuito de Hawaii y ahí aparecen, los espectaculares Sidonie. Y es que esta banda catalana es sinónimo de fiesta: con camisetas hawaianas, sombrilla y palas en mano, convirtieron el escenario en una playa antes de hacer a toda la sala vibrar hasta conseguir una auténtica pista de baile con sus ya conocidísimos temas como El Incendio o En Mi Garganta.

Finalmente le llegó el turno a Hercules & Love Affair. Los estadounidenses cerraron la jornada con disco y dance punk, promoviendo la libertad y el amor por toda la sala.

 

Sábado

Y llegó el último día de un festival, el día del adiós, pero también el día clave del Ebrovisión. Desde las 11:30 de la mañana se escuchaba música en Miranda del Ebro, gracias a Cabezafuego & Los Brutales, los cuales iniciaron a los más pequeños del festival al indie en el recinto Ebropeque. Ya en la Fábrica de Tornillos, le tocó el turno a los madrugadores Disco Las Palmeras! y Mujeres, que pese al horario tan madrugador, y más después de dos días de festival a las espaldas, fueron bandas muy moviditas. Pero la gente estaba allí por la sorpresa planeada por el Ebrovisión en su 15º aniversario. Y en esa sala “pequeña” apareció Sidonie versionando clásicos de Oasis (junto a Gonçal Planas, de Mi Capitán), The Beatles o The Who; además de invitar a miembros de Niños Mutantes, Supersubmarina y We Are Standard a cantar algunas de sus canciones más conocidas, para terminar con un Estáis aquí, gritada y pedida por el público entre vítores.

Ebrovisión - crazyminds.es

Tras terminar emprendimos el camino Plaza España, donde se preparó una muestra gastronómica, apadrinada por el chef Antonio Arrabal de Top-Chef, en la que la banda del pueblo estuvo amenizando la comida entre concierto y concierto. Por esa plaza pasaron The Rockin’ Pneumonias y Smoke Idols, coincidiendo con el concierto sorpresa, Cabezafuego & los Brutales, de nuevo, con una actitud grotesca que encantó al público allá presente, y Joe Crepúsculo, que hizo bailar a todos los asistentes con su show con toque de flamenco gracias a Tomasito.

De vuelta al Multifuncional de Bayas , esta jornada la inauguraba Eladio y Los Seres Queridos, que enamoró a los asistentes con sus ritmos indie-pop. Anni B Sweet fue la siguiente en pisar el escenario, junto a su tono fusionado entre folk y el indie pop, con temazos como Take On Me y Motorway. Pero ella también tenía una sorpresa: un dúo con Noni Meyers cantando Mi Realidad, que hizo enloquecer a los allí presentes.

Allah-Las era otro de los internacionales de esta edición.Los californianos fusionaron rock and roll e indie rock , que no decepcionó al público que poco a poco iba llenando el Multifuncional; para dar paso a L.ALuis Alberto emocionó a todo el público con el acústico de Ordinary Lies, en el que llegó a pedir un poco de silencio, y tuvo que desistir porque no lo conseguía. Pero, al final, se montó un gran show con temas como Stop The Clocks o In America, de su último disco.

Y entonces el público se volvió loco. Llegaba Supersubmarina. Chino, irreconocible sin su característica barba, deleitó a los presentes con el estilo que sólo tiene él, arrancando gritos y vítores con Kevin McAllister o Supersubmarina, mientras el público no dejaba de saltar y bailar. Y, para terminar, un toque electrónico a manos de Delorean, en una atmósfera casi asfixiante de la niebla que llenaba la sala.

 

Ebrovisión - crazyminds.es

Y eso ha sido todo el Ebrovisión, 3 días de música las 24 horas en un ambiente tan único como es Miranda del Ebro. Y es que, desde aquí, estamos esperando ya que pase este año para ir a la 16ª edición de este festival que en mi primer año ya me ha robado el corazón, porque es #unfestivalqueenamora.

Más de Alex García-Cantarero

Bastille anuncia conciertos en Madrid y Barcelona

La banda inglesa Bastille ha anunciado a través de sus redes sociales...
Leer más