Vetusta Morla en Zaragoza: Mismo cierzo, distinto lugar

La carpa del Espacio Zity, el recinto montado con motivo de la celebración de las Fiestas del Pilar, no logró detener el cierzo. Aunque en este caso el viento característico de la capital maña sea sólo una figura poética que sirve para describir lo que se vivió en el recinto localizado en Valdespartera. Y es que la explosividad que transmitió Vetusta Morla hacia el público aragonés estuvo a la altura del aire tan propio de esta zona geográfica. Un golpe maestro dentro de la fiesta mayor de la ciudad.

Lo cierto es que Zaragoza es un fortín para los de Tres Cantos. Aunque a estas alturas sería poco coherente no admitir que los madrileños son una de las formaciones más potentes y con mayor masa social detrás de todo el país. Un hecho que este año terminó de quedar patente gracias a la gira nacional con motivo de la presentación de Mismo Sitio, Distinto Lugar. con los consiguientes datos de entradas vendidas e incluso su concierto especial celebrado el 23 de junio en La Caja Mágica de Madrid.

La capital maña —lugar donde la oferta musical suele superar la demanda de la población de la ciudad— es un claro ejemplo de todo ello. Hay un público muy fiel que siempre acude a las visitas de la banda. Los datos son que las anteriores visitas fueron en 2014 y 2015. En 2014 visitaron el Teatro de las Esquinas y el FIZ… en ambos casos lograron vender todo. Es más, llamativo fue el caso del FIZ ya que es la única edición —y eso que este año se celebró la edición XVIII— en el que el festival ha anunciado un sold out. Al igual ocurrió, o casi, con su parada en 2015 en la Sala Multiusos durante la gira de La Deriva.

Obviamente, tras tres años de espera, era evidente que el público maño tenía ganas de vivir en primera persona y en su ciudad el nuevo cambio de rumbo de Vetusta Morla. Un nuevo recorrido firme, decidido y que ha dejado unas huellas tan profundas que ni las olas del mar serían capaces de sepultar. Durante el concierto Pucho lo comentó varias veces y pocas frases pueden resumir mejor la evolución de la banda: ha sido mágico haber llegado aquí sin un solo talismán.

Aunque el concierto estaba programado para las 22:00 horas, por problemas de acceso al recinto por parte de la banda —los atascos en Zaragoza el día del Pilar es lo que tienen— el mismo dio inicio finalmente con diez minutos de retraso. Un pequeño retraso que provocó una incomodidad acompañada por pitos que, desde el momento en que todos los integrantes de la formación aparecieron en el escenario, desaparecieron para convertirse en un coro multitudinario durante casi dos horas.

Las primeras tres canciones implicaron la puesta en escena de su tercer trabajo, ya que sonaron los tres primeros temas del mismo: Deséame Suerte, El Discurso del Rey y Palmeras en la Mancha. Coreada íntegramente primera —el efecto single del disco funcionó bien— y muy efectivas las otras dos, aunque se hace raro escuchar Palmeras en la Mancha sin el acompañamiento del Mundo Today. Todas ellas cantadas por un Pucho bastante activo, un hecho que tampoco resulta esencial dentro de ese discurso que han creado. Es decir, no disminuiría la conexión con el público si Pucho adoptase la actitud épica de Liam Gallagher sobre el escenario. Las canciones funcionan solas y ya evocan más a himnos que a música en sí misma.

Golpe Maestro fue la primera parada fuera de Mismo Sitio, Distinto Lugar del concierto. Y eso se notó. Fue la chispa que logró que el cohete saliese de la rampa de lanzamiento y no volviese a tocar tierra hasta los bises. La Mosca En Tu Pared, Pirómanos, Maldita Dulzura, Cuarteles de Invierno… fue entonces cuando llegó el momento anhelado, Copenhage volvió a sonar en la capital maña casi coreada al unísono. Una canción bandera que sigue ondeando gracias a las voces de un público con el móvil en mano desde el primer acorde de guitarra.

También incorporaron Fuego, Al Respirar, La Deriva, Mapas, Sálvese Quien Pueda, Valiente y Fiesta Mayor. Y de su última publicación Guerra Civil, 23 de Junio, Punto Sin Retorno, Mismo Sitio, Distinto Lugar y Te Lo Digo A Ti —con guiño de goma al dedo acosador que aparece en su videoclip y con la peluca blanca inclusive—. Hubo también incorporación de bises, durante los que sonaron Consejo de Sabios, El Hombre del Saco y Los Días Raros.

Casi dos horas de concierto durante las que el público demostró que el apoyo a Vetusta Morla es total. Y también al revés, expresado en forma de agradecimientos transmitidos por Pucho en nombre de la banda. También fueron llamativos los casi cinco minutos de agradecimientos que el mismo cantante realizó a cada uno de los miembros de su staff, desde la producción hasta las integrantes de su sello Pequeño Salto Mortal pasando por su backline. Gesto bonito, que imagino repetirán en cada uno de sus conciertos, pero que humaniza a estas bandas tan grandilocuentes y que parece que sobre el escenario están por encima del bien y del mal.

Un buen concierto de Vetusta Morla —con el mejor sonido posible considerando que se produjo en una carpa— en una ciudad donde siempre que actúan el cierzo sopla a su favor, incluso cuando los pedales de tu guitarra no funcionan bien y el técnico tiene que entrar varias veces durante el mismo. Que es lo que le ocurrió a Juan Manuel Latorre y que provocó un par de breves parones.

Pese a ello, porque los fallos en directo existen para ocurrir cuando menos te lo esperas, su nuevo trabajo Mismo Sitio, Distinto Lugar mantiene totalmente la esencia de la banda en directo tanto en lo relativo al sonido —aunque sí que es obvia la distinción sonora en los nuevos temas— como en las modificaciones escenográficas. Y es que aunque el espectáculo audiovisual puede ayudar, son conscientes de que tampoco hace falta un exceso de show ya que su música habla por sí sola. Van totalmente montados en su ciclón.

Ahora tocará volver a esperar el retorno de la formación madrileña, aunque bien es cierto que este próximo 2019 —sin olvidar su concierto el 30 de diciembre en Madrid— tendremos ocasión de disfrutar de ella en varios festivales nacionales.

Escrito por
Más de Pablo Lafarga

El disco británico favorito de todos los tiempos ya no es de Adele

Con motivo de la celebración del “National Album Day”, evento que nacía...
Leer más