Crónica Santander Music 2018: Dos victorias y un desastre, el de C. Tangana (Viernes)

Vaya noche la de aquel día, que diría el escritor. No iba yo con muchas expectativas de nada, cierto es. De los días del festival, el viernes era el que menos me llamaba, más allá de disfrutar de los directos de Luis Brea y el Miedo y Rufus T. Firefly, sabiendo que estos son siempre valor seguro.

Luis Brea y el Miedo abrían jornada a una hora complicada, las 20:30. Poco público con toda la noche que venía por delante, pero estuvo muy bien, aún a pesar de ello. Su buena música les avala, y su naturalidad y su buen humor en el escenario hace que se metan a la gente en el bolsillo desde el minuto uno.

Qué decir de Rufus T. Firefly. Los de Aranjuez tienen un directo de quitarse el sombrero, aunque no les tengas muy escuchados te metes en el concierto desde el primer momento y no quieres que acabe. Poco más que añadir para una actuación impecable, lo mejor de la noche en mi opinión.

Llegaba entonces uno de los momentos de la noche: el concierto de Kase.O. Impresionante la cantidad de gente que mueve. Hace unos meses estuvo en una sala en Santander y cierto es que meses antes de la actuación colgó el cartel de “no hay billetes”, pero lo de ayer superó todas mis previsiones.

Mi primera vez en un concierto de rap, lo confieso. Y sorprendida positivamente, he de decir. Te puede gustar o no el estilo, eso es como todo, pero el bolo hay que saber valorarlo y, para ser justos, hay que decir que estuvo muy bien. La conexión con el público es innegable desde el primer momento y ese buen rollo y positivismo que ofrece encaja muy bien en la filosofía de un festival. Está que a uno le guste o no… pero el mérito se lo lleva sin duda. Y el mensaje, porque también lo tiene: su defensa y puesta en valor del respeto a las mujeres, del respeto entre las personas y de la vida en paz en general. No es sólo un artificio, es una seña de identidad.

Y de todo bien pasamos a todo mal. El mejor resumen que se puede hacer del bochorno de C.Tangana durante su paso por el Santander Music 2018 es que, al terminar el concierto, el público allí presente en lugar de aplaudirle a él, terminó coreando en repetidas ocasiones “Kase.O, Kase.O…”. Se puede decir más alto pero no más claro.

No sé ni por dónde empezar a hablar de este “concierto”, pero lamentable es la primera palabra que me viene a la cabeza. Antes de empezar a escribir esta crónica me he dedicado a hacer un poco de investigación de otras actuaciones de este señor (como os decía, no le había visto actuar en directo hasta ahora), porque de verdad os digo que yo ayer no daba crédito. Ni yo ni la inmensa mayoría de los que allí estábamos.

Dejando claro, como ya he explicado anteriormente, que desconozco en profundidad el mundo del rap, también lo desconocía en el concierto de Kase.O y esto ha sido como pasar de la noche al día. Playback escandaloso —según leo parece que es bastante habitual en conciertos de este estilo en nuestro país, no así por ejemplo en Estados Unidos— para un show muy pobre y, más bien, zafio. Cuatro frases por aquí, saltos por el escenario sin parar, cuatro fuegos artificiales y otras tantas columnas de humo… y  fin. Y, por remarcar un mensaje importante, que quede claro que no vale con decir que uno no es machista, también hay que no parecerlo. Lo de la prepotencia con la que se dirigió en varias ocasiones al público mejor mejor ni comentarlo. Supongo que irá con la pose, pero desde luego ayer le pasó factura.

Menos mal que teníamos en el set de DJ a Las Chillers y a Dúo Monterrosa para arreglarlo. ¡Menuda verbena nos montaron entre bandas! Papel nada fácil, sobre todo el de Las Chillers, después del desastre de Tangana. Y lo aprobaron con matrícula de honor. Alguna canción propia y muchos éxitos de los 90 de esos que no escuchábamos en muchas ocasiones a propósito pero conocemos las letras desde la primera palabra hasta la última. Apoteosis total y momento memorable cuando arrancaron al público a cantar Como yo te amo. Maravillosas, música fácil y sin grandes pretensiones que fue, junto con Rufus T. Firefly, lo mejor de ayer.

Los peor parados de la noche quizá fueran Instituto Mexicano del Sonido. Y es que C.Tangana dejó al público muy frío y mucha gente se fue del festival en ese momento, lo que sumado a que ya eran las 03:00 de la mañana cuando empezaron., la convocatoria fue flojilla. Yo aguanté un par de canciones y he de decir que su cumbia sonaba bastante bien y ellos le ponían muchas ganas.

Escrito por
Más de Isa Fomperosa

Nuevo vídeo para ‘Date Night’ de Father John Misty

Ayer 15 de julio el cantante Father John Misty estrenó un nuevo...
Leer más