Crónica Santander Music 2018: Inicio del X aniversario (Jueves)

Santander Music 2018

He sobrevivido a la primera jornada del Santander Music 2018. Suena muy apocalíptico así escrito, lo sé, pero cuando vas a un festival de música en tu propia ciudad lo más común es que trabajes esos días. Y eso significa que si el evento empieza un jueves es muy posible que el viernes haya que pasar por la oficina. Así que sí, 3 horas de sueño y 6 de oficina después, hoy os escribe una superviviente.

Pero vamos a lo importante: el jueves comenzó la X edición del festival santanderino. Y estrenamos primera jornada con un poco de todo: Arizona Baby abrieron la tarde, seguidos por los murcianos Viva Suecia en su segunda a visita a Santander. Varry Brava fueron los siguientes y la noche la cerraron los mexicanos Zoé, nada mal para empezar.

Arizona Baby congregaron a las 21:00 horas a un numeroso público que disfrutó de su buena música y de su carismático cantante Javier Bielva. Los de Valladolid tienen ya muchas tablas y eso se nota. Su neofolk acústico gusta, sin grandes ornamentos llenan el escenario y ofrecen un muy buen show.

Viva Suecia: Segunda visita de los de Murcia a Santander, después de dar en nuestra ciudad su último concierto de 2017. Llegaron y arrasaron. Potencia, buena música, buena voz y canciones que el público no paró de cantar de principio a fin de su actuación. Terminaron con Rafa su cantante mezclado con el público para deleite y locura final de los allí presentes. Muy buena nota para su primera incursión en este Santander Music.

Varry Brava: He de confesar,  y confieso, que les tenía muy perdidos. Casi sin haberles escuchado… y me sorprendieron muy gratamente. Tienen un directo muy divertido, con un sonido que recuerda mucho a algunos grupos ochenteros. Letras fáciles y buena música, para que más. Lo pasamos en grande bailoteando y, al final, eso es de lo que se trata.

Zoé: Mucha expectación por escuchar a los mexicanos de los que tan buenas referencias había recibido. Cierto que no aguanté hasta el final por eso de que de vez en cuando el despertador venía a mi mente, pero me gustó lo que vi y escuché. Apuntados quedan para seguirlos más de cerca a partir de ahora.

Volviendo al festival en sí mismo, otra edición más que se superan con la imagen, que gira este año entorno al cartel creado por Mads Berg. Una gran carpa con colores y símbolos que recuerdan a los luchadores mexicanos nos recibe nada más pasar la entrada principal. No tenemos claro aún si nos tendrán preparada alguna sorpresa, pero por lo pronto es un buen guiño a las dos bandas mexicanas que nos visitan este año: Instituto Mexicano del Sonido y Zoé.

Zona de food trucks con bastante espacio para poder cenar entre conciertos, mercadillo, las ya típicas hamacas mirando al mar y la zona de DJ que funciona entre bandas son los puntos principales a tener en cuenta. Un lujo de festival en un marco incomparable (tiremos de tópico, que lo merece). Y si encima nos cuadra este solazo y la buena temperatura prevista para estos días, poco más le podemos pedir a la vida.

Escrito por
Más de Isa Fomperosa

Ha muerto Aretha Franklin, la reina del soul

Ha muerto Aretha Franklin a los 76 años en su casa de...
Leer más