jueves, noviembre 21, 2019

Rock en vena con Of Moths and Stars y Tirano en Madrid

Conciertos Rock en vena con Of Moths and Stars y Tirano en Madrid

Fotos de Eli Gringer

Un relámpago de adrenalina sacudióla madrileña sala Costello, ante un lleno total, el pasado sábado 2 de febrero con el concierto doble de Tirano y Of Moths And Stars. Los decibelios fueron en aumento a lo largo de la velada, que comenzó poco después de las 21.30 con el pop rock de los valencianos Tirano, los cuales repetían en Madrid tras haber sido proclamado ganadores del concurso de bandas del festival Inverfest.

La formación acudía a presentar su reciente EP, estrenado el año pasado, Somos Dolor, un compendio de cuatro temas y múltiples emociones que no hace si no crecer en directo, gracias al carisma del cantante de la formación, Joe Merello.

Tirano demostró sobre el escenario, algo que ya habíamos confirmado quienes conocíamos su música: una capacidad de ofrecer una gran gama de registros.




Desde la energía a raudales en sus temas más cañeros, como Somos Dolor, hasta la melancolía en aquellos más lentos como En la Niebla o Sin Más, con el que el público se animó a corear el estribillo.

Y como guinda del pastel, la carismática presencia de Joe Merello, quien se mostró pletórico ante el público que poco a poco se agolpaba hacia la primera fila, a medida que se llenaba la sala. El joven valenciano estaba cómodo, bailando y dirigiéndose a los asistentes como “una familia” que “esperan” ver crecer poco a poco.

Adrenalina en manos de Of Moths and Stars

El pop-rock de Tirano llegaría sucedido de la adrenalina total, de la mano de Of Moths and Stars, una formación nacida en Camboya de la mano de los ingleses Chris Dabbs y Nate Wisniewski, que echó raíces en Hong Kong para posteriormente moverse a España con la suma del valenciano David Doubtfire al bajo.

Ante un público internacional, este mestizo grupo repasó con esplendor los temas de su reciente Live Like Me (autoeditado, 2018), una puesta de largo de un sonido que bebe de influencias del rock británico y norteamericano de los primeros 2000.

Hubo lugar para alguna balada como Sunlight –porque todos podemos ser “víctimas” del amor en cualquier momento, según bromeó el cantante– pero siempre para “volver al rock and roll”, un sonido enérgico y crudo en el que se les nota más cómodos, con temas como From Behind a Clock, Godzilla, My My My o We All Know You’re Not A Fortune Teller.

El bajista David Doubtfire en pleno trance. Foto: Eli Gringer.

Of Moths and Stars no han dudado de tomar todas sus influencias y hacer algo propio con ello: desde el bajo, hasta el juego vocal entre los cantantes, las riffs pegadizos y una percusión totalmente cañera.

En cada uno de los temas destaca uno de los instrumentos, que se suman para dar un resultado tremendamente atractivo. Recuerdan a The Black Keys, a Kasabian, a Arctic Monkeys, pero a la vez logran un resultado distinto.

Y la puesta en escena tampoco fue para menos. Entre miradas de complicidad, Chris Dabbs, Nate Wisniewski y David Doubtfire se mueven a su antojo por pequeño que sea el escenario, para acabar reunidos en torno a la batería de Gaspar Fernández, dejándose la piel en brillantes partes instrumentales: esto es puro rock n’ roll.

Con un público totalmente entregado a los vaivenes musicales de esta formación, Dabbs fue el maestro de ceremonias perfecto, conjugando las bromas, con las anécdotas personales –“hoy  es  el  cumple  de  mi  hermano”, comentaba al público en un descanso entre temas– y gritos de ánimo al estilo de: “let’s do some rock ‘n roll here”. Una actitud que, junto a su sublime sonido, dejó claro que estos chicos han llegado para quedarse.

Fotografía de Of Moths And Stars. Eli Gringer