Crónica Morgan en Madrid (La Riviera, 2019)

Fotografías: Alejandro García-Cantarero

No resulta sencillo lograr lo que Morgan han conseguido en los escasos cuatro años de trayectoria que llevan a su espalda. No cuentan con una imagen rompedora, sus canciones no buscan el estribillo fácil y su propuesta está carente de artificios y vacuas pretensiones. Su éxito se basa única y exclusivamente en la calidad del proyecto, en hacer música de la manera más honesta posible, sin más pretensiones que mostrar al público una propuesta de altísima calidad y facturar piezas con las que los componentes del grupo se sienten plenamente identificados. Pero sobre todo, el secreto de Morgan es contar con cinco músicos sobresalientes.

Morgan

El final de una etapa

A priori, el elemento más destacable de Morgan es la maravillosa voz de Nina, pero es indudable que la aportación del resto de componentes de la banda es básica para entender la idiosincrasia del grupo. Paco López a la guitarra, Ekain Elorza a la batería, David Schulthess al teclado y Alejandro Ovejero al bajo brillan por igual en esta formación que es una maravillosa rareza dentro de lo que estamos acostumbrados a ver a menudo en los escenarios de nuestro país. Cada uno destaca en su parcela y todos tienen justas cuotas de protagonismo, lo que hace que las canciones estén repletas de capas y matices y que, en directo y según el momento, la mirada se desvíe hacia el músico que aporta la pincelada determinada al pasaje en cuestión.

Desde que en 2016 publicaran ‘North’, el quinteto no ha parado y es por eso que este fin de gira no significaba solo la despedida de su último trabajo hasta la fecha, ‘Air’, editado el año pasado, sino que suponía el broche final a una etapa que comprende los dos álbumes. En Madrid asistimos a la primera de las fechas programadas en La Riviera de manera consecutiva y pudimos comprobar una vez más que lo de Morgan es ajeno a cualquier tipo de moda, es música en estado puro, con un punto de atemporalidad y una exquisitez lejos de toda discusión.

Morgan

Dos discos, dos actos

El concierto se abrió de manera íntima, casi mística, con Nina, Paco y Alejandro en primera línea, sin micrófono visible y acometiendo una desnuda versión a tres voces de “Honey Come Home”, de The Head and the Heart. Esta canción es la que, en la gira de ‘North’ cantaban en el camerino antes de cada actuación y fue toda una declaración de intenciones en un concierto que estuvo dividido en dos partes diferenciadas, una por cada uno de los discos publicados por Morgan hasta la fecha. Así, tras esta particular manera de arrancar un show de estas características, comenzó a atronar la batería de Ekain, a la que se unió el punteo de Paco para dar comienzo a las canciones de su primer larga duración, con “Cold” como primer envite.

Este fin de gira no cuenta con invitados, ni siquiera con el trío de coristas que les han acompañado en un gran número de conciertos a lo largo de todo este tiempo. El objetivo es mostrar la esencia más pura de Morgan, con los cinco componentes como únicos protagonistas, demostrando lo que son y las razones por las que han llegado hasta aquí. Así se fue desarrollando un setlist que mezcla a la perfección momentos de intensidad instrumental, casi progresiva, con otros de mayor emoción como el momento en el que enlazaron “Volver” y “Home”. Es ahí donde la magia se extiende por todo el recinto y el público se debate entre el silencio más absoluto como señal de respeto y veneración, y el acompañamiento a Nina en las estrofas más coreadas de la noche.

Morgan

Cuando todas las piezas encajan

Seguramente no haya en la actualidad una cantante en nuestro país que consiga lo que consigue ella. Su voz es siempre emocionante pero adquiere una cantidad de matices que deja con la boca abierta a cualquiera que tenga la ocasión de verla en directo. Su manera de cantar pasa del susurro al desgarro con una naturalidad sobrecogedora. Cuando parece estar a punto de romperse, vuelve a girar y a dejarte un nudo en la garganta que te hace tragar saliva y sentir que lo que estás viendo no es de este mundo.

Una vez llegados al ecuador del concierto, la banda se dispone a interpretar “Unknown Legend”, la excelente composición de Neil Young que sonaba antes de cada concierto de la gira de ‘Air’ y que en voz de Paco se vuelve cercana, sin perder aridez pero con un bonito punto de familiaridad. Es así como Morgan encaran la segunda parte del show, la que tiene como protagonistas a las canciones de su último disco.

Y no podía ser otra la manera de abrir este segundo acto que con la atmósfera que origina “Planet Earth”, la maravillosa composición que inaugura ‘Air’ y que podría ser un compendio de todo lo que es la banda en estos momentos. Es el claro ejemplo de que, aunque la voz de Nina sea a priori el elemento más destacable de Morgan, el resto de componentes del grupo son básicos para el proyecto y, cada uno en su parcela, dotan a las canciones de personalidad propia.

Honestidad y agradecimiento

“Sargento de hierro” vuelve a ser uno de los momentos más álgidos a nivel emocional de todo el concierto, donde el público, con lágrimas en los ojos, se deja llevar por completo por esta desgarradora letra. Y como también hay lugar para la diversión, en la recta final del show, en medio de “Another Road (Gettin’ Ready)”, la banda se atreve (como ha venido haciendo durante toda la gira) con “Lose Yourself To Dance”, de Daft Punk y es ahí donde Nina se deja llevar por el baile en uno de los pocos momentos en los que sale del cobijo de su teclado. Probablemente no haya nadie que represente mejor la felicidad que ella, con su eterna sonrisa y sus continuos agradecimientos y reflexiones en voz alta: “¡Esto es un puto sueño y es real!”.

La despedida, como cerrando un círculo, vuelve a ser en acústico, sin micrófono delante, con Nina y Paco interpretando “Marry You” y emocionando por última vez a sus seguidores. En ese momento nos viene a la cabeza una frase que la propia Nina nos ha dicho unas canciones antes: “Vamos a parar al menos un año y os pedimos que no os olvidéis de nosotros”. A buen seguro no hay mayor muestra de honestidad que pedir eso a su público, y es que lo de alargar giras innecesariamente como hacen otros grupos o artistas, no va con Morgan. Cuando vuelvan, aquí estaremos, esperándoles con los brazos abiertos.

Morgan

Setlist Morgan:

  1. Honey Come Home
  2. Cold
  3. Cheesecake
  4. Attempting
  5. Goodbye
  6. Work
  7. Volver
  8. Home
  9. Thank You
  10. Unknown Legend
  11. Planet Earth
  12. Blue Eyes
  13. Flying Peacefully
  14. Oh Oh
  15. Sargento de Hierro
  16. The Child
  17. Another Road (Gettin’ Ready)
  18. Marry You