jueves, diciembre 5, 2019

Crónica Carolina Durante en Madrid (La Riviera, 2019)

Conciertos Crónica Carolina Durante en Madrid (La Riviera, 2019)

Fotografías: Eli Gringer (@ellieatgigs)


Con dos incuestionables sold out en la sala La Riviera de Madrid, Carolina Durante consiguieron este fin de semana su penúltimo hito (recordemos que ya han anunciado un concierto para diciembre de 2020 en el Wizink Center) en su corta carrera. Aunque parezca mentira, la joven banda madrileña solo lleva dos años en esto y, por lo que estamos presenciando según pasan los meses, su historia no ha hecho más que comenzar, el futuro para ellos (y para sus, cada vez más numerosos, fans) es prometedor y excitante.

Los argentinos Bestia Bebé fueron los encargados de caldear el ambiente y de mantener enchufados a los impacientes seguidores de Carolina Durante. Con un ejercicio de potencia guitarrera y chulería porteña, el cuarteto encaró el pequeño set que traían bajo el brazo con gran convicción y seguridad, demostrando que al otro lado del charco se factura un rock con acento propio y enorme credibilidad. La propuesta de Bestia Bebé encaja a la perfección como aperitivo del plato principal de la noche, con un discurso sonoro muy cercano. Es en ocasiones como esta en las que uno se da cuenta de la importancia que tiene elegir bien a los teloneros de los que quiere acompañarse, pues los músicos de Buenos Aires consiguieron enganchar al público, ganarles para la causa y prepararles para lo que llegaría unos minutos después.

Carolina Durante

Actitud amateur, cifras profesionales

Pasadas las 21:20 de la noche, y tras unos minutos en los que la sala se inundó de punk-rock clásico, con temas de The Clash o Ramones, Diego, Martín, Juan y Mario aparecieron en escena bajo el delirio de la abarrotada sala. Es increíble presenciar lo que estos cuatro madrileños desatan en tanta gente, con una presencia despojada de prejuicios y repleta de intenciones, toda una generación se siente identificada hasta los huesos con lo que proponen Carolina Durante.

Tienen la actitud de un grupo amateur (y esa es una de las credenciales que más conquistan a sus fans) pero sus cifras empiezan a ser más serias que las que muchas bandas profesionales atesoran en la actualidad. Le pese a quien le pese y, más allá de detractores y fieles seguidores, Carolina Durante son todo un fenómeno y lo pudimos comprobar en una sala La Riviera que por momentos parecía estar a punto de estallar.

Un ritmo frenético

En apenas una hora y cinco minutos, los madrileños pusieron patas arriba el recinto, concentrando en tan escaso minutaje las 20 canciones que tienen en su repertorio (19 publicadas hasta la fecha, más una cuya edición es inminente). Un concierto que representa a la perfección la manida definición de “corto pero intenso”. Es fácil de comprender que, por tanto, el ritmo del show fue frenético, para los propios músicos y para un público que exprimió al máximo sus capacidades vocales y físicas en cada estribillo, en cada salto, en cada pogo… “Yo a este ritmo no aguanto todo el concierto” decía un joven a uno de sus amigos al término de “El himno titular”, la tercera canción de una noche que arrancó con “Cementerio (El último parque)” y “Buenos consejos, peores personas”. Un arranque fulgurante tras el que ya éramos muchos los que jadeábamos intentando recuperar el aliento.

El carisma de Diego Ibáñez no reside en su comunicación con el público (apenas habló durante el concierto), ni en su capacidad vocal (ya sabemos que no es lo que más le preocupa), sino que se basa en una actitud en la que aúna cierta chulería con una inusitada energía que contagia a su público, llevándoles al terreno donde mejor se mueve: el de la locura total, el desgarro y el desfase.

La aparente despreocupación en temas estilísiticos, métricos o de perfección musical, hace que la propuesta de Carolina Durante y de su líder, sea un fiel reflejo de lo que pide su ferviente legión de seguidores. Sus estrambóticos y casi epilépticos movimientos, sus continuos brincos sobre el escenario, su particular manera de acometer sus propias composiciones, a voz en grito y esa aparente suficiencia escénica, convierten sus conciertos en un acontecimiento adrenalítico, donde cada frase de las canciones adquiere un protagonismo espectacular en boca de los cientos de personas que las corean sin cesar.

Carolina Durante

Colección de himnos

Como decíamos, en poco más de una hora, Carolina Durante desplegaron todo su arsenal: las diez canciones de su  primer larga duración, las tres de cada uno de sus EP’s anteriores y los singles sueltos que han ido publicando hasta ahora. “No tan jóvenes” es el último de ellos, presentado apenas cuatro días antes de este concierto y que ha irrumpido como un nuevo himno del cuarteto, tal y como nos tienen acostumbrados. La constatación fue que todos y cada uno de los presentes ya se sabían el tema al dedillo. Además, dieron a conocer un nuevo single, que verá la luz en unos días y que fue el único momento del show en el que el público no acompañó al cantante en cada estrofa.

Ante el agotador desarrollo del concierto, apenas hubo dos momentos para el respiro, coincidiendo con los temas más lentos del setlist (“300 golpes” y “El perro de tu señorío”), en los que Diego parecía contenerse más de lo que habitúa a hacer. La divertida sorpresa que supuso la salida al escenario del meteorólogo Martín Barreiro para acompañar a la banda en la estrofa que le nombra de “El año” o el imparable sprint final con “Cayetano”, “Perdona (Ahora sí que sí)” y “Joder, no sé”, son otros momentos reseñables de la actuación.

Carolina Durante
Carolina Durante

Cayetano ya no vota a Ciudadanos

Un claro ejemplo de la época que vivimos en la que todo cambia, para bien o para mal, en muy poco tiempo, es que donde antes se decía que los “Cayetanos” “no votan al PP, votan a Ciudadanos”, en este momento se señala que “ahora votan a VOX, antes a Ciudadanos”. Como ellos mismos dicen: “lo que cambian las cosas en un año…”.

La despedida de la banda, al término de la actuación, es la viva imagen de cómo se toman los cuatro esto de la música. Sudor a raudales, abrazos y unos músicos absolutamente desfondados, como el deportista de élite que termina una competición épica de la que sale triunfador. Así, con “Viva la gente” sonando por los altavoces de la sala, dijeron adiós a toda esa gente que les ha llevado donde están y que les seguirá catapultando hacia nuevas metas y futuros éxitos. Al margen de la gira en la que están inmersos y de la temporada de festivales, ya hay una fecha marcada a fuego en mucha gente: 28 de diciembre de 2020. Ese será el día en el que el equipo local formado por Diego, Martín, Juan y Mario pueda dar el salto definitivo en el Wizink Center de Madrid.

Setlist Carolina Durante:

  1. Cementerio (El último parque)
  2. Buenos consejos, peores personas
  3. El himno titular
  4. Cuando niño
  5. El año
  6. Nuevas formas de hacer el ridículo
  7. Falta sentimiento
  8. 300 golpes
  9. La noche de los muertos vivientes
  10. Las canciones de Juanita
  11. Niña de hielo
  12. Si supieras cómo soy
  13. KLK
  14. El perro de tu señorío
  15. No tan jóvenes
  16. Necromántico
  17. En verano
  18. Cayetano
  19. Perdona (Ahora sí que sí)
  20. Joder, no sé