Sitges. Día 2

Segundo día con un cartel bastante prometedor. Primero, y bien temprano, Young Ones con Michael Shannon que siempre es una gozada de ver en pantalla. Después Musarañas, posiblemente la película nacional más esperada junto a [REC]4 y producida por Álex de la Iglesia. A continuación dos títulos noruegos: Dead Snow 2: Red vs. Dead, la segunda parte de los zombis nazis y el último thriller de Stellan Skarsgård, In Order of Disappearance.

Young Ones

Este filme nos lleva a un futuro desolador donde el agua escasea y la pobreza predomina en las aldeas alejadas de la urbe. Concretamente se centra en una familia con recursos limitados que está prácticamente rota debido a las consecuencias que supusieron el pasado alcohólico del padre (Michael Shannon). Todo se complica aún más con la incursión del novio (Nicholas Hoult) de su hija (Elle Fanning), dispuesto a todo por salir de su miseria.

La película transcurre de forma bastante lenta buscando plasmar cada personaje, dando demasiada relevancia a la trama familiar en lugar de apostar por otras variables que plantea inicialmente. Se divide en tres capítulos, uno dedicado al padre, otro al novio y el último al hijo (Kodi Smit-McPhee). Pese a estar ambientado en una época algo más lejana y la avanzada tecnología robótica, el resto de situaciones y planteamientos podrían ser perfectamente aplicables a nuestros días. Pero lo más destacable y donde reside la fuerza de Young Ones es en el apartado visual e interpretativo. Los escenarios son capturados con toda su esencia gracias al saber hacer del director, Jack Platrow y los personajes se encargan de aportar el resto.

PUNTUACIÓN CRAZYMINDS: 6.5/10

Musarañas

Musarañas es la consagración de Macarena Gómez. Ella hace de Montse, hermana mayor de Nia (Nadia de Santiago) con la que comparte piso durante la posguerra española. Las dos mantienen una relación muy inestable hasta que irrumpe en sus vidas un vecino (Hugo Silva) pidiendo ayuda tras sufrir un accidente. Con su aparición en escena la cosa se acaba desmadrando del todo y vamos conociendo de lo que es capaz Montse.

Hay que reincidir en el grandísimo papel de Macarena Gómez que da vida a esta película con su habilidad camaleónica a la hora de interpretar a su personaje que sufre agorafobia y constantes cambios de actitud. La historia a veces sobrepasa lo coherente, pero ahí reside el estilo característico de Álex de la Iglesia y el poder introducir mucha sangre y toques de humor que armonizan su visualización. Por lo tanto, si te gusta lo macabro, la ambientación de los 50 y no te importa reírte con alguna burla hacia el catolicismo que predominaba en esa época, hay muchas probabilidades de que disfrutes con este título.

PUNTUACIÓN CRAZYMINDS: 6.5/10

Dead Snow 2: Red vs. Dead

Esta es la secuela de Dead Snow, la película que muestra a zombis nazis arrasando con todo. El filme lo retoma donde lo dejó, con Martin (Vegar Hoel) como único superviviente y encargado de acabar con esta amenaza comandada por el coronel Herzog (Ørjan Gamst). Y en este caso contará con aliados americanos y rusos para intentar frenar la invasión enemiga. Partiendo de esta premisa, junto a la alta dosis de comedia que garantiza esta segunda parte, poco más se puede decir salvo invitar al público a verla. Cien minutos de diversión, zombis y gore son un cóctel realmente apetecible. En mi caso no he podido ver la primera parte pero según muchas críticas esta versión es mejor. Posiblemente gracias al aumento en su presupuesto. Si también te quedaste sin ver la primera parte, no te eches atrás porque también se disfruta.

PUNTUACIÓN CRAZYMINDS: 7/10

In Order of Disappearance

Lo mejor que he visto en Sitges hasta la fecha. Un excelente filme noruego que une de forma magistral dos géneros como son el thriller y el humor negro. Explica como Nils (Stellan Skarsgård) pasa de ser elegido ciudadano del año de su localidad, a tener que vengar la inesperada muerte de su hijo. Como consecuencia de ello, se ve involucrado entre la mafia noruega y la serbia con fin de matar uno a uno a todo aquel que tuviese culpa en el fallecimiento de su hijo. Lo mejor es la incorporación de ese toque humorístico mencionado previamente, que retrata y hasta se burla de la sociedad noruega y de cómo percibe a las demás culturas presentes en su país. Una gran manera de conocer por encima el choque cultural en noruega. También ayuda a deleitarnos aún más el gran trabajo de los actores representando sus roles de forma muy acertada, en línea con la tónica que propone la película. Sin duda uno de los imperdibles del festival.

PUNTUACIÓN CRAZYMINDS: 8/10

Más de Román De Arquer

Sitges. Día 4

Repaso de tres películas visualizadas durante este cuarto y caluroso día en...
Leer más