Recomendamos… Un par de mandíbulas diferente: Un clásico de Culto (The Rocky Horror Picture Show, de Jim Sharman)

THE HORROR PICTURE SHOW
Date al placer absoluto. Nada en las aguas cálidas de los pecados de la carne – pesadillas eróticas más allá de toda medida, y fantasías sensuales que quedarán para siempre. ¿No puedes verlo? No lo sueñes, vívelo…

Con esta sola frase ya se puede entrever la temática de la película, pero para quien no la ha visto o no ha oído hablar de ella (se me imagina muy extraño) no puede sospechar todo lo que suscita: carcajadas, espasmos incontrolados, ganas irrefrenables de bailar, exagerado maquillaje, tendencias y vestimentas travestidas, amor por el rock’n roll y mucho más.

La historia en sí cuenta como una pareja de recién casados, Brad (Barry Bostwick) y Janet (una jovencísima Susan Sarandon) acaban tirados en la cuneta bajo la lluvia en plena noche y, como en la mítica canción Hotel California llegan a la mansión del doctor Frank-N-Furter (Tim Curry) un dulce travestido de “Transexual, Transilvania” según sus propias palabras, quien les invita a entrar y a disfrutar del espectáculo que se organiza en su castillo alrededor del su experimento, la creación de un hombre al más estilo Frankestein, llamado “la Creación “o” the Rocky Horror”.

Brad y Janet intentan salir de allí, pero poco a poco sus motivaciones cambian con respecto a lo que se les ofrece en el castillo.

Todo esto aderezado con una banda sonora magnífica, coreada y coreografiada en todo el mundo durante años, ya que se estrenó (y seguro que escandalizó) en el año 1975 (en España no fue hasta 1978 y fue traducida como Orgía de horror y locura) y aunque seguro fue un gran shock para la época, se convirtió en una película de culto con miles de seguidores que se disfrazan emulando a los personajes y bailan sus canciones en los cines donde se proyecta en todo el mundo.

El director Jim Sharman firmó el guión junto con Richard O’Brien, guionista también de Dark City, Por siempre jamás y Flash Gordon, y además es uno de los actores de esta cinta (el mayordomo Riff-Raff).

Es humor a raudales, erotismo frenético, seducción, mucha carne, pero ante todo, lo que es y lo que provocó es una banda sonora de rock´n roll en estado puro. Incluso Meat Loaf se atrevió a ser, cantar y bailar como Eddie, ex chico de los recados, quien le pone voz al tema Whatever happened to Saturday night? Y es que, cada una de las canciones de la banda sonora se queda grabada en tu mente para siempre, ritmo frenético con ligueros y medias de rejilla. No hay nada que se le parezca.

Sí es verdad que a veces roza lo cutre, (rectifico), es muy cutre; los tatuajes del doctor Frank’n Further cambian en diferentes escenas de la peli, las palabras de los personajes no coinciden con lo que en realidad dicen, incluso aparecen micrófonos colgando sobre sus cabezas; pero no estamos hablando de una superproducción , aún así se convirtió en película de culto, y ha sido homenajeada desde series como Glee (titulando uno de sus capítulos The Rocky Horror Glee Show), en la película Fama, o el grupo mexicano infantil La banda Timbiriche (del que Paulina Rubio fue componente) hizo una versión de Time Wrap titulándola El baile del sapo.

No sorprende saber que solo ganó un premio en un festival de cine de terror menor, pero dada la indecorosa temática (sólo por lo que promueve y no por lo que enseña) los críticos de antaño prefirieron quedarse metidos en el armario con sus arcaicas formas de hacer cine que explorar nuevos horizontes; es un alivio saber que espectadores de todo el mundo no pensaron lo mismo, haciendo que se convirtiese en el clásico que hoy es.

Un consejo para los lectores que no la hayan visto todavía: ninguna reseña puede llegar a dar una idea aproximada de la sensación que deja ver esta película, así que, si hemos despertado tu curiosidad, busca un cine donde se proyecte (más fácil en grandes ciudades y en Halloween), alquílala en un videoclub o pídesela prestada a algún cocnocido y acude a verla con todos tus amigos (cuantos más mejor), entonces podrás disfrutar del espectáculo en su totalidad y seguro que acabarás haciendo el “timewarp again (and again, and again!)…

Por si todo esto fuera poco, al final de los créditos aparece la siguiente frase: Los personajes que aparecen en esta película son ENTERAMENTE FICTICIOS y no mantienen ninguna similitud con nadie vivo o ¡MUERTO!

PUNTUACIÓN CRAZYMINDS: 10/10

Escrito por
Más de Blanca Font

The Broken Tower, un proyecto de James Franco.

A James Franco se le conoce por innumerables razones: protagonizar películas como...
Leer más