Fallece el actor y director Richard Attenborough

La racha de pérdidas en el mundo del cine no es nada buena. Cierto es que cuando uno llega a unas edades significa que el final está más cerca, pero eso no evita que el dolor y la tristeza sea menor. Richard Attenborough ha fallecido este domingo a los 90 años tal y como ha anunciado la Academia Británica de las Artes Cinematográficas y de la Televisión (BAFTA) y  ha confirmado su propio hijo al canal británico BBC. “Su actuación en Brighton Rock fue brillante, su dirección de Gandhi fue sorprendente. Richard Attenborough fue uno de los mejores del cine”, ha señalado el primer ministro británico David Cameron a través de la red social por excelencia.

La carrera de Attenborough es muy amplia y muy premiada, como se merecía. Sus primeros pasos los comenzó a dar en 1942 pero la fama le llegó en 1947 con Brighton Rock. El salto a Hollywood lo dio en 1963 con La Gran Evasión. Ganó dos Globos de Oro a Mejor Actor Secundario: uno por The Sand Pebbles (con Steve McQueen) y otro por Dr. Dolittle en 1967 y 1968, respectivamente.  En 1979 anunció su retirada, pero a Steven Spielberg no se le dice que no, y en 1993 volvió a ponerse delante de las cámaras para interpretar al inolvidable John Hammond en Jurassic Park.

Que anunciara su retirada no significaba su despedida del cine, ni mucho menos. Attenborough podía dejar de aparecer delante de las cámaras pero sólo para ponerse tras ellas. Y así lo hizo por ejemplo con Gandhi en 1982, película por la que obtuvo un Globo de Oro, dos BAFTA  y dos Oscar (Mejor Director y Mejor Película).

Además de sus premios cinematográficos y su mencionada (aunque de manera muy sintetizada) carrera, Attenborough recibió el título de Caballero del imperio británico, con tratamiento de “sir” en 1976, y accedió a la Cámara de los Lores con el título de barón Attenborough de Richmond-upon-Thames en 1993.

Fuera del mundo del cine y los premios, Attenborough fue patrón de multitud de organizaciones solidarias y fundó en Suazilandia el “Centro para el aprendizaje creativo Jane Holland”, en memoria de su hija que falleció en el tsunami de 2004 en Tailandia. 

Coleccionista de arte desde los años 50 (poseía cerámicas de Picasso dentro de su colección),  en 2008 sufrió un ictus que lo postró en silla de ruedas y en 2013, tras vender parte de sus posesiones de arte y sus propiedades en Londres y Escocia, ingresó en una residencia para antiguos artistas junto a su esposa.

Dijo Gandhi: “La muerte no es más que un sueño y un olvido”.  Nosotros no te olvidaremos, y gracias al cine siempre estarás con nosotros.

 

 

Escrito por
Más de Miriam Montero

Especial de 13 minutos de “El Hobbit: Un Viaje Inesperado”

Menos de una semana para que se produzca su estreno en nuestras...
Leer más