Estrenos… Albert Nobbs (Rodrigo García, 2011)

ALBERT NOBBS

No hay duda de que Glenn Close es una actriz que, siendo considerada de las mejores de su generación, siempre se la han escapado los grandes premios de interpretación cinematográficos, quedando siempre en un segundo plano. Empiezo esta reseña hablando de la actriz protagonista porque en esta ocasión más que una película nos encontramos con el ejemplo perfecto de un vehículo para el lucimiento de su elenco actoral por encima del resto de elementos. Se trata de una historia real acaecida en el Dublín victoriano de finales del siglo XIX, donde una mujer se hizo pasar por hombre para poder ser autosuficiente y ahorrar su propio dinero. La historia fue un escándalo y se convirtió en obra de teatro que la propia Glenn lleva interpretando con éxito desde 1982. Desde entonces hizo todo lo posible para llevar el proyecto al cine y se nota, su omnipresencia llega incluso hasta la banda sonora, donde ha compuesto hasta el tema principal.

La típica historia de actriz que pone todos sus esfuerzos en un proyecto hasta hacerse con el ansiado Oscar. Lástima que la película no funcione igual a todos los niveles; para empezar el guión no tiene fuerza y rápidamente lo que podría ser un interesante drama de época queda relegado ante el academicista romance imposible con el único aliciente original del lesbianismo. Nobbs se enamora de una sirvienta de la casa, interpretada por Mia Wasikowska, (Jane Eyre, Alicia en el país de las maravillas), sin embargo ésta, que desconoce su secreto, sólo quiere sacarle dinero mientras se beneficia de los placeres que le da el joven carbonero de la casa. Por otro lado, por azar, conoce a Hubert Page (Janet McTeer), otra mujer haciéndose pasar por hombre, lo que la dará la idea para soñar con un futuro junto a su amada.

Aunque en un principio pueda sonar interesante, es precisamente el desinterés el que hace mella cuando uno se da cuenta los derroteros por los que va a seguir la película; se ve venir cada giro de guión a la legua resultando excesivamente previsible y acartonada. Glenn Close por su parte está bien caracterizada pero cuesta creérsela de verdad, lleva la sobriedad de su interpretación a tal extremo que se la notan demasiados tics, por no hablar de lo bidimensional y extremadamente inocente que resulta su personaje, y es que en demasiadas ocasiones abusa de la cara de tonto o de forzar la voz masculina. Aun así, y salvo por una escena que se viste como una mujer que no funciona para nada, su interpretación es lo mejor de la película pero ni con esas es ni de lejos la mejor de su carrera, incluso en algunas escenas se ve relegada ante la poderosa interpretación de Janet McTeer como secundaria vestida de hombre.

En cualquier caso, es una película de actores, hecha a medida para su lucimiento y que no acaba de despegar, se echa de menos algo de profundidad en el guión y en la encorsetada realización por parte del director colombiano Rodrigo García, que no consigue hacer que los personajes importen ni se le ve con mucho interés en explorar la historia que cuenta, y más con los temas con que partía como el lesbianismo oculto de la sociedad de la época y la moral victoriana. Como mínimo se echa en falta un tratamiento menos empalagoso y naif.

Albert Nobbs está nominada a tres Oscar. Mejor Actriz (Glenn Close), Mejor Actriz Secundaria (Janet McTeer) y Mejor Maquillaje.

PUNTUACIÓN CRAZYMINDS: 5 /10

Escrito por
Más de Ángel Vilar

Revenge: A love story (Ching Po-wong) Especial SITGES 2011

Que el cine hongkones está emergiendo de nuevo es algo que se...
Leer más