viernes, octubre 18, 2019

Drive (Nicolas Winding Refn, 2011)

Cine Drive (Nicolas Winding Refn, 2011)

Drive (Nicolas Winding Refn, 2011) Con un inicio más ochentero que Flashdance, empieza esta cinta sin grandes pretensiones pero con un gran trabajo de dirección por parte de Nicolas Winding Refn, ganador a la mejor dirección en el Festival de Cannes2011. Cinta también nominada a la Palma de Oroen Cannes, es única en su especie. Perfecta combinación entre la fotografía al estilo videoclip en las escenas nocturnas y el silencio de los personajes que, con pocos diálogos, transmiten todas sus motivaciones y pensamientos, todo esto aderezado con una banda sonora, el look de cazadoras personalizadas de los ochenta y con una trama de cine mafioso y gamberro.

El espectador siempre viaja en el asiento de atrás del coche, como un cómplice, mientras el protagonista, impasible, conduce por las calles de Los Ángeles a un ritmo hipnótico. Aunque gran parte de la película transcurra dentro de un coche, no se trata de una de acción, es un conducir placentero, es el hilo conductor donde se descubren dos personas que se necesitan mutuamente pero se conocen en el momento más inoportuno.
Él, chico solitario y callado, con varios empleos y algún que otro negocio sucio, y ella, madre joven de un niño y camarera de profesión, empiezan una relación de amistad que les hará replantearse sus prioridades.
Los clichés mafiosos despiertan algunas risas, pero a destacar es el personaje principal que no tiene nombre, siempre con el palillo en la comisura de su boca, al que Ryan Gosling le aporta mucho misterio, lejos de parecerse en nada al Cobra de Sylvester Stallone. Aunque existe una dualidad perfectamente transmitida por Gosling entre la brutalidad animal más obscena y la ternura más humana, es uno de esos trabajos que dará que hablar. De sus miradas se desprenden sus buenas intenciones, la seguridad en sí mismo y su empatía, ante la conmovida, frágil y joven Carey Mulligan, madre de familia atrapada en su vida.
Driver es un héroe con defectos, anónimo, que se equivoca y conmueve. El espectador que vaya buscando el típico héroe de Hollywood, con músculos y voz ronca a lo Terminator debe abstenerse. Por cierto, la cantante de la banda sonora seguro que lleva calentadores, pero encaja a la perfección con la dinámica y la estética de toda la cinta.
En definitiva, es una de esas películas cuyos personajes atrapan y de un universo del que el espectador quiere formar parte, cuyas motivaciones quiere llegar a comprender.
PUNTUACIÓN CRAZYMINDS: 9/10.