Videografía de Queens of The Stone Age

Pocos podían imaginar, durante los 90’s, una década especialmente prolífica en música inmortal en general, y en fantásticas bandas de culto y underground en particular, que Josh Homme se convertiría en uno de los grandes iconos del rock del siglo XX. En esos años tocaba la guitarra en una banda de stoner rock asombrosa y pionera llamada Kyuss, que jamás gozó de la repercusión merecida. Acabó disolviéndose, pero Homme, un animal escénico y un portento de la guitarra, inició una nueva aventura con Queens Of The Stone Age, con la ayuda de algunos miembros de Kyuss, como el bajista Nick Oliveri. Corría 1998, y aunque el éxito del debut fue relativo, el nombre de Homme en el mundo del rock comenzaba poco a poco a consolidarse. If Only, single y tema muy representativo de esta etapa primeriza, evidencia claras conexiones con su antigua banda, aunque con matices distintos, que se desarrollarían más en álbumes posteriores. El siguiente vídeo recoge una interpretación del tema en el programa de Conan O’ Brien.

If Only (Queens Of The Stone Age, 1998)

El disco de confirmación de la banda y su cima creativa. Jamás sonaron más inspirados, imaginativos y versátiles que aquí, con la ayuda inestimable de las cuerdas vocales rotas y atormentadas de Mark Lanegan cantando una de las canciones más memorables del arranque de siglo, In The Fade. Nick Oliveri, con su voz salvaje y desquiciada, también cantó en algunos temas. El eclecticismo fue absoluto, y en los surcos de este álbum se podía escuchar desde piezas crudas y directas a temas más atmosféricos. Sonaban a Kyuss, pero también a formaciones más emotivas y psicodélicas como Screaming Trees. Pero su modo de combinar estos elementos era tan personal que, en realidad, y tal vez sin saberlo, estaban creando un estilo propio. A continuación, el frenético primer corte, con Rob Halford de Judas Priest haciendo coros, y en el que empezaron a mostrar su gusto por los clips de animación y estética siniestra y gamberra.

Feel Good Hit of the Summer (Rated R, 2000)

El álbum que ratificó la popularidad internacional de la banda y el más contundente de todos, en buena medida por la sobresaliente labor a las baquetas de Dave Grohl. Carece de los matices y de la originalidad del anterior, también alguna musa se quedó en el camino, y cuando trata de sonar más melódico y oscuro convence bastante menos, pero su pegada y efectividad es incuestionable. Artísticamente pegaron un pequeño bajón, pero mediáticamente QOTSA, con Songs For The Dead, acapararon más focos y aplausos que nunca. Y registraron uno de sus mejores videoclips con Go With The Flow, siguiendo unos parámetros visuales muy similares a los de Feel Good Hit of the Summer, como se puede observar:

Go With The Flow (Songs For The Dead, 2002)

Josh Homme, tres años después de la potencia monolítica de Songs For The Dead, trató de recuperar la riqueza estilística de Rated R, y a la vez inyectar más densidad y truculencia al sonido de la banda. Con Lullabies To Paralyze consigue su objetivo a medias, pariendo tal vez su álbum más lleno de contrastes, con una primera mitad distinguida por temas más directos y efectivos, y una recta final algo plomiza, ligeramente indigesta. Se percibía la tendencia a apartarse cada vez más de la sombra de Kyuss, a sonar lisérgicos y crípticos, pero paradójicamente cuanto más apostaban por ello, menos seductores resultaban. Eso sí, en directo, como se pudo atestiguar en el Azkena Rock de 2005, eran una apisonadora, estaban mejor que nunca. En lo referente a los videoclips, por último, mantenían un nivel bastante notable, mezclando el humor y la oscuridad con mucho estilo.

Burn The Witch (Lullabies To Paralyze, 2005)

El último disco hasta el momento de la banda, Era Vulgaris, nos devolvió al Homme más disperso y menos inspirado que se recuerda. Un conjunto de canciones endeble y olvidable, un disco sin rotundidad ni emoción, un ahondamiento en el sonido más atmosférico y retorcido del grupo que, lejos de tocar la fibra, provocaba bastante abulia. Sus videoclips parecieron contagiarse y se llenaron de ramplonería y lugares comunes. Make It With Chu, tal vez el single más anodino de la carrera del grupo, lo atestiguó.

Make It With Chu (Era Vulgaris, 2007)

Este ha sido un somero repaso a la trayectoria musical y audiovisual de QOTSA. Llena de contrastes, y sumida en un pequeño bache, pero con todo, una de las más interesantes que ha ofrecido el rock de este siglo. El anuncio de la grabación de un nuevo álbum, en este 2013 y con Dave Grohl de nuevo en la batería, es una de las mejores noticias posibles de cara a estos próximos meses. Esperemos que Homme recupere el pulso y nos brinde uno de los discos del año.