¿Plagios, inspiraciones o casualidades? Una mirada a algunos casos similares al Radiohead vs. Lana Del Rey

Prácticamente hemos arrancado el año comentando la noticia del supuesto plagio de Lana del Rey a Radiohead. Al parecer la canción Get Free del nuevo álbum de la cantante suena tan parecida a Creep, el hit de los ‘90s de la banda británica, que les llamó la atención al punto de, presuntamente, haber presentado una demanda.

 

 

Esta decisión desató los comentarios desde diferentes frentes, ya que Radiohead también fue acusada en su momento de plagiar exactamente la misma canción. El famoso hit fue señalado como una copia de The Air That I Breathe, una canción compuesta en 1974 por la banda The Hollies.

A lo largo de la historia de la música, se han popularizado muchas historias como ésta, en ocasiones casos desconcertantes de músicos desconocidos que ganaron juicios a otros muy famosos. Canciones que quizá nunca las hubiéramos oído si no fuese gracias a sus “plagiadores”. Músicos que juran desconocer las primeras versiones o que reconocen haber sido inspirados por las mismas. Hay también quienes dicen que en la música ya está todo creado y, en ese caso, todo lo que suena hoy no es más que una versión reciclada de algo que ya se escuchó en otro momento.

El debate está abierto y nosotros nos proponemos hacer un repaso por algunos de los casos que más nos llaman la atención, por unas u otras razones.

En el 2014, Tame Impala fue acusada de plagio por Pablito Ruiz, un cantante pop argentino de los 80s. Aunque parezca extraño pensar que la banda australiana pudo haber sido influenciada por el músico argentino, si escuchamos Feels Like We Only Go Backwards (2012) y Océano (1989), se pueden detectar siete versos muy parecidos o exactamente iguales, según declaró Ruiz en su momento. En medio de la polémica Kevin Parker, el joven compositor de la banda fue consultado (por la revista Rolling Stone) a lo que respondió: “Es una broma, ¿verdad?

 

Un caso un poco más conocido es el de Red Hot Chilli Peppers y Tom Petty. La canción señalada es Dani California que suena sospechosamente similar a Mary Jane’s Last Dance, del cantautor. A pesar de la polémica, Tom Petty decidió no realizar acciones legales ya que, según él mismo dijo en una entrevista, no veía “mala intención” por parte de la banda.

 

 

Ahora bien, para volvernos locos es el caso de Viva la vida de Coldplay, quienes fueron acusados por Joe Satriani de copiar If I could fly. Si bien ambas canciones suenan con gran similitud, lo llamativo es que hay tres canciones más que se parecen, algunas de ellas incluso anteriores a la de Satriani. La línea de tiempo sería la siguiente: (1973) Cat Stevens, Foreigner Suite (2002), Enanitos Verdes, Frances Limón (2004), Joe Satriani, If I Could fly (2007), Creaky Boards, The Songs didn´t write (2008) y Coldplay, Viva La Vida. ¿Plagio? ¿inspiración? ¿mala suerte?

 

 

En 1997, la banda The Verve lanzó el famoso sencillo Bittersweet Symphony con el que se inició una pelea legal con The Rolling Stones, quienes los acusaron de copiar su canción The Last Time de 1975. La historia es que The Verve tenía autorización para usar algunos acordes de la canción pero, según The Rolling Stones, se habrían excedido en la porción que utilizaron. Finalmente, después de una puja legal bastante intensa, la canción hoy está atribuida a Mick Jagger y Keith Richards, con letra de Richard Ashcroft. A partir de ese momento, Ashcroft pasó a referirse irónicamente a Bittersweet Symphony como la canción más bonita compuesta por Jagger y Richards.

 

 

Otro sonado caso de plagio fue el de la popular Come As You Are de Nirvana, para la cual el trío tomó prestado el riff de la tonada Eighties de los post punk Killing Joke. Después del lanzamiento de Nevermind (1991), los segundos alegaron el calco y plagio de su canción de 1985 del álbum Night Time. A pesar del alegato de KJ, no hubo ninguna acción jurídica por su parte, simplemente hicieron la anotación y se conformaron con que la banda de Seattle admitiera que habían usado partes de la canción. Años después, Dave Grohl participó en un álbum de Killing Joke y los versionó con Requiem.

 

Todos los que somos mayores de 30 recordamos al rapero blanco que explotó las listas de éxitos con un rap-pop track de 1990: Ice, Ice Baby, que iniciaba con un riff exacto al de Under Pressure (Bowie-Queen). Por aquella época, Vanilla Ice, su autor, evadía tontamente la queja, argumentando que el riff de su canción poseía un par de notas más que quitaba la pausa que poseía el riff de UP, además se excusaba en el acostumbrado uso de samples por parte de artistas de rap para la creación de sus canciones. Ambos, Bowie y Queen, lo demandaron. Ante ello, el rapero decidió comprar los derechos de las dos canciones, que era más barato que pagar los royalties de su one-hit-wonder. Veintisiete años después Vanilla aceptó el plagio de la canción en una entrevista en un programa radiofónico.

 

Una de las canciones más populares de 2003 fue el tema Are You Gonna Be My Girl?, de la banda australiana Jet de su álbum Get Born. Los comentarios sobre la similitud entre esta canción y el tema Lust For Life de Iggy Pop no se hicieron esperar. Cuando fue inquirido por el “plagio”, el cantante de Jet respondió que en realidad, tanto Lust For Life como Are You Gonna Be My Girl? son calcos de You Can’t Hurry Love de The Supremes (algo así como que no copiamos de acá pero sí de allá…). A pesar de haber sido muy publicitada la supuesta copia, Iggy Pop nunca se pronunció al respecto. Al escuchar las tres canciones es imposible no notar las similitudes. Como vemos en esto de los plagios, influencias, similitudes, etc; es mejor ir mucho más atrás en la historia de la música.

 

Finalmente, un caso reciente. La canción Houdini de la banda americana Foster de People guarda una gran similitud con Electric Feel de sus compatriotas MGMT. EF pertenece al álbum Oracular Spectacular de la banda MGMT, publicado en 2007. Por su parte, Houdini se encuentra en el álbum Torches de 2011. Solo pasaron cuatro años entre una y la otra, por lo que es bastante difícil no haber identificado la comparación entre ambas, que es mucho más difícil en el caso de canciones separadas por décadas. No se conocen declaraciones públicas sobre el hecho por parte de las dos bandas, esta controversia surgió desde fans de MGMT que notaron e hicieron público el supuesto plagio.

Podríamos escribir kilos de papel sobre las miles de canciones comprometidas en copias o hasta litigios, nosotros por ahora llegamos hasta aquí no sin dejaros la pregunta: ¿Conocéis alguna canción que suene muy similar o idéntica a otra? Cuéntanoslo en los comentarios.

Más de Carolina Geneiro y Fernando Guerrero