LOS MEJORES DISCOS DE 2015 (NACIONAL): DEL 50 AL 1

CRAZYMINDS - SAN VALENTÍN

Este año nos ha costado mucho hacer nuestras listas de los mejores discos del año. Tanto que la selección de los álbumes nacionales más destacados la estamos publicando en la primera semana de enero. Pero es que la cosecha de este año ha sido bastante buena. Esperamos que os guste…

50. Murciano Total – Quereres y Dejenes

Nuestra última entrada nos encanta por su facilidad en combinar música y diversión en las mismas estrofas, creando un pop sin pretensiones pero con ganas de divertir y de llegar al gran público.Está claro que si los grandes festivales los quieren en su line- up, la fórmula marcha.

 

49. Alondra Bentley – Resolutions

Uno de los timbres de voz más dulces de la escena nacional se cuela en las últimas posiciones de la lista, pero tiene todo el mérito del mundo. Su pop, con notas más sofisticadas en este último trabajo y mucho más bailable se avanza como un cambio y no mentimos: Nos gusta.

 

48. Crudo Pimento – Fania Helvete

Por suerte la música en España goza de muy buena salud, tanto que bandas como esta consiguen triunfar ofreciendo una propuesta de sonido rudo pero en el fondo, espectacular. En la variedad está el gusto y por ello este disco merece bien estar en la lista, harto de originalidad en lírica y sonido.

 

47. Airbag – Gotham Te Necesita

Rock de la vieja escuela, letras con las que uno de puede identificar en cualquier situación y muchos años en sus espaldas hacen que los fans y noveles no se olviden de ellos. Himnos como Bomba de Neutrones hacen que este disco guste y cuaje.

 

46Reina Republicana – El despertar

Con mucha experiencia pero con una corta trayectoria bajo este nombre, han sabido conquistar a los paladares musicales más selectos. Saben generar ambientes a través de la hipnótica voz de Maite y sus influencias del shoegaze no pasan desapercibidas, aunque han optado para este último trabajo por darle un aire más positivo a las creaciones, más rítmicas.

 

45Salto – Salto

Que un disco debut llegue a este lugar no es nada fácil, se compite con bandas consolidadas, pero al final, nos conquistan las letras y la creatividad y gracias a estos puntos favorables, les damos este gran reconocimiento a este bonito álbum, lleno de sutileza.

 

44. Adrià Puntí – La clau de girar el taller

Aquí tienes la llave. Sólo tienes que meterla en la ranura del CD y hacerla girar para entrar en un mundo poético, arrebatador y de una identidad rabiosamente única. Es la llave a un mundo que, a través de un imaginario que parte de los recuerdos de la infancia (el taller del padre de Adrià) traza un recorrido a corazón abierto, como siempre lo ha hecho porque nunca ha sabido hacerlo de otra forma. Preciso en la melodía y, permitidme señalarlo, en la lírica, donde echa mano de la inmensa riqueza léxica del catalán para forjar unas estrofas con las que tejer un imaginario a medio camino entre el naturalismo y el realismo.

 

43. Francisco Nixon – Lo malo que nos pasa

Está claro que cada proyecto suyo es un éxito y éste no iba a ser menos. No sólo nos hacemos eco de su regreso con Australian Blonde sino que este disco merece una ola por su calidad compositivo, su elegancia y su disparidad sonora, plagada de variedad al gusto del consumidor.

 

42. Joaquín Pascual – Una Nueva Psicodelia

Joaquín Pascual no defrauda. Tampoco en un disco en el que él mismo se ha encargado de grabar, componer, cantar y tocar prácticamente todos los instrumentos. Así se ha gestado un disco que también ha contado con pequeñas colaboraciones de amigos y en el que sus letras muestran el lado más personal del autor junto a unas bases sintéticas más que interesantes.

 

41. Soleá Morente – Tendrá que haber un camino

La genética ayuda pero el arte y el sentimiento que desprende la pequeña del clan Morente lo ha gestado ella misma, dejando el listón muy alto y dejando pasar aire fresco a los sonidos más flamencos sin caer en ritmos fáciles y letras desarraigadas. Esta fusión de la tradición con la vanguardia nos parece muy top y digna de reseñar.

 

40. Belize – Belize

Aunque les ha costado un camino duro el hecho de ser reconocidos por el gran público, han llegado para quedarse y para marcar además, muchas fechas en los festivales. Sus ritmos son  disparatados, saben hacer con la misma maestría ambientes únicos que melodías totalmente festivas. Nos encanta su registro y su libertad.

 

39. Mi Capitán – Drenad el Sena

Avalados por sus antiguas carreras, víctimas de su propio éxito. Gonçal Planas y sus secuaces han hecho una banda de rock de las de antaño, homenajeando a pesos pesados del rock argentino, donde las letras llenas de oscuridad y farra, pero sobre todo han sabido repartir la calidad de forma equivalente entre todas las pistas de este esperado debut.

 

38– My Expansive Awareness – My Expansive Awareness

My Expansive Awareness facturan en su homónimo primer albúm, lo que ya dejaban entrever en su EP previo: psicodelia de primer nivel, que les ha permitido pasearse por terreno patrio y europeo, así como por diferentes festivales especializados en el género. La lisergia domina en este LP, de alma underground, pero con sonidos grandilocuentes, guitarras infinitas, ritmos hipnóticos, y cierta sofisticación. La banda zaragozana ya despunta, y promete ser uno de los factores clave en los terrenos psych nacionales, durante los próximos años. Recomendable.

 

37. Tachenko – El comportamiento privado

Hablar de los zaragozanos es hablar de la historia de la música de los últimos veinte años, no hace falta decir que cada disco es un universo especial, donde Vinade y Perruca nos demuestran su elixir de la juventud musical para enseñarnos letras inolvidables y hacer sonreír en cada directo. La madurez hecha banda de una forma muy bien llevada.

 

36Berlinist – The Winter Hexagon

La delicadeza es realidad en este precioso trabajo de los barceloneses. Lleno de texturas, acompañamientos al piano que hacen soñar, magia encerrada en pequeñas cápsulas. Absolutamente nada que envidiar con los sonidos importados.

 

35. Autumn Comets – We Are Here / You Are Not

Disco original ya que contiene piezas en inglés y en español, rara avis. Guitarras rápidas, llenas de energía y sonidos ochenteros cercanos a New Order hacen que este grupo crezca en muchos aspectos, ofreciendo un resultado final de lo más coqueto.

 

34. Bourbon – Devastación

Se echaba en falta una formación que reivindique con autoridad el rock más atemporal. Y, sobre todo, se echaba en falta la sangre en el ojo, el carácter. Todo lo que representaba Bourbon y, afortunadamente, lo que seguirá representando. Una simple escucha de Devastación, su flamante segunda publicación, lo confirma. Si el oyente insiste, además, se regodea con la evidencia: no hay bajón, sino inspiración permanente, insobornable actitud. Tampoco estancamiento creativo; más bien amplitud de miras, majestuoso salto hacia delante.

 

33. Christina Rosenvinge – Lo nuestro

La veterana cantante siempre sabe hacer borrón y cuenta nueva en cada nuevo álbum, haciendo crear espectros diferentes para cada ocasión. Esta vez, nos regala una vez más letras sólidas, melodías delicadas y muy elaboradas, dando paso a la sensibilidad y al buen gusto creativo que desprende, jugueteando con el folk y el pop más tradicional.

 

32. Za! – Loloismo

Loloismo es a primera vista un back to the origins.  Un disco que se reconcilia con sus primeras referencias discográficas (Macumba o Muerte, o el más destacable, Megaflow) en la medida en la que se nota cierta pérdida en su lado más salsero y bailoteable del que su último disco desprendía. (…)

Za! siguen siendo uno de los factores más importantes de la música underground y del rock experimental (al menos en territorio nacional). No bajan los brazos ni un momento, el disco sigue en cierta manera la sinuosa linea con la que han ido dibujando su propio estilo y aprovecho para recomendar cualquier oportunidad de verles en directo, donde uno se expone a un arsenal sónico fuertemente abrasivo.

 

31. Opatov – Bacán

Bacán suena a aire fresco, a desparpajo, a noches de verano quemando rueda en el asfalto que acaban en la playa al amanecer. La técnica no es imprescindible si sabes pisar el acelerador y divertirte con la música. Y eso se nota: bajo la lisergia guitarrera y loops infinitos hay unos hookworms tan sensuales y eficaces que ni una sobredosis de Coldplay son capaces de eliminarlos; y los tarareas, risueño, mientras piensas en coches, en la playa y en ese verano infinito en Bacán.

 

30. Pumuky – Justicia Poética

Las atmósferas se hacen enormes y se mueven como olas. Como una ola. No citemos a la Pantoja. Como las mareas. Arrastrando lo bueno y lo malo. Agitaciones. Tsunamis emocionales. La voz se percibe más protagonista. La palabra se difunde clara y precisa. Contacta con lo emocional y lo épico. Las baterías se vuelven sintéticas. Y se establecen entre el ritmo principal y otro subyacente. Las letras son pura magia, magia como algo extraordinario, como exorcismo y/o liberación. Como objeto de culto, que tuvimos la deferencia de poder escuchar antes del streaming y que nos ha costado soltar, meses y meses. Justicia Poética merecería ser un título profético en la carrera del grupo que provocase unan meta-justicia-poética de los oyentes con el grupo y cayesen rendidos a sus pies.

 

29. The Saurs – The Magic Shape

Magic Shape vendría a ser un condensador de fluzo: un artilugio a medio camino entre la ciencia y la magia, un contenedor imposible para una descarga energética/adrenalínica desbocada. Que hayan sido capaces de domesticar la energía abrasadora de sus directos en un largo nos permite captar los detalles más sutiles que acostumbran a pasarse por alto mientras bailas sin parar. Rock de garaje tamizado por trallazos punk que no tiene ningún reparo en saquear los baúles del pop y del glam.

 

28. Tigres Leones- La catastrofía

Han protagonizado uno de los vídeos del año y sólo por esto, merecen estar en cualquier lista. Pero al margen del bombo que se le dio por este trabajo visual, nos quedamos con lo importante: Un disco genial que no pasa para nadie desapercibido.

 

27. Izal – Copacabana

Posiblemente es la banda más reconocida a nivel nacional y es que a Mikel y su banda no se les resiste nada, ni festivales ni su éxito en ventas. No es un disco complejo, pero sí una perfecta continuación de sus previos trabajos, lo que hace que se unan más adeptos a esta locura que han conseguido desatar en los últimos años. Nos guste o no, tiene mérito crecer así con unos comienzos muy humildes.

 

26. Carlos Sadness – La idea salvaje

Este chico nos ha conquistado con sus letras animadas, sus sonidos divertidos, su ukelele, su melena y la iconografía que rodea su estética, digna de Pinterest. Una propuesta muy fresca para los tiempos que corren que sabe sacar con mucho talento en sus directos.

 

25. Hazte Lapón – No son tu marido

El nuevo álbum del dúo vuelve a estar a la altura de las expectativas con su mix de géneros casi indescifrable en el que hay espacio para el folk, el pop, el jazz, rock… Y una amalgama bien diferente y variada entre temas, pero que en el conjunto de este No Son tu Marido resulta indudablemente (y extrañamente) coherente. Con todo esto no pierden además ni un ápice de la dulzura y la delicadeza de su sonido, que por alto que queramos escucharlo nos sonará bajito y moderado.

 

24La M.O.D.A. – Primavera del invierno

Aún cambiando de idioma, su música ha traspasado fronteras y no entiende de edades ni de estilos, sino que su tesón abarca el idioma universal que al final es en lo que se convierten las canciones. Su folk-rock cercano les ha ayudado a romper muchos esquemas y a triunfar allá donde pisan.

 

23. Yo, Estratosférico – Japonés Hablado

El largo de los chicos de Guadalajara es una apuesta segura, una convicción en firme de lo que se puede llegar a hacer cuando se cree en una idea. Música para todos, letras complejas reflexivas sin rozar el egocentrismo, directos brutales nos hacen ver en ellos el futuro de la música nacional.

 

22. Egon Soda – Dadnos Precipicios

Banda de bandas, saben hacer del rock and roll una auténtica fiesta, con poemas guerreros por bandera, juegos de guitarra y muchísima garra. Faltaba una formación de este corte clásico y ellos han sabido este disco hacernos pensar que todavía queda mucha experimentación posible.

 

21Nuria Graham – Bird Eyes

¿Cuántas veces caemos en el error de confundir intensidad con ruido? Una guitarra, una voz de contralto bien templada, unas composiciones redondas y la convicción del arte creado con tesón y amor es todo lo que se necesita para llegar más lejos y más hondo. Bird Eyes es el paso lógico tras ese First Tracks: un disco con una producción diáfana que le da alas a Núria Graham para llevar el folk de cantautora a terrenos poco habituales, a medio camino entre lo onírico y lo polifónico.

 

20Joe Crepúsculo – Nuevos Misterios

Sus conciertos son petardos y crápulas, no domina la técnica pero la crítica se rinde a sus pies porque nos hacía falta un divo de este talento. No tiene pelotazos como Mi Fábrica de baile pero aún así, este disco reúne grandes oportunidades para no dejar de quemar la pista.

 

19. Le Parody – Hondo

La artista de origen granadino Solé Parody ya sorprendió con su debut en 2012, muy “homemade” pero extremadamente atractivo. Tres años después y esta vez con más y más recursos ha firmado uno de los mejores álbumes de electrónica que algunos recordamos en nuestro país, mezclando desde sintetizadores británicos, samplers o vocoder hasta música tradicional de nuestro país, beats latinos, o trompetas por doquier, todo con una sofisticación y una limpieza pasmosas. Si a esto le sumamos las bellas letras que también se mezclan con temas significativos, la ecuación resulta en uno de los álbumes más redondos de nuestro país en 2015.

 

18. Fernando Alfaro – Saint-Malo

Pop fresco y  amable, casi como si nos paseáramos por Saint-Malo físicamente. La música del vocalista de Chucho dista mucho del pasado, pero sigue ganándonos verso a verso, con su bonita forma de encajar las sílabas en canciones. La belleza de la sencillez.

 

17. Zahara – Santa

De Santa le quedarán sus etapas pasadas, donde su música, mucho más dulce y pausada, se ha quedado en un segundo plano dando lugar a una grandiosa evolución al rock. Una diva en toda regla, talentosa como pocas y sobre todo creciendo a pasos agigantados. Este disco confirma que todo el trabajo previo merece mucho la pena.

 

16Nueva Vulcano – Novelería

Desde que en 2009 nos trajeran Peces de Colores, las ganas de Nueva Vulcano habían estado creciendo hasta que finalmente han roto el silencio llenos de energía, hits, pop y… va, mucha espiritualidad también. Novelería constituye un tremendo recorrido de 11 paradas en las que deleitarse de pegadizos riffs y letras que ya estamos deseando corear en directo. ¡Chapeau!

 

15. McEnroe – Rugen las flores

Con su quinto trabajo la banda vasca que ya tiene un rodaje extenso no ha hecho más que reivindicar una vez más su destacada (aunque aún no se les dé la relevancia que se les debe dar) posición. En este Rugen Las Flores de nuevo las letras melancólicas y la exquisita voz de Ricardo Lezón nos transportan a una historia de desamor plagada de una belleza inexorable, aunque no tenga nada que ver con nuestra propia experiencia, manteniendo además el nivel de su obra magna; Las Orillas. Imprescindibles en directo, y sin duda definitivamente una de las bandas más destacadas de nuestra tierra en el rock alternativo de la última década.

 

14. Hidrogenesse – Roma

Según Carlos y Genís, su intención en Roma no era hacer un disco conceptual, sino hacer como en toda su carrera (menos en el aclamadísimo Un dígito binario dudoso. Recital para Alan Turing), un disco de canciones. Aunque en lo estilístico sí que puede que sea así, existe una idea de partida que vertebra el disco: hablar de lo viejo como algo perdurable, en oposición a lo efímero de lo moderno.

 

13Perro – Estudias, Navajas

Este Estudias, navajas, parece que por un lado avanza un pasito más hace la agresividad. Las guitarras se hacen más ruidosas, acercándose al noise del que un oyente es bastante aficionado. Y con temas más agobiantes, descargas muy potentes, donde los ritmos siguen siendo una riqueza tremenda (dos baterías integran la banda) y sobre todo, las canciones se definen de una manera muy interesante (¿Hans Kruger quizás?). El caso es que la madurez que exhiben las canciones de este LP es un paso muy adelante con respecto a su primer largo, buenos riffs, melodías pegadizas –Cuñao, Cuñao, Cuñao-, instrumentación bastante equilibrada y sonidaco.

 

12Tulsa – La calma chicha

Tulsa traduce la música de forma diferente a como lo solía hacer. Los sonidos más sintéticos (con distorsiones), hay toques ochenteros y oníricos (Bosque). Lo que no cambian son los desgarros de guitarras y la inconfundible voz triste y delicada de Miren, sello inconfundible de su música. 33 minutos de música peculiar, 9 canciones que nos han transportado a diferentes momentos de la vida, a sentir los diferentes estados de tristeza y decadencia –porque lo que es felicidad, no se transmite mucha – que nos han hecho vibrar desde que salió el single de adelanto.

 

11Pablo Und Destruktion- Vigorexia Emocional

Pablo Und Destruktion busca llegar al oyente de una forma clara y directa, con una música que desde su aparente sencillez llega de forma rápida, haciendo que este LP quiera volverse a escuchar una y otra vez. Música hecha para salas pequeñas o para escuchar en lugares más oscuros, dónde la calidad pueda saborearse de verdad. Como el mismo Pablo de la portada, nosotros nos quedamos extasiados con su tercer álbum de consolidación.

 

10. Niño de Elche – Voces del extremo

Una de las sensaciones del año, recomendado por entendidos de cualquier estilo. Si en algo se ponen de acuerdo mentes tan dispares, algo hay, y los votos de nuestros colaboradores han sido muy generosos hacia este artista al que nadie le pone freno en sus palabras ni en su protesta hecha canción.

 

9. Disco Las Palmeras-Asfixia

El tercer disco de los gallegos es de una calidad que ya conocíamos, poniendo a prueba sintentizadores, teclados, guitarras y muchísima fuerza. Es un trabajo con nuevos toques de teclado, sonidos pop en grandes temas como Morir o matar que no dejan de sorprender al que lo escucha aunque no olviden la línea seguida por el grupo. Un salto hacia adelante sin dejar atrás la esencia del conjunto.

 

8. Mujeres – Marathon

Los rockeros barceloneses han vuelto con mucha energía con sonidos que recuerdan a su primer álbum, pero más limpio. Pura furia garajera bien canalizada en eléctricos temas como Lose Control, que abre el disco y termina más calmado con una balada rock propia de los años 50. Sin duda, un disco con energía y buen rollo para el amante del rock patrio.

 

7. Toundra- IV

Su sonido es fuerza, potencia y sus casi diez años de trayectoria nos garantizan una calidad incuestionable. Los madrileños mantienen su línea de sonido pero es lo que nos conquista de ellos, así que alabamos su capacidad de mantener su huella captando el interés de los oyentes.

 

6Nudozurdo – Rojo es peligro

La voz hipnótica de Leo ayuda a engancharnos a ellos disco a disco, pero es que no podemos cuestionar que El Grito es una de las canciones del año. Ese punto futurista que trasmiten sus letras y el golpe electrónica de sus creaciones han hecho de este trabajo un disco bastante brillante en su género.

 

5La Bien Querida- Premeditación, nocturnidad y alevosía

Ana Valverde sacó esta peculiar trilogía donde nos vuelven a regalar letras llenas de desencanto amoroso a ritmo de sintetizador ochentero, con este resquemor que le tiene al mundo. Esta intensidad y la facilidad con que lo cuenta vuelve a conquistarnos.

 

4Guadalupe Plata – Guadalupe Plata 2015 

Lo que nos ofrecen los chicos de Úbeda no es de otro mundo, es de otra galaxia. Juegan con el blues, rock sureño y con lo que quieran con solo seis manos, dentro y fuera de los escenarios. Este 2015 es simplemente una fantástica continuación a sus trabajos predecesores, donde han dejado muy claro que otros estilos musicales caben perfectamente en el gran paradigma del indie. ¿Hay algo más indie que esto, a decir verdad?

 

3The New Raemon – Oh, Rompehielos

Con La Reina del Amazonas como adelanto tuvimos claro que nos enfrentamos de nuevo a un disco lleno de ingenio, de esos que te ponen feliz cuando le das al play. No íbamos nada mal encaminados, y es que Ramón no ha perdido ni un ápice de chispa con los años, en todo caso, siempre tiene una capacidad de superación muy agradecida por nosotros.

 

2Xoel López – Paramales

Tras muchos años, Xoel ha sabido hacernos diferenciar lo que fue pasado y lo que vive ahora, trayendo su sello personal lleno de vivencias, algo de folklore sin descuidar el pop que le vio crecer. Todo en un formato cercano y accesible, como ya hizo en Atlántico.

(…) La gente está abierta a nuevos mundos y Xoel es un mago de los viajes. Su nuevo estilo no solo logra que la voz melancólica de Xoel nos transporte de manera más eficiente a los lugares comunes que siempre plantea este gallego de talento sutil.

 

1. L.A. – From the city to the ocean side 

El gran trabajo realizado por Luis Alberto, sus influencias norteamericanas muy bien reflejadas, un directo vivo y en definitiva, un gran disco bajo el brazo les hace merecerse de largo esta primera posición, siendo una de nuestras bandas con mejor proyección internacional y perspectivas más positivas. ¡Enhorabuena!