Guía básica para el Bilbao BBK Live

Bilbao BBK Live - crazyminds.es

Quedan horas para lo que será el décimo aniversario de uno de los festivales más importantes en nuestro panorama musical, el BBK Live de Bilbao. Desde la organización han cambiado algunas pautas a la hora de escoger grupos para celebrar las dos cifras y prueba de ello es las grandes apariciones tanto de Disclosure como de Azealia Banks, que chocan un poco con la dinámica de años anteriores y visualizan una modernización del cartel. Aunque hay muchos nombres conocidos, Muse se pone en una primera posición, y siguiendo buscando adeptos en cualquier parte del planeta tierra con su nuevo disco, Drones.
Jueves 9

Según las previsiones del tiempo, la edición de este año del BBK tiene pinta de marcar un récord: no va a llover y las temperaturas van a ser elevadas. Así que los que suban a Kobetamendi para ver el primer plato fuerte del día, casi que deberían no desconfiarse y llevarse una chaqueta ya. Para un poco más tarde de las 19 de la tarde, Black Rebel Motorcycle Club empezarán a dar caña; un grupo que muchos han criticado la hora por la que tocan. Después corriendo al Bilbao Stage, donde saldrán a escena uno de los mejores grupos del pasado año, Future Islands, que gracias a su último disco, Singles, han sido la sorpresa de 2014, así como Seasons (Waiting On You), posiblemente la mejor canción por unanimidad de ese mismo año.

 

Cualquier persona que haya visto en su infancia Shreck sabrá que Accidentally in Love es la canción por excelencia, la que más recuerdo van a venir a su cabeza al escucharla posiblemente al final del directo de Counting Crows, grupo con el que tendremos que volver a “correr” para verles en el segundo escenario por excelencia. Pero amigos, Counting Crows no solo vive de ese éxito, y es que en su discografía podemos escuchar muchos más, como Mr. Jones, Colorblind o Big Yellow Taxi.

 

Para después de la actuación, llega el turno del plato fuerte del día, del solomillo con salsa de chateaubriand, y es que Mumford and Sons llegan a Bilbao tres años después para presentar Wilder Mind, la sorpresa (para bien o para mal) posiblemente del 2015, pero los Little Lion, The Cave, White Blank Page, I Will Wait, Babel o Holland Road seguirán siempre presentes en su conciertos, por lo que el banjo jamás morirá. Ahora, tendrá que convivir con la evolución del grupo y los Believe, The Wolf o Tompkins Square Park.

 

Después de los británicos, le llega el turno a la electrónica y para dar el pistoletazo de salida están Capital Cities, que seguro que ponen todo (y a todos) patas arriba con Safe and Sound, uno de los mejores hits de los últimos años. Pero si Mumford era el plato fuerte de su tramo, Disclosure lo será en este apartado, y es que el otro grupo británico es uno de grupos más interesantes en esta edición del BBK. Con el disco Settle habiéndose convertido en una joya de colección, Disclosure llega para ir dejando rastro de lo que será su nuevo disco, del que poco a poco estamos sabiendo pequeños detalles. Para cerrar esta edición, y la primera paliza del festival, están Monarchy y TEED, para seguir con la fiesta sin ninguna duda.

 

Viernes 10

Hoy la tarde empieza pronto, y eso que para este día se habla que la temperatura superará los 30 grados. Para amenizar el calor, y llevarnos a una atmósfera más veraniega (y con un cierto parecido a Bloc Party), We Were Promised Jetpacks, aunque muchos siguen quejándose de la hora a la que toca el grupo escocés. Para después de ellos, la gran diva de esta edición del BBK, Azealia Banks, que inundará el reciento para no parar de bailar al ritmo de Chasing Time, Ice Princess, Wallace y, por encima de todo, 212, que tiene papeletas para ser una de las canciones de esta edición.

 

“Después de la tempestad llega la tranquilidad”, y es que para descansar un poco le llega el turno a James Bay, una de esas perlas que salen del Reino Unido cada año. Tras los Ben Howard, George Ezra o Tom Odell, James Bay es el siguiente artista en dar el gran salto y mucha culpa de ello lo tiene Hold Back The River. Ya rozando las 22 horas le llega el turno para el cabeza de cartel de la noche, posiblemente la decisión más criticada a la organización, y es que The Jesus & Mary Chain no están para ser el grupo grande del día 10. Aunque por discografía son un grupo gigantesco, sus mejores años ya pasaron hace bastante. El siguiente grupo también ha recibido críticas, pero por el escenario donde les toca actuar, y es que Alt-J se merecen estar en el principal gracias a sus dos discos, los cuales han sido considerados entre los mejores en sus años de publicación.

 

Para ir cerrando poco a poco el viernes, Ben Harper & The Innocents Criminals seguirán con la línea musical de las demás ediciones, el ritmo que ha habido más o menos en la media de todos los grupos en los últimos 10 años en Kobetamendi. Y para cerrar la noche, parece que este año no se caerán del cartel y es que le llega la hora para los que algunos consideran unos herederos legítimos de Daft Punk, Chromeo, que ya tienen cierta notoriedad internacional entre otras cosas gracias a su single Jealous, una canción muy propia para el verano.

 

Sábado 11

Otro de esos grupos que suele gustar entre el público más asiduo de Kobetamendi será The Cat Empire, y posiblemente sea una de esas sorpresas que todos los años aparece, como ya lo fue el directo de Phoenix el año pasado. Después, Kodaline tiene todas las papeletas para capitalizar a los asistentes de Kobetamendi, siendo uno de los grupos con mejor proyección del Reino Unido, llegando a ser un concierto lacrimógeno, pero en el buen sentido; y para aquellos que busquen algo más “animado”, tendrán la oportunidad de ver a Sheppard, que han arrasado este año con su pegadizo Geronimo, con casi 150 millones de reproducciones en Spotify. Casi nada.

Le llega el turno para uno de esos grupos que siempre han calado bien en los carteles del BBK, y es que The Ting Tings vuelven a aparecer y seguro sus grandes éxitos, como Hands, Great DJ, Shup Up and Let Me Go o That’s Not My Name harán a todos saltar y disfrutar, añadiendo los nuevos del album que publicaron el año pasado, como Wrong Club o Super Critical. Mi apuesta personal para esta edición del BBK llega desde Islandia, y es que el nombre de Of Monsters and Men ya dejó hace tiempo de ser desconocido allá el 2012 cuando Little Talks, sobre todo, inundó todas las radios del mundo. Este año han publicado un nuevo disco, Beneath The Skin, que cuenta con canciones bastante interesantes, como Crystals, Empire o I Of The Storm.

Y ahora le llega el turno para el mejor grupo del cartel, por nombre y categoría, y es que para muchos medios musicales Muse cuenta con uno de los mejores directos de la historia. Solo hay que darse cuenta de un detalle para ver la importancia de lo que capitaliza el grupo británico, y es que solo las entradas para este día se han agotado hasta ahora. Uprising, Starlight, Supermassive Black Hole, Hysteria, Knights of Cydonia, Undisclosed Desires, Madness y así con una larga lista de super éxitos tendrán este año nuevos compañeros, y es que de Drones van a salir muchos más, incluso alguno establecido entre sus fans (Mercy, Dead Inside, Psyco…) dejando atrás las críticas por un disco tan pobre como el de The 2nd Law.

Llega la hora para el productor musical y DJ Aaron James, que dicho así es apenas conocido, pero si se dice SBTRKT ya muchos irán cayendo. Para aquellos que sigan sin saber quien es, el año pasad lanzó uno de esos hits que te hace bailar casi sin querer, NEW DORP. NEW YORK, junto con la colaboración de Ezra Koening (Vampire Weekend). Si hay un grupo español que está dando de qué hablar últimamente es The Parrots, que poco a poco su popularidad, ya no solo en España, sino internacionalmente, aumenta a pasos agigantados.