Lo que el South By Southwest esconde

Existe un South By Southwest oculto. Solo quien se ha adentrado en las entrañas del mayor evento de cultura alternativa del mundo sabe a que se enfrenta. Hemos vivido un maratón de experiencias en estos días anteriores al desembarco del festival musical en Austin. Podemos decir que ha superado nuestras expectativas más optimistas. No es posible imaginar el SXSW hasta que recorres una y otra vez las calles de Austin repletas de emociones por descubrir. Explicarlo con palabras es toda una quimera. Imposible abarcarlo todo. Ponencias de grandes personajes, instalaciones y shows vanguardistas, fiestas, cine, muchas copas y por supuesto, música. Ése ha sido nuestro día a día. Ven a recorrer con CrazyMinds lo que nadie te ha contado del South By Southwest.

Austin es un hervidero de gentes en busca de una ilimitada oferta de emociones. En esta primera semana han confluido los asistentes al festival gamer e interactivo con los aficionados y profesionales del cine y los apasionados de la comedia. Todo ello antes de que los decibelios y la distorsión altere la ciudad el próximo día 13. Nuestra primera toma de contacto con el festival ha sido la exclusiva fiesta promocional de la última película de Robert Rodríguez: Alita, Battle Angel. En los estudios Troublemaker pudimos gozar de una noche mágica de fiesta en un auténtico set de rodaje. Un inolvidable anticipo de lo que vendría después.

 

Las mañanas son un buen momento para explorar los locos montajes que grandes empresas y organismos públicos han creado para maravillarnos con el futuro. HBO ha montado un espectacular mundo de realidad aumentada en donde te sumerges en el universo de su serie Westworld. Google no se ha querido perder la cita con un montaje de la casa conectada del futuro. El mañana, algo muy presente en Austin. Sony, Dell o Youtube han ofrecido al visitante un aperitivo de la realidad virtual que está a la vuelta de la esquina así como de las funcionalidades de la nueva conectividad. Todo ello regado en cócteles y buena comida como sucede en la Experiencia Dell, donde tumbado en una hamaca puedes sentir el agua del mar con un visor VR.

Las fiestas se suceden sin cesar. La más espectacular es la de la revista Vice. En un autobús vintage han acoplado un dj marchoso rodeado de plantas de maría y Red Bull para alucinar con ritmos directos a tu cintura. La cadena Bravo TV ofreció una sesión de glamour en un evento coctelero de lo más fascinante. La Casa de Perú es otro punto caliente de la ciudad con madrugadas de cumbia electrónica. Se encuentra en la bella Rainey Street, muy cerca de la Casa Argentina donde unas Quilmes y un Choripán reciben al visitante con bandas argentinas. Tampoco puede faltar un buen café irlandés escuchando britpop del bueno en la preciosa British Music Embassy.

Los españoles se reúnen en torno al stand de España en el Austin Convention Center aunque también te puedes encontrar con españoles en la Sexta. En la mítica calle austiniana se encuentra el espacio de la Unión Europea en el que nunca falta genuina gastronomía ni cervezas del continente europeo.

Otro punto álgido de estos días han sido las ponencias, una puerta de acceso al conocimiento de personas ilustres. Durante estos días hemos podido encontrarnos con Arnold Schwarzenegger y sus feroces críticas a su partido y a Trump. También habló de Terminator y de su futuro rodaje en España y Hungría. Por sorpresa apareció Elon Musk prometiendo un futuro más sostenible y viajes al espacio.

 

Personajes del cine y la cultura como Dakota Fanning, Darren Aronovsky o Steven Spielberg dejaron su impronta en esta edición del festival. Así como el chef José Andrés, que en una amena conferencia explicó lo mucho que puede contribuir una correcta distribución de la comida para erradicar el hambre en el mundo. Tampoco ha faltado Chelsea Manning hablando de secretos de estado

El festival de cine de Austin es una ventana al cine menos comercial. Una tierna mirada al mundo con una variedad casi inabarcable de títulos y estilos. Una excepción es la expo de Ready Player One, que ha presentado lo que será un bombazo mundial a partir del 29 de marzo. Estética ochentera y objetos de la película no faltaban en esta exposición. La pieza estrella: el icónico DeLorean. Documentales sobre Elvis, Rubén Blades o sobre la liberación de viejos corsés de las cheerleaders de los Dallas Cowboys han generado expectación.

Además, el estreno de Isle of Dogs de Wes Anderson nos aguarda el 17 de marzo. Otro cineasta de culto ha paseado su último trabajo por el South. Spike Lee explicó ante una reducida audiencia los pormenores del último episodio de su producción para Netflix, She’s gotta have it regalando curiosas anécdotas. Entre las propuestas cinéfilas nos hemos encontrado con el drama Outside In, de Lynn Shelton, una de las perlas que está dejando este festival. Aunque, el encanto inigualable de La Habana y ese retrato costumbrista aunque optimista de Una Tuba para Cuba ha conquistado el corazón sensible de Crazyminds. 

Y por último, música. Las musas de la música nunca abandonan la ciudad de sus sueños. Aunque, el festival musical comience a acariar nuestros oídos mañana con la fiesta inauguración protagonizada por la barcelonesa Bad Gyal teloneando a Pussy Riot. Un adelanto fascinante de estos próximos cuatro días de ambrosía sonora perpetua ha sido el Taiwan Beats.

 

Una noche fascinante donde los sonidos de las profunidades de Asia han afinado sus sintetizadores. El Techno sofisticado de Sonia Calico abrió la velada para hacernos soñar con espacios sonoros únicos cargados de matices y referencias del pop europeo e incluso del nuevo pop asiático. Todo ello barnizado con bajos poderosos y un aire Lo-Fi que convierte su Techno en adictivo. La delegación de Taiwán tenía muchos ases en la manga. Verdaderos tahúres de los bpms como Ruby Fatale que sorprendió con su ambient con distorsiones de guitarra eléctrica o Sanguy o PoeTek, dos exponentes de los electrónicos sonidos callejeros de Asia. La música seguirá sonando y nosotros trataremos de seguir sus ritmos, explorar sus escenarios y transmitirte sus sonidos. En CrazyMinds te haremos sentir el South By Southwest como si estuvieses paseando por el Downtown de Austin. 

Escrito por
Más de David Arias

Guano Apes: Pogos a go-gó

Somos la consecuencia de una máscara que hemos vestido durante años, en...
Leer más