Fugazi o la manera punk de ser político

FUGAZI

Mientras escribo sobre Fugazi pienso en un artículo publicado recientemente en la revista Jacobin. El artículo relacionaba el creciente volumen de ansiedad y depresión con el neoliberalismo. “Las expectativas imposibles producto de la hiper-percepción de los otros han causado alienación social y una auto-examinación neurótica”.

Al mismo tiempo recuerdo la crisis social y económica que vivió el mundo en la década de los 80. Aquella crisis de identidad del capitalismo y que derivó en su gemelo malvado: el neoliberalismo, salvaje y despiadado. Recuerdo a Thatcher en el Reino Unido, y a Reagan en Estados Unidos. Los recortes económicos y la recesión social.

Es entonces cuando salta en mi mente la imagen de MacKaye y Picciotto siendo los verdaderos profetas de esta vida de mierda que hemos decidido vivir. Y cuya profecía se inició un 3 de septiembre de 1987, cuando tocaron por primera vez en su ciudad natal Washington, EEUU, junto a Joe Lally en el bajo y Brendan Canty en la batería, bajo el nombre de Fugazi (que en italiano quiere decir falso).

 

 

Nada más alejado de la realidad. Fugazi es una banda que respira verdad pura y dura en cada acorde. Que no se ha vendido nunca, pero que siempre nos advirtió: “No eres lo que posees”. Una agrupación famosa por sus escandalosas actuaciones en directo, con el escenario polarizado entre dos fuerzas enfrentadas. Altas dosis de hardcore punk y discursos sobre la bastardización de la sociedad.

Los álbumes de la banda están llenos de canciones políticas que hoy más que nunca resuenan y resultan relevantes. Temas sobre la corporatización, el capitalismo, el falso patriotismo que inunda la idiosincrasia norteamericana, la gentrificación. MacKaye y Picciotto a menudo dedicaban tiempo entre canciones para discutir estos temas con la audiencia:

Mientras tanto, están arrojando enormes dispositivos explosivos de metal por todo el mundo. Mientras tanto, no está bien ni siquiera decir esto: la guerra es incorrecta y mala. Y el patriotismo es una cualidad repugnante. Porque ser un patriota significa que tienes que apoyar el tipo de fealdad y violencia que se fomenta en todo el mundo en este momento.

FUGAZI Y LOS PARALELISMOS DEL TIEMPO

A lo largo de dos décadas de carrera artística, la banda ha evolucionado musical y líricamente. Prueba de ellos son sus siete álbumes, tres EPs y más de 1.000 shows en directo. Fugazi ha conseguido ser el epítome de la actitud punk.

Por un lado, siempre han mantenido su política de precios bajos en las entradas. Conciertos dirigidos a todo público. Rechazo a la hiper-comercialización de su imagen. Desde sus inicios, Fugazi desarrolló una reputación de desafiar verbalmente a los miembros agresivos de la multitud en el servicio de proporcionar un espacio seguro para todos.

Si trazamos una línea entre el Fugazi de principios del 2000 y la actualidad, nos toparemos con paralelismos sorprendentes. Una policía enojada cargando contra ciudadanos desarmados; la guerra en Oriente Medio; abusos sexuales en los campus universitarios. En un concierto en Carolina del Norte en 2002, MacKaye comentó:

[La policía] Están muy molestos o enojados o gastaron muchísimo dinero en estos trajes de astronautas que usan actualmente cuando tratan con seres humanos. No estoy seguro si solo están probando su equipo o qué. Pero simplemente le dieron una paliza a la gente sin ningún motivo“.

LAST CHANCE FOR A SLOW DANCE

Aunque parezca imposible de afirmar, el mundo del punk también tiene sus siete maravillas: los álbumes de Fugazi. Su música, sus letras y su discurso, siguen siendo tan coherentes y relevantes como hace 15 ó 20 años atrás. Esto hace que la cuestión de si la banda volverá de la pausa sigue siendo tan tentadora como siempre.

 

En Octubre de 2017, los miembros de la banda anunciaron que tenían preparado nuevo material y muchas ganas de volver a enfrentarse al público, especialmente, a esos veinteañeros cabreados con tatuajes en el cuello. Lo más cercano a esto ha sido el lanzamiento de Fugazi Live Series, una recopilación de sus cerca de 1.000 shows en directo.

Recientemente, la banda se ha reunido en el estudio, pero el posible reencuentro de Fugazi está más lejos de lo que parece. Quizás esta es su mejor y su peor cualidad. Mientras otras bandas preparan giras de reencuentro, estos no comprometen sus ideales y siguen fieles a sus principios. Así que mientras tengamos que seguir lidiando con esta vida de mierda que al menos sea al ritmo de Fugazi.

Más de Cherry Adam

Jonny Greenwood (Radiohead) anuncia gira británica para 2017

Jonny Greenwood, guitarrista de Radiohead, ha anunciado gira británica para el 2017....
Leer más