El Artista y su Futuro Mito: James Blake

Supongo que ya os habréis enterado de que el señor James Blake Litherland ha dicho que tendrá su nuevo álbum listo para dentro de unos 5 meses. Como buen británico que es, este personaje funciona de manera costumbrista y constante, salvo cuando era joven y descontrolado y nos entregaba tres EP’s al año (juventud, divino tesoro).

Hubo un tiempo en el que este blanquito delicado, novio de una de las Warpaint y casado con la música pensaba que su género era inclasificable, difícil de escuchar y parecido a tantos otros (se comparaba con The XX) y aún a día de hoy la prensa sigue tratando de darle nombre: postdubstep, soul, pop, R&B, Trip Hop, Neo Soul, electrónica, etc. Pero bueno, por si faltaba algo, Blake hizo un debut rompedor e inédito, lo acompañó de más EPs y continuó su odisea juntándose con artistas de la talla de Justin Vernon o Kanye West, creciendo también personalmente, hasta la madurez, lo que le ayudó a introducir nuevas variaciones y desarrollos en su música y a mejorar su (fantástica) voz y sus letras. Todo esto le llevó dos años después de su debut y tras un duro 2012 a componer Overgrown, una galería de música postmoderna melancólica y bella que fue acogida de manera entusiasta por el público y la prensa. Pero, ¿por qué os cuento todo esto si ya lo sabéis?

Porque James Blake y su LP3 pueden ser de lo más importante de 2015, y no sólo eso, sino que también este tercer álbum puede darle definitivamente el reconocimiento como uno de los artistas de la década, dado que si continúa la progresión entrará en el club de los Tres. ¿Qué artistas hay en estos 15 años que hayan sacado tres discos a tan buen nivel? Blake se uniría al selecto club de bandas o artistas como Deerhunter, LCD Soundsystem, Vampire Weekend, Radiohead, Animal Collective, Liars, The National, Arctic Monkeys, Arcade Fire… Abandonando el club del quiero y no puedo que se ha tragado a otros tantos como Interpol, The Strokes o The Rapture, Franz Ferdinand… Supondría, además, ser uno de los primeros artistas que ha empezado su carrera en la segunda década del Siglo XXI que lo logra, tres álbumes por encima del notable, entrando en esas listas de grupos recomendados para gente que comienza a escuchar “indie”, y del que se hablará dentro de unas décadas como artista que creó algo nuevo y que nadie (creemos) pudo continuar, uno de esos subgéneros propios que le dan aún más exclusividad a un sonido y a un músico, agrandando su leyenda.

Lo mejor de todo es cómo lo está haciendo. Si ya nos sorprendió con su colaboración con el rapero RZA y más aún con su colaboración con Chance The Rapper, ha anunciado que en su nuevo disco seguramente esté otra de las figuras de El Club de Los Tres: Kanye West (también habló de Justin Vernon y una sorpresa hace unos meses). Ya hemos visto que su estilo puede jugar y coquetear libremente con el hip hop, y parece que al británico la idea le ha gustado mucho y pretende aplicarla en mayor medida en su tercer largo. Además, aunque a algunos les cueste aceptarlo, todos sabemos que lo que toca Kanye West se convierte en oro, así que veremos qué puede salir de esta mezcla de artistas tan importantes que pueden convertirse en historia de la música postmoderna, Mientras seguiremos escuchando música y durmiendo poco.

Escrito por
Más de Miguel Pardo

Fuzz anuncian su segundo disco y fechas en España

Y seguimos con la ronda de confirmaciones de Ty Segall, que ahora...
Leer más