Crazyminds descubre a… CaStLeS

Castles band

Cuando estoy trabajando y, en la música que uso de fondo, hay algo que me llama la atención es que tiene algo bueno. ¿A ti también te pasa?

Pues así me encontraba yo en mi habitual reproducción aleatoria de Soundcloud cuando, de repente, empezó a sonar Foresteering y mi primera reacción fue pensar que a lo mejor había algo de Temples que me había perdido. Sí, Temples siguen en activo y preparándose para el nuevo año aunque últimamente sólo publiquen mixtapes.

Acababa de descubrir a CaStLeS, un trío de Gales del norte (UK) que se lanzó al mundo hace un año con Nightingale. Le siguieron Ar agor y Argau, dos temas que fueron como miguitas de pan hacia el EP, PartDepart, que vio la luz el pasado octubre. ¿Qué encontramos dentro? Seis temas que han sido como desenvolver un regalo para mi. Mucha atmósfera, capas de sonido, buenas vibraciones, aires retro y mucha psicodelia.

Cuentan que dicho EP se inspira en el desierto que rodea su estudio, situado en lo alto de unas colinas dominadas por dos castillos. El primer corte, Mountaineering, parece dibujarnos ese paisaje; el segundo, PartDepart, nos anuncia que algo se está acercando y, tras el primer minuto, empiezan a emerger las voces con un canto hipnótico que te lleva flotando hasta Foresteering. Foreesting y Look through the keyhole entran de lleno en terreno psicodélico con marcados ritmos de percusión y ecos vocales.

Nightingale y Time slips away so suddenly siguen el camino psicodélico de sus predecesoras, pero parecen más experimentales y tiran más de sintetizador y del protagonismo de las guitarras. ¿Desentonan? Para nada. Completan un EP que hacen de este PartDepart un fuerte debut que nos obliga a prestar atención a los próximos pasos de la banda. Así que no es de extrañar de la BBC Radio 6 y Radio 1 ya hayan puesto sus ojos y oídos en CaStLeS.

Como curiosidad, además de sonar de maravilla, CaStLeS no tienen ningún problema en manejarse con bajos presupuestos y presumir de ello: han sacado video para PartDepart y se han gastado 30 libras.

Como dirían en galés: llongyfarchiadau (felicidades)