“Worms”, una previa del sonido espacial