WARNER MUSIC GROUP COMPRA PARLOPHONE por 497 millones de libras

O lo que es lo mismo 571 millones de euros (cifra aproximada).

El grupo originalmente norteamericano Warner (WMG) ahora propiedad del empresario ruso Len Blavatnik (Access Industries) hacía pública la compra del sello Parlophone – a su vez asociado a EMI – y Chrysalis y Ensign, al grupo Vivendi/Universal Music.

Noticia curiosa ya que hace tan sólo diez años eran los propios EMI quienes trataban de absorber a Warner Music.

Entre los artistas del catálogo que se traspasa al conglomerado Warner encontramos nombres como Blur, Daft Punk, Coldplay, Radiohead, Pink Floyd, Tina Turner, Deep Purple, Air, Iron Maiden, Kylie Minogue, Edith Piaf, Pet Shop Boys y un enorme etcétera que no incluirá los derechos de los nueve primeros álbumes de The Beatles – y sus correspondientes sencillos – editados por Parlophone. Que, en este caso, seguirán correspondiendo a Universal.

Los países de cuya música – firmada por EMI – se apodera Warner son Bélgica, República Checa, Dinamarca, Francia, Noruega, Portugal, España, Eslovaquia y Suecia.

Parece que Universal ha cumplido con uno de los requisitos que propuso la comisión europea al aceptar su compra de EMI. Vender dos terceras partes del paquete de activos sobrantes de la empresa a un comprador ‘con experiencia en el mercado’.

Así es como los grupos responden a las manos que mecen la cuna y todos observamos el nivel de cambios al que se exponen.

La compra se hará efectiva, si todo continúa como parece, a mediados de este año 2013. El cierre de la operación está sujeto a objeciones por parte de entidades reguladoras. El préstamo corre a cargo de las financieras Barclays, Credit Suisse, Nomura, UBS y Macquarie.