VIDEOGRAFÍA: Presencia de niños en los videoclips

IS TROPICAL - THE GREEKS

Sea del tema que sea, en los inicios del videoclip allá por los años 70, no era muy frecuente que los niños los protagonizaran. Tal vez uno de los motivos fuera que la música que se promocionaba no estaba dirigida a ellos, sino a un público joven al cual no le llamaba mucho la atención la presencia de tiernos infantes. Aún así, parece que esta circunstancia está cambiando, ya que cada vez aparecen con más frecuencia abordando distintos temas.

 

Uno de los primeros que destacó por este aspecto fue The Miracle en 1989, en la que la banda formada por los miembros de Queen rejuvenecidos hasta la infancia, tocaba su canción en un escenario. Algún otro como el de Steve Vai, prodigioso guitarrista y habitual colaborador de Frank Zappa entre otros hasta que lanzó sus discos en solitario, siendo el tema The Audience is Listening uno de los primeros. Protagonizado por un niño, Vai de pequeño, se desarrolla en un colegio donde va a mostrar sus estupendas aptitudes musicales, revolucionando a todo el personal.

 

Un poco más tarde, los niños empiezan a ser más habituales en estos productos audiovisuales. La niña que aparece en Heart Shaped Box (1993) de Nirvana vestida del Ku Klux Klan produjo varios rumores en los que se decía que era la propia hija de Kurt Cobain y Courtney Love, pero nunca lo dejaron claro, incluso hubo por ahí alguien que decía que se trataba de la sobrina de Kurt. En 1996 Los Planetas lanzaron el de Himno generacional #83′, dirigido por Jesús (o Jess) Franco, autor de películas de terror serie B. En él, una pandilla de niños formales y serios disparan a los miembros del grupo sin matarlos pero provocando sangrientas heridas en todos ellos.

 

Uno de los rasgos principales de estos videoclips es que muchos se han usado para denunciar casos de niños desfavorecidos; algunos son Jeremy (1992) de Pearl Jam, basado en un caso real de suicidio por parte de un niño ignorado por sus padres, o Animal Instinct (1999) de los Cranberries en el que se denuncia lo duro que puede ser para una madre que los servicios sociales le quiten a sus hijos.

 

Sea por el motivo que sea, los videoclips protagonizados por niños abundan más en la actualidad que hace unos años. Algunos de los más notables son: My doorbell (2005) de The White Stripes, emulando el cine mudo de un modo tierno y encantador, Rock this party (2006) de Bob Sinclair  en el que una pandilla de jovenzuelos aparecen caracterizados de todo tipo de estilos a imitación de lo que está de moda musicalmente, o Song to Say Goodbye (2006) de Placebo en el que el niño protagonista cuida de su padre, incluso conduce el coche él mismo. En el último de Vetusta Morla, Lo que te hace grande (2011), no sólo aparecen dos niños vestidos de Batman y Spiderman, sino toda su familia caracterizados de superhéroes. A destacar el  director noruego Kristoffer Borgli, no muy conocido por su procedencia, con algunos como Young Dreams (2011), con su canción del mismo título, con un punto de abandono terrorífico a pesar de la alegre melodía, o D.I.W.S.W.T.T.D. de Serena-Maneesh, brutalmente demoledor.

 

Entre los actuales, difícil escoger, ya que hay varios interesantísimos como los ya mencionados, así que intentaremos centrarnos en los más destacables que han aparecido últimamente aunque alguno se quede inevitablemente en el tintero.

 

Empezamos con Love Lost (2010), del magnífico disco Conditions de The Temper Trap. Fue dirigido por el publicista Dougal Wilson, autor de otros trabajos para Bat for Lashes, LCD SoundsystemColdplay, y filmado en días en los que hacía mucho frío. Parece que unas de sus características es sacar de contexto la música que representa a través de imágenes, aunque esté perfectamente coordinada con la acción. Surrealista y curioso, incluso puede hacernos gracia ver a los niños cantar la canción como si lo que dicen fuera lo más importante en sus vidas, nada que ver con el entrenamiento que están llevando a término. Lo dicho: surrealismo divertido.

 

VIDEOCLIP Love Lost, de The Temper Trap

 

Seguimos con uno que pertenece a los mencionados anteriormente: se trata de denunciar ciertos aspectos del los que los niños son víctimas…o no. Con The Greeks (2011), IsTropical ilustran la violencia que muchos chavales utilizan en sus juegos para denunciar la real. Fue dirigido en Francia por el equipo Megaforce y los elementos de animación los añadieron Seven, un grupo formado por estudiantes de la prestigiosa escuela de imagen Gobelins. En el videoclip los niños se enzarzan en varios enfrentamientos a modo de juego, en los que la violencia se va acentuando progresivamente a base de tiroteos, tráfico de drogas, incendios, incluso el asesinato de un osito de peluche. Los mismos directores hablaron del videoclip en Pitchfork cuando salió, dado el escándalo que se produjo. Aseguraron que los niños en él trabajaron solo cuatro horas al día (requisitos legales franceses) y que los padres estuvieron al corriente de lo que iban a rodar desde el principio. Resultado espectacular y como era de esperar, algún enfado que otro por parte de padres. Imposible verlo en Youtube si el modo de seguridad está accionado. Muy interesante el tema de la violencia infantil atenuada visualmente con los elementos de animación.

 

VIDEOCLIP The Greeks, de Is Tropical


Siguiendo con el lado más siniestro de los niños, (curiosamente, producen terror entre los adultos pero no a ellos mismos), tenemos You for Leaving Me (2011) de Colourmusic. Dirigido por Matt and Oz (Matt Villines y Oz Rodríguez), colaboradores habituales en el programa de televisión de la HBO Funny or Die,  en el que se da rienda suelta a las manías americanas a través de vídeos de lo más variado. Es absolutamente espeluznante al mostrar ositos de peluche que son descuartizados mostrando un interior visceral con los que se cocina un pastel. En un principio los directores afirmaron que parece un “anuncio para volverse vegetariano o evitar ciertos pasteles de cumpleaños”  La idea surgió de su deseo de hacer uno de los videos para el programa en los que todo el mundo destruía el arte colgando de las paredes. Uno de sus amigos colgó de la pared un peluche lleno de tripas, lo cual encontraron inesperadamente inquietante. De ahí salió la idea. El resultado es estremecedor.

 

VIDEOCLIP You for Leaving Me, de Colourmusic


Hace unos días, M83 lanzan el videoclip Midnight City perteneciente a su fabuloso disco Hurry Up We’re Dreaming, en cuya portada aparecen también dos pequeños, lugar desde el cual tal vez hayan partido para idearlo. Dirigido por la pareja francesa Fleur & Manu, en él podemos encontrar referencias cinematográficas muy interesantes. La más evidente es a El pueblo de los malditos (1960) de Wolf Rilla, pero también se pueden apreciar rasgos de Encuentros en la tercera fase o las de Harry Potter, incluso algunos que nos llevan a de The X Men. El grupo de niños superdotados con poderes varios como la telequinesia se dan cuenta de que hacen más juntos que separados y deciden seguir el camino por su cuenta. Fabuloso.

 

VIDEOCLIP Midnight City, de M83


La separación que se ha mantenido entre la música y la niñez tal vez disminuya con esta abundancia de más chavales músico-visuales. Desde luego, es un elemento ampliamente explotado que puede llevarnos aún más lejos. Ya veremos qué nos deparan los próximos.

  • Olga Font

    I hope this amazement is positive!
    Thank you very much ;)