Videografía de…The White Stripes

The White Stripes saltaron a la fama con su tercer disco, White Blood Cells (2001), y dieron en golpe mundial con el siguiente, Elephant (2003). Su estilo, en el que se reconoce tanto el blues como el rock y algo de folk, se distingue por una personalidad marcada por la voz de Jack White, la ausencia de bajo y el singular sonido de su guitarra, tema mostrado de modo increíble en el documental It Might Get Loud. Caracterizados por la obsesión por el número tres, los colores blanco, negro y rojo, su supuesta vida privada en la que habían estado casados (algo que nunca aclararon del todo), y una encubierta preocupación por el marketing que Jack ha continuado a lo largo de su carrera sin Meg White, los videoclips fueron una parte primordial y muy cuidada en la difusión de su música.

El primero de sus videoclips más vitoreados, fue, casualmente, uno de los mejores. Fell in Love with a Girl, del disco White Blood Cells (2001), resultó tremendamente llamativo  porque LEGO fue el indiscutible protagonista. Dirigido por el sensacional director francés Michel Gondry, costó dos meses de rodar y montar, ya que gran parte de sus escenas era figuras hechas con fichas LEGO y otras, animaciones imitando sus formas geométricas. En un principio, no consiguieron que la marca de juguetes les patrocinara de ningún modo, con lo que tuvieron que comprar una ingente cantidad de fichas para el rodaje. Una vez terminado, intentaron hacer un pacto con ellos; a Jack White le interesaba mucho sacar una edición limitada de unos 200 singles con juegos LEGO de regalo, a lo cual éstos se negaron alegando que sólo hacían publicidad dirigida a niños menores de 12 años. Una vez salió el videoclip, siendo un éxito rotundo en USA, la empresa LEGO cambió de opinión e intentó pactar con Jack White, a lo que él se negó, diciendo que era americano. “Demasiado tarde”, puntualizó.

 

 

Éste fue su primer videoclip con Gondry, pero no el último, ya que repitieron con él varias veces. Resulta llamativo que, en un principio, Jack White pidió al director del videoclip de Beck, Devil’s Haircut, realizado por el prestigioso Mark Romanek, pero hubo una confusión, ya que Gondry también había dirigido Deadweight, del mismo Beck, de modo que su primer encuentro fue accidental. Más tarde, también realizó The Hardest Button To Button y Dead Leaves and the Dirty Ground, en el cual aparece Jack White entrando en una casa destrozada mientras se ven otras imágenes en colores sepia que muestran una relación con Meg White y su ruptura, lo que llevó a la casa a tal abandono y destrucción, y que se ha interpretado como la escenificación de su relación real.

Seven Nation Army, perteneciente a su cuarto disco Elephant (2003), fue el single que les dio a conocer a un público masivo dentro y fuera de Estados Unidos, para muchos, la primera vez que escuchaban a los White Stripes. El videoclip con el que lo promocionaron se realizó por Alex Courtes y Martin Fougerol, conocidísimos directores que cuentan en su lista con algunos de U2, Air o Franz Ferdinand. El resultado de este trabajo, como muchos de los anteriores, fue algo que contribuyó muy positivamente a la difusión tanto de la canción como del disco y de los propios White Stripes.

En él se ve a través de un continuo túnel triangular por el que vamos avanzando, diversas imágenes de Jack y Meg cantando, tocando sus instrumentos, o sus cabezas de perfil, mostrando alternativa y caleidoscópicamente sus tres colores. También aparece un elefante, haciendo alusión al nombre del LP, y un ejército de esqueletos, por el título de la canción de tema antibélico. A destacar el ritmo, escrupulosamente seguido por la aparición de los triángulos, unas veces más rápidos, otras más lentos, y otros efectos perfectamente coordinados con la música. La difusión y el triunfo de este videoclip fue tal que hace unos años una conocida marca de coches publicitó uno de ellos con imágenes ofrecidas del mismo modo, pero cambiando el color rojo por el verde.

 

 

Con su siguiente trabajo, Get Behind Satan (2005), a White le dio por tocar el piano, aparte de su guitarra, y por cuidar extremamente, si cabe, los videoclips. A este disco pertenecen los fantásticos My Doorbell, muy cercano al cine mudo, o el onírico y terrorífico Blue Orchid, en el cual participó la pelirroja modelo Karen Elson, con la cual se casó poco después. Con The Denial Twist, tercer single de este disco, volvieron con Michel Gondry, el cual trabajó con la manipulación y distorsión de las imágenes de un modo rocambolesco. En él también participó el presentador de shows nocturnos Conan O’Brian, ya que el argumento es que los White Stripes están invitados a su show y vuelven a casa a cenar. La elección de este programa televisivo fue porque el estudio donde se graba produce la sensación de ser mucho más grande de lo que es en realidad; Gondry subrayaba así la distorsión con la que se presentan los hechos a través de la televisión. También aparece el blogger Tom Breihan, el cual se refirió al videoclip antes de que se estrenara, provocando un gran enfado por parte de Jack White que expresó a través de la revista NME.

 

 

Tres años más tarde, apareció el que ha sido su último disco, Icky Tump (2008), con un éxito tremendo tanto de crítica como de público. Gran parte de los temas estaban relacionados con un viaje a Méjico que hizo Jack White, circunstancia mostrada no sólo en las letras de varias canciones, sino también en algunos de sus videoclips. En Icky Thump, co-dirigido y protagonizado por el propio Jack haciendo el papel del tal Icky, viaja a México y le ocurren distintas aventuras mostrando un inquisidor contraste entre los Estados Unidos y México, así como los múltiples problemas que los emigrantes mexicanos tienen, todo subtitulado en castellano y con Meg haciendo de pelirroja bizca.

Conquest fue su tercer y último single, siendo, curiosamente, una versión de una canción de los años 50 firmada por Corky Robbins e interpretada por Patti Page que White quería cantar desde hacía años. Dirigido por Diane Martel, coreógrafa y directora de videoclips de autores tan dispares como Editors o Mariah Carey, sorprendió a todo el mundo con el tema torero, más al estilo mexicano que español, pero con un toque irónico y divertidísimo; banda de trompetas en la plaza, los propios arreglos de la canción con alguna variación, y Meg haciendo de moza de espadas, bostezando e intentando ligar a la vez. Podría ser usado como complemento a las protestas antitaurinas, ya que los sentimientos del toro son tenidos en cuenta. White recibió clases de toreo de un profesional sudamericano y fue rodado en California. Fabuloso.

 

 

Después de este trabajo y la gira, Meg se retiró por problemas de ansiedad y Jack continuó por su cuenta con The Racounters, The Dead Weather y otras colaboraciones como un dúo con Alicia Keys para la BSO de James Bond, entre otras cosas. Hace unos meses anunciaron su retirada como grupo los dos juntos, pero dado las extravagantes e imprevisibles acciones de Jack White, como la celebración de su divorcio junto a su ex-esposa con invitaciones incluidas, nunca se sabe. Los fans del más puro estilo White Stripes les echamos de menos. Tanto su música como sus videoclips rojos, negros y blancos.

Escrito por
Más de Olga Font

IS TROPICAL – I’M LEAVING

Cuando los británicos Is Tropical sacaron su primer disco en 2011, Native...
Leer más