Verano pasado por música en el Festival El Subterráneo de Costello Club

El pasado fin de semana, asistimos gustosamente al Festival El Subterráneo de Costello Club para dar la bienvenida al verano madrileño.

En este miniciclo pudimos conocer en profundidad a los integrantes del Sello Gran Derby Records, a lo largo de tres días llenos de música, estilos y arte. Entre ellos, pudimos ver a Alondra Bentley, Nine Stories, Tripulante y Crucero o al valenciano Tórtel.

Hagamos un breve repaso por estos tres días, que dieron para mucho, y por los grupos que pasaron de tocar en el pequeño escenario de la Costello a protagonizar algunas de nuestras listas de artistas favoritos.

JUEVES acústico

La primera en salir al ruedo fue Ana Muñoz. La ex componente del grupo Louisiana, nos ofreció un pequeño concierto en acústico, acompañada de su guitarra y un teclado. La cantautora está empezando a rodar lo que será el material de su próximo disco  y nos sorprendió con algunas de sus canciones más famosas como Complejo Sideral o Generosa. Tras Ana, llegó el turno de Nine Stories. Un simpático Nacho Ruiz nos hizo pasar una buenísima velada junto a su compañero y amigo Javier Peña, vocalista de Tripulante y Crucero. Nacho tocó canciones de sus dos discos editados hasta el momento, como Aloha Blue, una de nuestras favoritas, que forma parte de su álbum debut y homónimo, Nine Stories; o Long way till dawn de su segundo trabajo, Trafalgar. No podemos olvidar uno de los mejores momentos de la noche, gracias a la gran puesta en escena de Only She Knows, canción que cantó junto a su mujer, Alondra Bentley. El final de esta magnífico jueves fue para Alondra. Todo talento, carisma y dulzura encima del escenario. Le acompañaba Nacho Ruiz al teclado y la química entre los dos se podía palpar. Cantó algunas de nuestras canciones más famosas como Don’t worry daddy o Of All Living Creatures, Why a Human Being? y terminó con la mítica canción de Lovin’ Spoonful, Summer in the city, a dúo con Nacho.

VIERNES rockero

Un día más de Subterráneo, esta vez con dos grupos que dejaron de lado los acústicos para dar paso al guitarreo y la percusión. Los integrantes del grupo Calavera fueron los primeros en romper el hielo. Los zaragozanos nos presentaron los temas de su último trabajo, El monte del perdón y dieron a conocer a su nuevo bajista. Todo un portento, consiguió aprenderse todas las canciones en 4 días. La jornada del viernes acabó de muy  buen rollo gracias a los ritmos exóticos y pegadizos de Tripulante y Crucero. Se comieron el escenario y nos hicieron bailar al son de las sinfonías tropicales que tanto les caracterizan. Aún no hemos conseguido quitarnos de la cabeza el estribillo de Habana y evitar bailar al acordarnos de su Samba de Carnaval.

SÁBADO de letras

En este último día de miciclo comenzaron Superpez deleitándonos con unas canciones cargadas de sentimientos de su único disco América. Pudimos escuchar los acordes de algunas de sus canciones más íntimas como Todo va bien, Tantas noches o Nos delatan las calles. También nos presentaron al nuevo fichaje de su joven guitarrista. Tras unos cuantos nervios propios del directo, pudimos escuchar la esencia de Superpez. El siguiente fue Tórtel, quien se salió e hizo uno de los mejores conciertos del festival. Tras un concierto de infarto y unos problemillas técnicos, se despidió con su mejor canción Entonces sí que cantó junto al público y a su amigo David T. Ginzo, vocalista de TUYA. Por último, tuvimos a Elle Belga como cierre de este maravilloso miniciclo. La pareja formada por José Luis García y Fany Álvarez demostraron, una vez más, la riqueza de su música, de sus letras y de sus voces. Con su canción A galopar, homenaje a Paco Ibáñez, despedían una gran noche con todo el cariño de su público