The Walkmen de nuevo en Barcelona

THE WALKMEN

The Walkmen volvieron a Barcelona de nuevo. La banda, que ya había tocado en los conciertos gratuitos que se hicieron en la capital catalana relacionados con las actividades previas del Primavera Sound, recaló ayer, día 7 de noviembre, en la sala Bikini.

Posiblemente por esa razón, la sala apenas llegaba a la mitad del aforo. Los de Nueva York, vinieron a presentar su séptimo álbum de estudio, Heaven, que como los otros seis anteriores ha cosechado buena acogida entre la prensa, que no del público.

Realmente es una injusticia, ya que The Walkmen es una banda de músicos, y se nota sobre todo en el escenario. El sonido realmente bueno y la buena ejecución son marca de la casa. ¿Razones por los que el público no responde? Posiblemente por la carencia de un single más, aparte de The Rat, una de las canciones más esperadas de la formación, y cierta linealidad a lo largo de su carrera. Definitivamente, van a ser un grupo underground, y esa es su vocación e intención.

El grupo, que ya nos visitó hace un par de años en la sala Be Cool, se ha despojado un poco de esa actitud post-punk que les da ciertos momentos de rabia en, para pasar a terrenos más melódicos y reposados. Siempre apoyados por unos instrumentos clásicos, sin rasgos de modernidad ni electrónica, y buscando la complicidad y atención fija del público.

El concierto de hora y media y con un bis escaso y funcional de dos canciones, no pasó de ser correcto. Nada destacable más que la calidad musical, y ciertos momentos faltos de variedad rítmica que podían hacer el concierto un poco aletargado.

Puede sonar pesimista, pero da la sensación que a esta banda no la volveremos a ver en gira de clubs, y sí en festivales. En otras partes de Europa The Walkmen van a aforos más amplios con respuesta más popular, nadie quiere y más una banda con más de diez años de antigüedad, y que desde el 2008, la prensa se preocupa por ellos, ir a salas de esos aforos. Ese tiempo ya pasó.

The Walkmen seguirán su andadura en buena parte de Europa, Berlín, París, y obviamente, con las titánicas giras de su país de origen. Pero ese es su sino, lo que quieren y no preocuparse en exceso de los singles ni las canciones fáciles. Van a ir donde la gente los escuche y los mime.