THE VACCINES – THE VACCINES COME OF AGE

THE VACCINESEscuchando el segundo álbum de The Vaccines, el recién nacido Come of Age, se me ocurre que los británicos han firmado en él el disco que The Strokes llevan deseando escribir desde Room of Fire (no ha llovido nada desde entonces). Esta es la primera impresión a primera escucha del disco, empezando por No Hope, primer single y corte que abre la puerta al resto de su segundo trabajo.

Pero tranquilos que el segundo tema nos saca de dudas: The Vaccines van a su rollo. La regresión temporal que sufríamos con las canciones de su What did you expect se intensifica, como si aquel fuera un aperitivo de lo que nos iban a mostrar en éste. La banda decide entrar en materia y ponerse serios en cuanto a sus intenciones iniciales, por responder a la pregunta que ellos mismos se hacían: ¿Qué esperábais? Somos así. Si aquel fue una bandeja de canapés, Come of Age es el plato fuerte.

Pasemos a Teenage Icon. Aquí The Vaccines hacen referencia a las figuras masculinas del pasado que fueron en sus buenos tiempos ídolos adolescentes, bueno, el fenómeno no es nuevo, ya lo decía el gran Joaquín Luqui. Bien, pues el ídolo más reconocible y recurrente en cuanto a referencias aquí es el gran Frankie Avalon, de hecho es una canción de fiesta americana de los 50 y 60, tiene todos los ingredientes. En realidad estas referencias, como las de Frankie Avalon, explicarían que el Come of Age resulte una colección de canciones de rock clásico americano, un vinilo de portada coloreada, una foto de Instagram… todo esto hablando metafóricamente, claro.

Aftershave Ocean es un temazo, en mi opinión. Es una canción que me rompe los esquemas y me deja en mal lugar, pues es completamente distinta a todo lo que le haya podido escuchar a The Vaccines. Esta canción me suena más a California y a veranos en las playas de Venice o del estilo, pero también suena a cervezas en las calles de cualquier ciudad. Tiene una gran melodía. Casi podríamos decir que esta canción divide el disco en dos partes: los primeros temas suenan, como ya decía, a continuidad y de repente van, cambian y se hacen mayores. Tenemos por ejemplo Weirdo, que es una cancion que entiendo que se construye a partir de su gran bajo, instrumento en ocasiones olvidado y que aquí le da una coherencia melódica a una preciosa balada con tintes épicos.

La calidad vocal de Justin Young ha mejorado ostensiblemente si hacemos la comparación con el disco anterior. En éste muestra más registros y facetas de su voz que no había mostrado hasta ahora ni en grabaciones de estudio ni en directos. Esperemos que se deba a que realmente ha mejorado y madurado y no sea cosa de la producción del álbum.

En resumidas cuentas, Come of Age supone una bofetada en la cara y con la mano abierta a todos aquellos que tildaban a The Vaccines de hype, flor de un día o de niños mimados de la NME. Decían que eran una moda pasajera y que pronto caerían en el olvido. Pues no. Come of Age es la intención de quedarse, de afirmarse como banda y de reclamar el hueco que han encontrado en la música como propio.

¿Que es más de lo mismo? Sí, pero no.

 

PUNTUACIÓN CRAZYMINDS: 8/10

Síguenos en Facebook:

¡Y también en twitter!