The Pains of Being Pure at Heart: “Belong sonará más americano”

THE PAINS OF BEING PURE AT HEART

Después de lanzar su album debut en el 2009, de título homónimo, The Pains of Being Pure at Heart pasó de ser un grupo indie de Nueva York a ser reconocido en todo el mundo. Tras las comparaciones que se les hizo con Joy Division o My Bloody Valentine, con el nuevo trabajo, que llegará el 29 de marzo a nuestras manos, la intención del grupo es sonar más americano, según afirman en declaraciones para la revista Spinner.

El nuevo trabajo tendrá el título de Belong, y su guitarrista, Kip Berman, nos cuenta cómo ha sido la elaboración, las influencias, su infancia y sobre todo, su nuevo disco: Creo que nuestro nuevo disco no es realmente tan diferente al primero. Tal vez hemos intentado hacer un pop más ruidoso, y, si fuera una palabra, “feelingser

Hablando de las influencias para este nuevo trabajo: Queríamos que el sonido fuera más americano, porque somos americanos. Aunque realmente al final lo que quieres es hacer el disco de forma intuitiva, buscando el espíritu de la música que escuchamos“.

Para este disco, The Pains of Being Pure at Heart han trabajado con Flood y Alan Moulder, que también han trabajado con Smashing Pumpkins, U2, Nine Inch Nails o PJ Harvey: Trabajar con ellos ha sido increible. Nosotros no somos una banda para el descanso de la Super Bowl, pero ellos estaban muy felices trabajando con nuestras imperfecciones. Tampoco tuvimos ningún tipo de presión. Ellos se divertían trabajando con una banda pequeña que sólo pretende hacer un disco mejor del que realmente podíamos llegar a hacer“.

Respecto a la infancia relacionada con la música para Kip Berman, éste detalla: La música siempre ha sido mi vida. Aún hoy me parece poco realista pensar que puedo vivir de esto, pero siempre quise que fuera así. Mi mayor influencia cuando era joven fue mi madre. A ella le gusta Leonard Cohen, David Bowie y Keith Richards. A mí también me gustan. Aunque no creo que de niños deban empujarnos a la vida del “artista”. Yo jugaba a la consola, veía Beavis and Butthead y escuchaba Smashing Pumpkins, Nirvana y Weezer. Con los colegas me tiraba horas hablando de este tipo de bandas y de la anarquía”.

“Puede que no seamos una banda típica de Nueva York. Nuestro sonido no está relacionado con la mayor parte de los sonidos de aquí. Pero me encanta vivir en Nueva York. Puedes ver a un montón de grandes bandas en concierto. Y hay una infinidad de pequeños lugares, de fácil acceso, que siempre tienen una buena muestra del sonido Brooklyn. Hay toneladas de bandas locales haciendo cosas que realmente me gustan, y no puedo imaginarme viviendo en otro lugar. ¡Me encanta!”, añade.

Para finalizar, Kip Berman, guitarrista de The Pains of Being Pure at Heart, se pone un poco más melancólico: Para mi, éxito es tocar la música que nos gusta. Eso es lo que realmente importa. Si no estuviera tocando con The Pains of Being Pure at Heart, sería una persona muy triste.”

Escrito por
Más de CrazyMinds