The Drums acusan a la escena indie de perder su identidad

A día de hoy podemos afirmar con rotundidad que The Drums no tienen entre sus libros el ejemplar de cómo hacer amigos.

No es que hayan cargado contra alguna banda o artista concreto, es que han arremetido contra el conjunto de formaciones indie en general. Los de Brooklyn han acusado a la escena de cierta ligereza a la hora de hacer colaboraciones. Jonathan Pierce en concreto, insinuaba a NME que el dinero estaba detrás de todas estas uniones, cada vez más frecuentes y en ocasiones injustificadas, algo de “mal gusto”. Otro miembro del grupo, Jacob Graham, afirmaba que esta situación esta causando en las bandas una pérdida de identidad, justamente lo opuesto a sus preferencias.

En cuanto al futuro inmediato de The Drums, parece ser que no lo hay, al menos a corto plazo. Planean tomarse un descanso antes de comenzar con su tercer trabajo tras Portamento, que vio la luz el pasado septiembre. Las razón de este parón es muy simple, cansancio puro y duro. La carretera ha desgastado sus cuerpos desde 2010 y la conclusión es tan obvia como pragmática, parar de rodar.

Pero no todo son broncas y descansos, también han tenido tiempo de escribir dos nuevos temas que todavía no han bautizado, aunque aseguran estar enamorados de ellos. Lo único que han asegurado es que se quedarán en el tintero durante un tiempo y que, tomando como referencia Portamento, se atreverían a definirlas como orquestales.