The Beatles todavía le quitan el sueño a Allan William

Llamado como el mayor perdedor de la industria musical, el promotor Allan William ha reconocido que justo antes que The Beatles llegaran a la fama, él mismo vendió los derechos para representarlos por £9 a Brian Epstein.

Vamos, una ganga para el segundo y una gran putada para el primero. De hecho, Allan William ha declarado que todavía, después de 50 años, el tema le quita el sueño y que de todas formas, y a pesar de su gran pérdida, está orgulloso de haber participado en esa “revolución musical” de los 60.

Vamos, que quien no se conforma es porque no quiere.  Es más, ¿por qué no sacarle partido a esta pérdida? ¿por qué no algún laboratorio farmacéutico que venda pastillas para dormir lo ficha como reclamo publicitario?