Streamings de Perfume Genius, Leonard Cohen y Tweedy

Si eres de los impacientes, si no puedes esperar a que los discos estén en los estantes físicos o virtuales, si eres de los que les gusta fardar de ser de los primeros (bueno, en caso de que lo estés leyendo ahora, no serás de los primeros) o quieres quitarte el mal sabor de boca de Songs of Innocence (Universal, 2014) y aún no te ha dado tiempo de borrarlo de tu iPod, a continuación te indicamos cómo disfrutar de algunas de las novedades más jugosas que saldrán en unos días.

Empezamos con Mike Hadreas, es decir, Perfume Genius, que nos demuestra que es mucho más brillante de lo que él reconoce. Too Bright (Matador, 2014), su tercer largo, es un excelente artefacto de precisión donde Hadreas alcanza la excelencia en el aspecto lírico y revela una sensibilidad entre la amargura y la atmósfera etérea en el espacio sonoro. Podéis escucharlo en el siguiente enlace.

Del joven artista de Seattle al veterano poeta y cantautor de Montreal Leonard Cohen. A sus 79 años (¡y por muchos más!), tras remontar unos años complicados, Cohen presenta Popular Problems (Sony, 2014). La inmanencia de su filosofía, inseparable del espíritu de un artista que ha trascendido varias generaciones, igual no sorprende ya a nadie, pero sigue emocionando como hace más de cuarenta años. Entre el rock y el folk, la banda, los arreglos de violín e la canción de autor más intimista, el nuevo disco abarca un amplio abanico estilístico en poco más de 35 minutos. Puro Cohen. Podéis disfrutarlo pinchando aquí.

Un artista joven, otro veterano… ¿y un grupo que combina joven y veterano? ¿Padre e hijo, además? Tweedy es el (poco original) nombre de la formación del lider de Wilco, Jeff Tweedy, y su retoño y batería Spencer. El primer álbum “de familia”, Sukieare (dBPM, 2014), combina la precisión metrónimica (y en parte compulsiva) de las melodías de Wilco con la inmediatez del rock más juvenil y setentero. Suponemos que, aparte de guiar y aconsejar a Spencer en el arte de la música, Tweedy le ha servido a Jeff para relajarse un poco y dar rienda suelta a la tensión narrativa de Wilco a través de la pasión guitarrera. Podéis comprobar el resultado en el siguiente enlace.