SOULSAVERS – THE LIGHT THE DEAD SEE

TheLightTheDeadSeeAl fin ha llegado la continuación de Broken, el anterior disco de Soulsavers editado en el 2009. Si bien, antes contábamos con la colaboración estimable de Mark Lanegan, entre otros cantantes, en este The Light The Dead See (2012) tenemos a Dave Gahan de Depeche Mode como cantante único de todo el disco. Todo un lujo.

El grupo sigue con su estilo oscuro entre depresivo y atmosférico, mezclando el rock, el ruidismo, la electrónica y el gospel. En cierto modo, parece que nos encontremos con una segunda parte de Broken, aunque más homogénea, en gran parte gracias al hecho de que Gahan está presente en todo el metraje, y con una línea muy clara de canciones de tempos lentos e incluso minimalistas en algunos momentos. Para los seguidores de Depeche Mode, es muy posible que esta entrega les recuerde a unos de los discos más negros de los mencionados, ese Songs Of Faith And Devotion (1993), donde la electrónica cedía el paso a melodías ceremoniosas con gran protagonismo de su vocalista y de las coristas que acompañaban algunos temas. Y así sucede también en esta entrega de Soulsavers.

Pero los paralelismos no acaban en el terreno musical. Los temas son un tortuoso camino hacia la perdición, la esperanza, la fe y el carpe diem con inmejorables ejemplos como el single The Longest Day, la búsqueda de la fe y la redención de Presence Of God, el optimismo desesperado de Just Try o la catarsis eléctrica de Gone Too Far, el tema más descarnado del disco.

Es un álbum asentado en la coherencia y el afianzamiento de un grupo en un sonido y una temática. Sus puntos en común con el mencionado disco de Depeche Mode son meramente anecdóticos ya que la banda no deja de lado su propuesta y continúan con su proyecto de rock experimental que seduce a vocalistas de la talla de los comentados. Así, esta cuarta entrega encantará a los oyentes de la banda, y quizás conseguirá la atención de otro tipo de oyente gracias al cantante, aunque la verdad es que un disco espeso y opresivo en su totalidad, que pueda tirar para atrás, pero al estar compuesto de unos temas realmente buenos, vale la pena darle tantas oportunidades como haga falta.

Después de su escucha sólo falta soñar con una gira, algo a priori poco irreal ya que Depeche Mode están por lanzar un disco y seguramente girar en breve… Aunque sus directos bien valen la pena sea Lanegan u otro cantante el que les acompaña, nunca defraudan, igual que sus trabajos de estudios.

PUNTUACION CRAZYMINDS: 8/10