Sonorama Ribera (Jueves): Pura química sonora

Fue una lástima no poder llegar a los conciertos matutinos, pero la vida del indie es muy dura y casi siempre, está vinculada al pluriempleo.

Así que, recién llegados de Madrid, nos tiramos literalmente a las taquillas ansiando nuestras acreditaciones.

Nuestra primera parada se la dedicamos a Marlango, que aunque su actuación corrió riesgo de cancelación porque las nubes acecharan, pudieron acabar sin problemas. Estuvieron correctos, siempre con este toque elegante y cotidiano que ofrecen sus repertorios. No están hechos para animar, pero tampoco se lo exigimos y decidimos navegar entre pensamientos.

De ahí saltamos al escenario Castilla y León donde nos esperaban los gijoneses Australian Blonde, banda creada en los noventa por Francisco Nixon y que han pasado por un largo periodo de letargo, regresando a la escena musical como conjunto en 2014, año donde hemos podido descubrir You Kill Me, su álbum más reciente. Y para haber pasado tanto tiempo, la banda ha envejecido muy bien, tanto sus temas como su potente directo. Notable alto para esos chicos, muy mítico escuchar de nuevo Chup, Chup.

Australian Blonde - crazyminds.es

La noche nos deparaba una incógnita y una grata sorpresa en el marco de Morente Vive. Aunque el show comenzó más basado en la parte flamenca, tornó hacia la más absoluta de las psicodelias gracias a la intervención de Los Planetas y a Antonio Arias (Lagartija Nick) en la última parte del concierto. Quizás fue el concierto más emocionante que hemos vivido en tierras arandinas jamás. Los pelos como escarpias al ver a la gran familia granadina sintiendo cada verso, cada nota, los ritmos de la batería de Eric, las guitarras de Florent y Jota.

Impresionante.

Con esta intervención se demuestran muchas cosas: El Sonorama Ribera no pone límites y sí muchas ganas en ofrecer diversidad, ningún estilo está reñido y sobre todo, el legado de Enrique Morente es infinito y una gran fuente de inspiración para todo aquel que le prueba.

Morente Vive - crazyminds.es

Tras estar francamente tocados por las emociones vividas, nos pasamos a ver a Los Toreros Muertos y no nos vamos a engañar: Supieron sacarnos algunas sonoras carcajadas.

El escenario pequeño nos esperaba para Kuve, un buen soplo de aire fresco para la música independiente de la mano de Maryan Frutos y su banda, donde además nos ofrecieron algunos temas nuevos de los cuales pronto tendremos noticias. Buena adquisición para la nouvelle vague de bandas nacionales.

La noche avanzaba a la par que el frío se volvía casi infernal, pero ¡Estamos en la provincia de Burgos! Turno para Dorian que siguen conmemorando sus 10 años y un día por todas las tablas que se les presentan. No fue su directo más memorable, estuvieron  a la altura: Festivos y alegres interpretando las piezas clave de su extensa discografía.

El último concierto era muy deseado y es que era una jornada de celebraciones: La Habitación Roja debía una visita al Sonorama Ribera y más en el año de su vigésimo aniversario. Aunque sus conciertos no decepcionan, sonaron menos potentes que en otras ocasiones y el repertorio podía haber sido más representativo dada su vasta lista de grandes canciones, pero siempre los recibimos con los brazos abiertos. Lo que más nos gustó fue su despedida: “Hasta mañana, Sonorama” dejó una puerta abierta a una jornada venidera que comenzará de la mejor manera siguiente.

La Habitación Roja - Crazyminds.es