SONORAMA (JUEVES): Triángulo de Amor Bizarro triunfa en la primera jornada

FOTOS: Sonorama 2011

El viaje a Aranda de Duero, sabiendo que comienza el Sonorama, es algo tremendamente atractivo. El atropello de mariposas y diversos bichejos acaba siendo incontable. La sonrisa no quiere escaparse de tu cara.

En la llegada me fije que había ya bastantes ‘sonorámicos’. Muchos coches y movimiento. La explanada para aparcar ha crecido, y eso favorecerá la comodidad de los asistentes al evento. La estructura de los escenarios sigue igual que siempre, algo aparentemente normal y que no debe cambiar.

Las sonrisas que no quieren escaparse arrancan el festival. La Sonrisa de Julia dan un preciosista concierto que musicalmente considero que mejora claramente la calidad que presentan sus discos. Aún no hay mucha gente viendo el concierto, que ve a Víctor arrítmico en sus bailes, pero vibrando como el resto del grupo, que acompañan al sol mientras se empieza a esconder. Los últimos rayos y la fuerza del grupo incendian Aranda nada más empezar.

En la carpa Future Star suena Ente, dando un concierto heavy y violento, con poca afluencia de público. La segunda guitarra sufre problemas de sonido, una tradición en Aranda, pero mientras salgo de la carpa, me fijo que durante unos minutos, aquello no ha sido Future Star. Ha sido Future Hell.

El escenario Ribera se estrena con Eladio y los seres queridos. El público recibe el concierto con muchas ganas, y los temas de su último disco, Están ustedes unidos, hacen palpitar el asfalto de la Ribera.

Nueva visita al escenario Future Star, antes de las 10 de la noche, para ver a los vallisoletanos Margot, quienes ponen muchísimas ganas sobre el escenario, y ese ánimo era muy contagioso. Parecía que la gente aún no se había enterado de la existencia de esta carpa, pero la complicidad que los componentes de Margot tuvieron con el público fue notable y sumamente agradable.

Uno de los veteranos, Coque Malla, aterrizó en el escenario, mientras Iván Ferreiro twitteaba que venía a verle. No pudimos disfrutar de su compañía. Nico, guitarrista de Coque Malla, da lecciones musicales a los asistentes y así se lo reconocen. Con el tema Lo intenta, la entrega ya es total, y el veterano bozo es tan convincente como se esperaba.

No nos dió mucho tiempo para ver a Sick Devils, en una nueva visita a la carpa Future Star, pero el psychobilly y la voz de Isra, tremendamente profunda, cala hondo en los oídos del público.

El Sonorama es un festival de consagraciones, y la primera llega a eso de las 22:30 de la noche. Miss Caffeina aterrizan con unas pintas dignas de mención. Pañuelos al estilo Guns’N Roses en rojo y negro, y Alberto, cantante del grupo, sale con un parche maquillado “ideal”. Su música es coreada por cientos de fans, y las ganas de los madrileños (ahora también granadinos y barceloneses), es irresistible. La imposibilidad del fenómeno da para mucho single, y sus temas son enérgicos y puros. Zahara acompaña al grupo y se despide con un lindo beso a Alberto. Todo tan maravilloso, un final con tanta fuerza, que por fin todos tendremos que reconocer a Miss Caffeina como grupazo.

Lo siguiente fue La Frontera. Muchos años de sequía creativa sin editar material de estudio. Exactamente nueve. Pudimos ver como por Javier Andreu han pasado los años físicamente, pero el sonido cowboy que siempre han lucido sigue joven y limpio como el primer día. Los temas Juan Antonio Cortés y El Límite destacan más que los temas de su último disco Rivas Creek.

Hacemos una escapada al exterior, donde pudimos gozar de una escena sexualmente ardiente. Una joven con sus rodillas en el suelo hacía disfrutar del sueño de un chiquito que, en pie, disfrutaba sin vergüenza ninguna. Como veis, todo es posible en Sonorama.

Pero volvamos a la música. Llegamos a ver el inicio y el fin del concierto de Blame the Dog. Los extremeños hicieron lo que tenían que hacer, y dieron una imagen genial, de estilo, fuerza, pasión, suavidad… parece que saben como tratar a un hombre… y a muchas mujeres también. Para todo aquel que se lo perdió, destacamos el tema Sometimes, uno de los primeros del concierto, y uno de los mejores de su aún corta discografía.

Agresivos como siempre, Triángulo de Amor Bizarro. Bizarros y prominentes se les ve a los gallegos. Y disfrutando en el escenario. Isabel, Rodrigo, Rafa y Óscar consiguen que todo el público cercano a los altavoces se tenga que alejar y disfrutar en la distancia. Isabel, tan preciosa como siempre, destaca como la fémina del día. Lo malo es el sonido del escenario. Anteriormente, con Eladio y Miss Caffeina no había llegado al notable, y en el concierto de TAB, se nota que es más que mejorable. Una pena.

El jueves llega a su fin, y la elección no es sencilla. Sex Museum o Varry Brava. La experiencia rockera o el ritmo bailón. Intentamos ver algo de los dos, y creo que nos equivocamos. Ninguno decepciona, y los dos son nombres adecuados para cierre de fiesta. Una fiesta que nos deja levemente tocados. Pero como auténticos gilipollas, seguimos con nuestra sonrisa.

Escrito por
Más de Xavier López

Julieta Jones: “Nos enteramos de que sonamos en Radio3 porque alguien nos lo dijo y hace ilusión”

Charlamos con los chicos de Julieta Jones, una banda catalana que está...
Leer más