Sexo, mentiras y vídeo con Yatch

Yatch-Crazyminds.es

El supuesto “sextape” de Yatch ha resultado ser falso. Según una nota publicada en nuestra web el día de ayer, un video íntimo de la pareja formada por Jona Bechtolt y Claire L. Evans en el que se les ve manteniendo relaciones sexuales, se había hecho público sin su consentimiento.

A través de un comunicado publicado en su página de Facebook, el dúo decidió “aclarar” la situación y habilitar una página web para que los interesados en el audiovisual pudisesen descargarlo a un precio de 5 dólares. Así pues, toda la polémica ha resultado ser una campaña para promocionar su más reciente sencillo I Wanna Fuck You Til I’m Dead y el famoso “sextape” es el videoclip que acompaña al tema. Según declaraciones de la pareja, toda la situación lo que buscaba era “permitirnos jugar con la ciencia ficción, la economía, el periodismo amarillista y el fenómeno de los videos sexuales de celebridades”.

A pesar de resultar una ingeniosa manera de atraer la atención, medios y fanáticos han acusado al dúo de intentar trivializar la pornografía vengativa (publicar contenido sexual íntimo sin consentimiento de los participantes), a lo que la pareja replicó: “Nos resulta preocupante que los medios afirmen que esto se trata de pornografía vengativa, que nos parece moralmente repugnante y denigrante (…) lo que creamos es una narrativa de ficción donde no hubo ni violencia ni explotación”.