Sala Apolo presenta sus nuevos espacio e interesantes cambios en su programación

SALA APOLO

Buenas noticias para los amantes de la música en Barcelona. Apolo, club y sala de conciertos de referencia en el entramado cultural de la ciudad, presenta al público sus nuevos espacios y los nuevos objetivos de la sala después de las reformas estructurales realizadas durante estos últimos meses.

Tres son los espacios que ahora conforman Apolo: la Sala Apolo, que renueva servicios y accesos y mejora la calidad acústica con un refuerzo técnico al actual sistema de sonido, una nueva La (2) de Apolo, que amplía aforos y presenta un nuevo equipo de sonido y luces adaptada a las necesidades actuales, y nace La (3) de Apolo, una sala polivalente que es, a la vez, un proyecto destinado a la creación musical y visual y un espacio de distensión con barra propia.

Además, Apolo mejora las instalaciones generales del espacio con nuevos sistemas de ventilación (aires), nuevos lavabos y camerinos y nuevos accesos acondicionados para personas con movilidad reducida.

Después de las reformas, podemos hablar de una aforo total de 2.900 personas, repartidas en tres espacios con propuestas diferenciadas y conectados entre sí, que permitirán de este modo el flujo continuo del público.

Recordemos que la Sala Apolo fue fundada el año 1943 como salón de baile y con un largo recorrido que llega hasta nuestros días, siendo escenario de grandes nombres como Richard Hawley, Nicolas Jarr, Interpol, Aphex Twin, Laurent Garnier o Coldplay, entre muchísimos otros. Con una capacidad de 1.300 personas de aforo, es el espacio más emblemático del club.

La clásica Sala Apolo presenta un espacio renovado con mejoras en servicios y prestaciones, así como nuevos accesos adaptados a las necesidades de las personas con movilidad reducida. Los camerinos de la sala se reubican, facilitando la conexión con el escenario y el tránsito interno. Además se refuerza el equipo de sonido, con el objetivo de mejorar la calidad y la acústica del conjunto de la sala, permitiendo así que el sonido llegue sin interferencias en todo el perímetro.

Once años después de su apertura, La (2) de Apolo cerró este verano sus puertas con el objetivo de hacer una reforma íntegra de sus instalaciones y servicios. La (2) de Apolo ha albergado hasta el momento 4.211 conciertos de grandes nombres como Beach House, Four Tet, Niño de Elche o Skatelites, entre otros.

Después de la reforma, La (2) pasa de 350 m2 a una ampliación de 575 m2, lo que se traduce en un aforo de 800 personas en conciertos, una aumento significativo si lo comparamos con la anterior cifra de 355 personas. Por otro lado, la nueva sala permite adaptar su medida, con la posibilidad de reducir el formato a 400 personas en eventos con aforos reducidos.

La (2) de Apolo estrena disposición: nuevos lavabos. nuevos camerinos y una barra central, además de la lateral, que permitirá descongestionar el espacio. El equipo técnico de la sala se renueva con una nuevo equipo de iluminación y de sonido. En este sentido, La (2) de Apolo contará a partir de ahora con un retículo lumínico de gran escala que cubrirá prácticamente la totalidad del techo de la sala. Esta estructura se controlará con la tecnología de la startup de Barcelona ProtoPixel, que se dedica a diseñar productos de control lumínico dinámico y expresivo para el sector comercial. Gracias a esta tecnología, la estructura LED -de 400m lineales y 24 mil pixels- se podrá controlar punto por punto y permitirá desplegar ambientes lumínicos de gran impacto para acompañar la programación musical de la sala. Esta herramienta significa un cambio profundo en la manera en que se usa la iluminación en un entorno de este tipo, ya que permite crear y gestionar contenido desde la nube, operar mediante dispositivos móviles y sincronizarla con la resta de contenido visual de la sala (pantallas, proyecciones) de forma automática.

Por otro lado el nuevo equipo de sonido diseñado por d&b audiotechnik (http://www.dbaudio.es/) permite proporcionar la repuesta acústica adecuada a la nueva estructura de la sala mediante la configuración de altavoces que optimizan la calidad y homogeneidad de presión en toda la sala, con los sistemas de control inteligente más avanzados. Se actualizan, también, las superficies de control (mesa de sonido directo MIDES pro-2) al mismo tiempo que se complementa la dotación de microfonía y periféricos.

Otra gran novedad es la creación de La (3) de Apolo, con un aforo de 95 personas, como el nuevo espacio polivalente de Apolo destinado a la creación y a la innovación artística, un punto de encuentro entre profesionales del sector y el público.

Una abertura en el techo y una barra propia convierten La (3) en una sala abierta que se alimenta de la estética de la calle para ofrecer al público un espacio de distensión, donde reunirse, beber, fumar y conversar.

Estamos hablando de un espacio tranquilo y comunicado con las otras salas, en la que poder descansar o tomar alguna cosa entre concierto y concierto o en horario de club. De cara al 2018 está previsto que albergue una cabina de emisión radiofónica con contenidos propios de la sala y un estudio de edición de imagen. La programación de La (3) será diversa y tratará sobre la música y las artes visuales, con workshops especializados, masterclass, conferencias, exposiciones, mercados y conciertos en acústico.

Este proyecto abre una nueva vía de investigación para Apolo, que se extiende en contenido y programación y se convierte en un espacio vivo y en continuo movimiento.

Tras estas novedades en espacios y capacidad, Apolo crece también en contenido, abriendo sus puertas a nuevos conceptos, clubs y sesiones, ofreciendo al público programación todos los días. Ciclos como los peculiares Caprichos de Apolo continuarán en funcionamiento, así como los famosos clubs de entre semana Nasty Mondays, Blaster Disaster, Crappy Tuesdays, Caníbal Apolo, Cup Cake y el club de fin de semana Nitsa, todos ellos replanteados y adaptados a los nuevos espacios de la sala.

En este sentido la antigua La [2] de Nitsa, en la planta inferior de Apolo, se convertirá en Astin en horario de club, con un nombre que es un homenaje al bar que abrieron los creadores del club en el año 2000. Astin aportará a Nitsa una mirada hacia la música disco y house.

Igualmente, Apolo expande su programación hacia nuevos públicos con Escola de Rock, un nuevo ciclo de matinales familiares. El objetivo de esta propuesta es crear un espacio donde toda la familia pueda disfrutar de la mejor música pop y rock de las últimas décadas. Las sesiones contarán con un dj, un grupo profesional que repasará la historia del rock, talleres relacionados con la música y una banda de jóvenes músicos que se encargará de abrir el concierto, ofreciendo así la oportunidad de tocar por primera vez en un escenario profesional a bandas debutantes. Durante la sesión de Escola de Rock, y gracias a las posibilidades del nuevo Apolo, padres y niños podrán hacer la previa a los conciertos en La (3) de Apolo.