Régine Chassagne (Arcade Fire), premiada por su labor humanitaria

El pasado mes de abril la banda canadiense Arcade Fire fue premiada con el Allan Waters Humanitarian Award por su inconmensurable labor filantrópica, que, junto a la música, se ha convertido en una de sus prioridades. Ahora, siete meses después, ha sido uno de sus integrantes, Régine Chassagne, quien ha sido nuevamente reconocida.

La cantante de Reflektor ha sido nombrada Doctora Honoris Causa por la Universidad de Concordia (Montreal) 18 años después de licenciarse en Bellas Artes en esa misma institución. Este reconocimiento es, según fuentes de la universidad, el resultado de “su compromiso con Haití y su impacto en la escena musical internacional“.

La cantante, de raíces haitianas, es la cofundadora de KANPE, una organización benéfica destinada a proporcionar los muy necesarios fondos que Haití requiere para su reconstrucción tras el devastador terremoto que asoló el país en 2010.

No solo Chassagne se ha comprometido con el pueblo de Haití, sino que Arcade Fire en su conjunto ha recaudado alrededor de 9,6 millones de dólares para ayudar a sus habitantes a volver a la normalidad.

Además, Régine y el resto de la banda, incluyendo a su marido y líder Win Butler, han contribuido a la mejora de las condiciones sanitarias de los más desfavorecidos. Durante la última década el grupo ha donado un dólar por cada entrada de concierto vendida a la asociación sin ánimo de lucro Partners in Health, encargada de proveer cuidadossanitarios en las áreas de pobreza del mundo.