¿Queríais zombis? Ahí van dos de cada

MONOGRÁFICO ZOMBIES

Ya lo decíamos en la reseña de la novela Guerra Mundial Z: Una historia oral de la Guerra Zombi, los queridos muertos vivientes se han vuelto a poner de moda  y han resurgido con fuerza desde su despido de los ‘grandes titulares’ de la ficción allá por los años ochenta. En realidad, no llegaron a desaparecer sino que se convirtieron  en un auténtico subgénero del terror con fieles adeptos que hoy en día se han multiplicado y han llenado carteleras, dvds y páginas de libros y cómics. Ante la gran oferta de hoy en día, os ofrecemos algunas recomendaciones y pistas sobre títulos para introduciros o profundizar en el ‘bonito’ mundo caníbal de los zombis.

Pero como haría cualquier buen zombi ante una rica cena humana, vayamos por partes. El arquetipo de zombi que conocemos hoy en día se lo debemos a un grande del cine de terror, George A. Romero, con La noche de los muertos vivientes, que se convertiría en una serie de seis películas conocidas como The Living Dead. (No hay que decir que estamos ante una recomendación obligada si seguís interesados en esta temática). Con la historia de un grupo de personas que se refugia en una granja ante la resurrección y el ataque de los muertos, Romero marcó las pautas  de un género que evolucionaría en el escenario más recurrido y que se entiende como consecuencia lógica de la enfermedad zombi: el Apocalipsis donde reducidos grupos de supervivientes tienen que unir fuerzas o enfrentarse entre ellos. Hasta Romero estos seres eran más criados atados por magia negra (tienen un marcado origen en el vudú de Haití) que como la masa sin mente pero arrolladora que ha llegado a nuestros días.

Pero ojo, no todo el mérito es suyo. El director se basó en la novela Soy Leyenda  de Richard Matheson donde el último superviviente de Los Ángeles tras una guerra bacteriológica tenía que hacer frente al acoso de los infectados y de los muertos resucitados (Will Smith protagonizó la versión para cine más moderna; la primera fue de Vincet Price y se tradujo como El último hombre sobre la tierra; pero mi preferida, aunque alejada del argumento original, es la de en medio, El último hombre vivo, en original The Omega Man, con Charlton Heston; también tenéis la novela en versión cómic ). Romero unió la figura servil del zombi con la capacidad de propagarse de los vampiros para pasar a la historia. Después vendrían versiones más modernas como los zombis veloces e infectados de 28 días después o la versión del zombi inteligente y con remordimientos capaces de controlar a sus congéneres más tontos que se han propagado por los distintos formatos.

Entremedias, los zombis se han convertido en una presencia constante en la cultura popular: desde Thriller de Michael Jackson  hasta Los Simpsons que, en su especial de Halloween número tres (no sería el único), parodiaban La noche de los muertos vivientes (grande Homer cuando, a una exclamación de Bart de ‘Has matado al zombi de Flanders’, él responde ‘¿Era un zombi?’). Aquí van algunas recomendaciones de la multitud de títulos que hoy en día se pueden encontrar en cómics y libros.

CÓMICS

The Walking Dead de Robet Kirkman. Esta serie de cómics son los grandes culpables del éxito renacido de los zombis. Con su adaptación a una serie de televisión el interés por este género se ha disparado. Su gran atractivo reside en el estudio de sus personajes, en las motivaciones que les llevan a seguir viviendo en un mundo devastado, en hasta dónde pueden llegar… Nos narra el esfuerzo de un grupo de supervivientes en Norteamérica liderados por el policía Rick Grimes. Como ya indicamos, es un cómic que engancha, adictivo. Lo mejor: que todavía no se ha acabado y cada nueva entrega sigue sorprendiendo. Si queréis saber más aquí tenéis nuestra reseña.

Marvel Zombis: Hambre insaciable de Robert Kirkman y Sean Philips. El autor de The Walking Dead retomaría una idea del guionista Mark Millar (Kick Ass) en Ultimate Fantastic Tour en la que existía una realidad alternativa en la que los superhéroes se habían convertido en zombis. La verdad es que el cómic, una vez superada la anécdota de conocer a los héroes como auténticos monstruos no da para mucho más, especialmente si la comparamos con The Walking, pero resulta una lectura entretenida que consigue arrancar una sonrisa a los fans de la editorial (parte del chiste es que a los seguidores acérrimos de la editorial se les conoce precisamente como marvels zombis). Por supuesto, si no os gustan los superhéroes, ni os molestéis.

LIBROS

Guerra Mundial Z: Una historia oral de la Guerra Zombi. Ya hablamos de ella pero no es posible dejarla de lado al hablar de lo más recomendable en materia de zombis. Guerra Mundial Z  de Max Brooks es de lo mejor que se ha publicado en los últimos tiempos. La novela funciona porque, al igual que Kirkman en The Walking Dead pero elevándolo a otro nivel, elabora un retrato de la sociedad y a la política, de las reacciones de gobiernos y personas y de las guerras de la humanidad. Pero es que además consigue que devores las páginas hasta que se acaba. En nuestra reseña podéis conocer más sobre esta novela.

Apocalipsis Z de Manel Loureiro.  Orgullo patrio. La obra de este abogado de Pontevedra demuestra que en nuestro país se pueden escribir muy buenas historias sobre los muertos vivientes. Todo empezó como un blog en el que se narraba la consabida pandemia desde sus primeros días pero desde Galicia (en lugar de la acostumbrada América rural). El éxito del blog llevó a que la editorial Dolmen lo publicase en forma de novela y que Loueriro completase su trama con dos libros más: Días oscuros y La ira de los justos. La novedad del punto de vista español se muestra sobre todo en las dos primeras, que ahondan en las idiosincrasias hispanas ante el derrumbe de la sociedad; la tercera deriva más hacia la acción propia del resto de novelas zombis. Las ventas conseguidas por las novelas de Loureiro han llevado a la publicación de otros autores españolas como la trilogía Los Caminantes de Carlos Sisí que se lleva la acción a Andalucía. La obra de Sisí se deja leer pero no deparará ninguna sorpresa a los aficionados a este género. De hecho, gran parte de sus tramas se parecen sospechosamente a las creadas por Kirkman para The Walking Dead; incluso llega a copiar literalmente una de sus frases más dramáticas cuando uno de los supervivientes, ante la situación en que se encuentran, exclama ‘¡Nosotros somos los muertos vivientes!

Antes de irnos,  os dejo dos títulos de películas con la que podéis completar vuestra cultura zombi: Bienvenidos a Zombieland de Ruben Fleischer (definitivamente una de las más divertidas que he visto sin caer en la parodia) y REC de Jaume Balagueró y Paco Plaza (otra prueba de que en España se pueden hacer buenas historias; te mantiene en tensión de principio a fin).