¿Qué pasa con Everything Now?

Han pasado ya varios meses desde la salida del disco Everything Now, último trabajo de los canadienses Arcade Fire y su crítica campaña publicitaria que, sin embargo, no ha llegado a tener el éxito que en algún momento se pudo esperar.

¿Es realmente un álbum malo? ¿Todo el revuelo que le ha seguido es una parafernalia mediática?

Hace pocos días, el grupo fue entrevistado por The Guardian, y su líder, Win Butler, además de comentar aspectos alrededor de las ideas que componen el CD, se pronunció respecto a la leve aceptación que ha tenido.

“Una parte de mí espera que este disco sea nuestro peor bazofia, nuestra pésimo álbum”[… ]”Porque si lo es, entonces podemos ser la mejor banda de todos los tiempos. Es muy gracioso para mí “, agrega, riendo. “Si eso es lo peor que podemos hacer, entonces estoy en paz”. 

En relación a la campaña añade: “Quizás, en la era de Donald Trump y las fake news, la broma se vuelve un poco más trillada, un poco menos graciosa.  Parte de la respuesta crítica a los temas de los que estábamos hablando era: ‘¡Ya lo sabemos!'”, Admite. “‘¿Estás preocupado por las corporaciones? ¡Aburrido! “Pero miro el momento en que entramos. Tenemos una ‘reality star’ a cargo de los Estados Unidos, y todo lo que amamos y nos importa se filtra a través de esta increíble estructura corporativa”. Hace un gesto hacia mi iPhone sentado en la mesa. Hay algo distorsionado, dice, en la sugerencia de que una corporación como Apple podría considerarse tan benigna. “Me gusta: ‘¡Oye, no somos Exxon, somos los buenos!’ Todos lo hemos aceptado”.

ARCADE FIRE

Respecto a la calidad musical de Everything Now, cabe dar, en cierto modo, la razón a Butler. Obviamente, no roza el listón puesto por discos de escándalo como Neon BibleFuneral, pero calificarlo como un paso en falso es un grave error. Grupos del nivel de Arcade Fire se exponen desde el primer minuto a ser criticados con cualquier contenido, aún más cuando se trata de crear un CD conceptual, en el que todos los temas giran en torno a ese núcleo que es el “Everything Now”. No será ningún hito discográfico, pero ver cómo una banda trata de innovar y arriesgarse a hacer algo distinto mediante una idea central, debe ser elogiado. Que un trabajo así pueda llegar a considerarse “malo” dice mucho del grupo.

Por su parte, la campaña va correctamente de la mano del disco, aunque toca temas peliagudos. La promoción estaba centrada en hacer sátira del consumismo, las grandes multinacionales y la progresiva deshumanización que está experimentando la sociedad en la actualidad a causa de las anteriores(ideas claves del álbum). Busca poner en evidencia conductas modernas que abarcan la existencia en esta época, sin embargo es complicado evitar rechazo cuando se trata de hacer burla de temas que están tan arraigados que siemblan ya estar en segundo plano.

Cabe destacar algunas campañas publicitarias que sí que llegaron a tener más repercusión, como la de Radiohead con su último CD (enviando mensajes a fans por correo postal) o la gira anti-Trump de Prophets of Rage.

En definitiva, la agrupación ha intentado evitar conformismo mediante un concepto desarrollado por duplicado, que refleja a la perfección el ideal de la banda. Aunque esta dualidad no ha sido bien recibida,¿quién sabe si puede inspirar nuevas hazañas? Arcade Fire nutre de originalidad el panorama internacional, y así seguirá.

Written By
More from Jordi Sirvent

Los Planetas, Belako y La M.O.D.A favoritos de los X Premios MIN

Tras la fase previa donde votó el público, ha sido revelada la...
Read More