Prince abandona las redes sociales, ¿marketing o abandono definitivo?

PRINCE

Hace aproximadamente un par de meses Prince volvió a ser noticia en todos los medios de música, publicando dos discos nuevos. El primero de ellos, Art Official Age, en solitario y el otro, PlectrumElectrum, con su banda 3rdEyeGirl. Pero no tardó demasiado en volver a caer en la sombra de la atención mediática ya que no tuvieron demasiado éxito (en mi opinión el primero aún se salvaba, pero el segundo era bastante flojo).

Ahora, uno de los fundadores del Minneapolis sound vuelve a estar en las noticias de los portales de música. ¿La razón? De un día a otro ha decidido cerrar sus cuentas de Twitter y Facebook, vaciar todos los mensajes de las cuentas de 3rdEyeGirl y quitar gran parte de sus videoclips de Youtube. No se saben los motivos de que haya tomado estas decisiones. Además, en las últimas semanas, había incrementado muchísimo las visitas que había recibido los perfiles del artista en las redes sociales.

Algunos rumores apuntan al poco tiempo que lleva Prince con las nuevas tecnologías de la comunicación y sus dificultades por habituarse a ellas. Por ejemplo, un Q&A (preguntas y respuestas) que hizo en Facebook acabó después de varias horas con el artista solamente respondiendo a una pregunta. También, hace unas semanas, para celebrar el lanzamiento de sus dos nuevos discos, Yahoo! organizó una transmisión en directo del artista quien solamente cantó tres canciones (después de haber tenido una gran cantidad de seguidores esperando horas). Y un tercer ejemplo sucedió cuando en el twitter de 3rdEyeGirl se coló el rumor de un concierto en Toronto que acabó siendo mentira, causando el enfado de varios fans de la ciudad de Canadá.

Por otra parte, parece que pocas horas después del cierre, ha aparecido una cuenta en Twitter (nadie sabe si está afiliada a Prince) bajo el nombre de PurpleEssence, quien ha publicado la frase “B PATIENT FRIENDS” (sed pacientes amigos) junto un enlace del post de un blog en el que se anunciaba un nuevo disco de jazz/funk/soul bajo el mote de NPRQ. Por lo que también ha empezado a correr el rumor que el cierre de sus cuentas se debe a que está trabajando en un nuevo trabajo.

Las dudas y las especulaciones están servidas. La verdad es que, pensando cual de los dos rumores podría ser verdad, hay cosas que me fallan de ambos. Por una parte, si el primero fuera verdad, esto, hoy en día, se puede solucionar en un momento contratando a alguien que se encargue de llevarte las redes sociales y los canales de comunicación. No nos engañemos, en la actualidad, una cantidad importante de artistas lo hacen así. Por lo que me parece raro que el cantante hubiera decidido huir de esta forma del internet con lo fácil que lo podría haber arreglado.

Por lo que hace al segundo rumor, si el artista hubiera querido cerrar las redes sociales para concentrarse un nuevo disco, ¿por qué también quitar gran parte de sus videoclips de YouTube? Además, si ignoramos este pregunta, tampoco hubiera tenido mucho sentido cerrar sus cuentas por este motivo ya que, como he comentado antes, podría haber contratado a un community manager.

Lo único que se me ocurre es, por una parte, que se haya enfadado en general con la red y las políticas de las redes sociales. O, por otra parte, que todo forma parte de una estrategia de marketing para promocionar un futuro nuevo disco (prefiero pensar en esta teoría). Algo similar a lo que hicieron Daft Punk cuando empezaron a dejar pistas del Random Access Memories, cerrando su página web y dejándola en negro con la imagen del casco en el medio. De esta forma, el artista consigue que se hable de él y la gente empiece a sospechar y a preguntarse qué está pasando (un poco como está pasando ahora con la estrella de Minnesota).

Comentar que, aunque esta sea ahora mismo la teoría que más me creería (y la que preferiría más), me sigue haciendo dudar el hecho que también haya quitado el mismo día gran parte de su videografía de YouTube. Y también que hace muy poco que ha publicado nuevos trabajos; normalmente, una táctica de este tipo de marketing funcionaría cuando el artista en cuestión hubiera estado un largo tiempo sin hacer nada. Lo que está claro es que cualquier cosa que haga Prince siempre se merecerá un poco de atención. Y vosotros, ¿que versión os creéis más?